sábado, 13 de octubre de 2007

Día 13 de octubre

Ayer día 12 de octubre, como bien vio Glauka (¡qué perspicacia, la suya!) no posteé porque estaba de fiesta. En realidad me levanté con el ánimo un poco incendiario. El cuerpo me pedía rumba alternativa. No sabía bien si ir a derribar la estatua que la ciudad de Barcelona mantiene erigida al insigne negrero Antonio López (a quien no le alcanza la memoria histórica, que por algo fue el primer Marqués de Comillas: está mnemotécnicamente amnistiado) o ponerle un petardo al "Palau de la Virreina" que se encuentra en pleno corazón de las Ramblas, monumento a la ignominia, pues fue mandado construir por, ni más ni menos, que el Virrey Amat, mandamás del Perú. Pero con solo pensar todo lo que tenía que hacer, me quedé agotado. Así que me quedé en casa escuchando "La Perrichole" de Offenbach, mientras le lanzaba improperios y gritos de muy elevado tono. Finalicé el día quemando un retrato de Offenbach, por malo, por empeñarse en recordar lo que nadie debería saber.

18 comentarios:

  1. ¿Y por qué no la estatua de otros negreros con apellido más catalán?
    ¿Damos la lista? (Yo la tengo.)
    ¿Admitimos barco como animal acuático? ¡Ay! Perdón, ¿admitiomos alcoholo como esclavo negro?
    ¿Si España tiene una deuda histórica con Andalucía, entonces los catalanes tienen una deuda histórica con los negros de toda américa? O cuando el catalán vendía negros, ¿se transfiguraba en español?

    ResponderEliminar
  2. Con la "bonita" historia que tenemos a nuestras espaldas (la pela és la pela), sólo nos falta que algún nacionalista insensato demuestre que Colón fue catalán (y están en ello).

    No sé a qué viene tanto análisis de ADN y estudio de documentos para demostrarlo, la verdad. Basta con saber que se fue a Castilla a pedir financiación para que quede más que demostrado.

    ResponderEliminar
  3. Tumbaito, cálmese usted, que le va a dar algo... pero lo cierto es que alguien debería decir lo que le debe el modernismo catalán al comercio de esclavos. O quizás no...

    ResponderEliminar
  4. Arrebatos: La historia es una mujer sin sentido de la honra... una pelandusca que se va con cualquiera que le guiñe un ojo.

    ResponderEliminar
  5. No se me olvidará en toda la tarde lo de sus nociones de hoy, don Gregorio. Probablemente conoceré a alguien y me preguntará qué me pasa y le diré me tiene enferma todo lo que desconozco de esa malaputa. Claro, él no habrá leído estos comentarios y no entenderá a qué me refiero. Y verá... así más o menos fue la inspiración de la última vez. De este café me la saqué...

    besos

    ResponderEliminar
  6. La historia, no se si es una mujer....una pelandusca, como dice usted, pero lo que si esta protagonizada en casi todas las civilizaciones por hombres, asi que a la hora de ponerle adjetivos, seamos mas cuidadosos!.
    En cuanto a los adjetivos que definen a un negrero, no es ni su color, ni su apellido, ni su patria, sino su manera personal de hacer las cosas como individuo.
    Deuda!!, deuda creo que no tengo con nadie que me relacione con los americanos, mi familia no fue alli, asi que seran los antecesores de los que estan alli, quienes cometieron salvajadas, nunca es bueno cometer salvajadas, pero que revisen su arbol genealogico y veran, quienes fueron, quienes estan y quien debe pedir disculpas a quien, en todo caso creo que lo mejor es olvidarlo e intentar un futuro mejor, que por ahora no parece demasiado esperanzador.

    ResponderEliminar
  7. Aun estamos con estas... Gregorio, acabaste quemando a Hoffenbach... y casi nadie se ha dado por enterado.
    Estoy muy de acuerdo con tu prudencia esta vez, déjame advertir que con tanta quema no se nos queme el sofrito, tu me entiendes. Ya lo decia mi abuela: los ángeles no tienen dignidad.
    Seamos prácticas pués y salgamos silbando.
    Danesa porem

    ResponderEliminar
  8. En realidad quemé una fotocopia de un retrato de Offenbach y mientras ardía lo puse boca abajo, para no verlo arder.

    ResponderEliminar
  9. ¿Danesa como sabe su abuela, que los angeles no tienen dignidad? Ya es un tema dificil aqui abajo, no puedo ni imaginarlo, que en el mas alla es tema esta igual de mal.

    ResponderEliminar
  10. No se puede derribar la estatua del marqués porque por efecto dominó tendríamos que acabar derribando la Sagrada Familia, y otros edificios, indirecta consecuencia del mecenazgo familiar del marqués, por no hablar de Verdaguer. Y, qué hacemos con los turistas? Además, quién puede asegurar que alguno de sus bisabuelos no trabajó para algun negrero, además de como un negro?

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, el marqués NO era catalán, aunque vivía y trabajaba en Cataluña y parte del extranjero.

    ResponderEliminar
  12. Júlia: Efectivamente, todos tendremos más de un antepasado impresentable. Pero aunque seamos sus descendientes no por ello estamos condenados a ser sus herederos. Esto es exactamente lo que me duele de todo este jaleo de la memoria histórica tal como lo estamos planteando. A mi me gustaría un gran acto para asumirnos como descendientes d elas generaciones del 36 y, al mismo tiempo, para negarnos a ser sus herederos, lo cual significaría renunciar al fratricidio como forma hispa de expresión.

    ResponderEliminar
  13. Efectívamente, Doña Julia si lo uno entonces lo otro. Eso tiene que tener en mente Montilla cuando tanto se esfuerza en el derribo de la Sagrada Familia. Creo que se llama operación Ave.

    ResponderEliminar
  14. Renuncie usted a su herencia. Yo, no. Recibiré, puliré y acrecentaré todo aquello que reciba en herencia y, a mi muerte, otros lo recibirán, pulirán y acrecentará y, a su muerte, ...

    ¡Por los siglos de los siglos, Amén!

    ResponderEliminar
  15. Se llama operación Ave César, Tumbaito.

    Efectivament, no deberíamos cargar con las herencias peligrosas e indeseables, pero parece que hay interesados en reclamarlas constantemente y con intereses dudosos.

    ResponderEliminar
  16. Claudio

    Y los restos romanos, esos invasores, imperialistas y esclavistas.

    ResponderEliminar
  17. Claudio, lo que usted quiere hacer pasar como ironía, yo me lo he encontrado en la realidad. Pintada en una pared de la catedral de Pamplona: "Si no los romanos pudieron con nosotros, ¿cómo lo van a conseguir esos lechuguinos de españoles?"

    ResponderEliminar

Acting White

En El Subjetivo