lunes, 25 de septiembre de 2017

Intranet

La cosa esta de las redes sociales te ofrece la posibilidad de elegir afinidades y de esta manera ir construyendo tu red dentro de la red, para echarla en un brazo menor y casi circunstancial de la corriente dominante, donde se encuentran personas como Daniel Capó con las que uno puede pararse de vez en cuando a contemplar la marcha de las estrellas y sus espacios infinitos mientras las ranas croan a nuestro alrededor sus letanías habituales.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Trotsky era un quejica

La prueba: esquina inferior derecha:


Sobre la utilidad de los filósofos y las filosofías

A estas alturas de mi vida no sé muy bien qué opinión tengo sobre el valor de la filosofía. Me hace dudar el hecho de que haya tantas personas alabándola y dando por supuesto que "el poder" la está eliminando de las aulas para evitarse tener que lidiar con ciudadanos críticos. No sé... no sé... Siguiendo los discursos de algunos filósofos, dudo que la crítica por sí misma sea un valor. Más bien , especialmente entre los filósofos, suele funcionar como un blindaje: "Miren si tengo pensamiento crítico que voy a decir una barbaridad y me voy a quedar tan a gusto." 

Sartre decía que el intelectual es un tipo que tiene por oficio meterse donde no le llaman. Me parece una opinión más narcisista que sensata. 

En realidad leemos a pocos filósofos. Leemos especialmente a aquellos que nos ayudan a dar forma a nuestras intuiciones es, decir, que van dos pasos (por lo menos) delante de nosotros, pero que caminan en la misma dirección. Y los leemos... porque no tenemos otro remedio. Porque estamos infectados del virus de la lectura.

Los leemos, además, porque nos cuesta pensar por nosotros mismos y necesitamos su ayuda. No hay nada más difícil que pensar... que pensar bien, claro.

El efecto más claro de la filosofía es la miopía.

Estos días varios periodistas me han preguntado sobre la importancia de la filosofía para ser un buen padre. Me parece una pregunta estúpida. Para ser un buen padre no hace ninguna falta la filosofía. De hecho, creo que no hace falta más que para ser un buen filósofo... y, como acabo de decir, no sé muy bien cuál es la importancia del filósofo.

Sí sospecho que hoy sólo es un filósofo de fiar el que tiene muchas cosas que callar.  


sábado, 23 de septiembre de 2017

Galdós pedagogo

"Aguardar para la educación de la criatura a que ésta diga: 'Llévenme a la escuela, que tengo muchas ganas de ser sabio', es fiar nuestros planes a la infinita pachorra de la eternidad".
- Galdós, Soñemos, alma, soñemos.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Con mi nieto Gabriel, pasando a la posteridad

Donoso en el Congreso

El 30 de enero de 1850 Donoso Cortés pronunció un discurso el el Congreso de los Diputados conocido con el nombre de Discurso sobre Europa, del que dirá Baralt tres años más tarde: "Cediendo a un impulso irresistible, aplaudimos todos..., si no convencidos y persuadidos, penetrados de admiración al talento de aquel varón singular y del respeto que infunde aun a los entendimientos más escépticos la natural altivez y el desenfado de una convicción profunda".

sábado, 16 de septiembre de 2017

Unamuno habla en Oxford

"Aunque habló en castellano el público le seguía bien, si no el pensamiento (¿quién es capaz de seguírselo al Sr. Unamuno?), al menos la palabra. Una palabra desafectada, pero reventona de autosuficiencia filosófica".

En la revista Acción Española. Número 86 de marzo de 1936. Yo intuyo en estas palabras la pluma de  su director, Maeztu.

He llegado a este número de Acción española buscando un texto titulado "C'est la faute á Voltaire", que es el segundo capítulo de este libro:


Madelin es uno de esos historiadores franceses que escribe tan bien que convence por su estilo tanto o más que por sus argumentos. En cualquier caso "C'est la faute á Voltaire" hubiera complacido a Burke y entusiasmado a Leo Strauss.
-->

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Nuestra Señora de la Lectura Lenta. El retorno.


"Notre Dame de Grasse". Autor anónimo de la segunda mitad del siglo XV. Musée des Augustins, Toulouse (gracias, gracias, gracias, B.).

Algo está rumiando María, que se le ha ido el santo al cielo. ¿Quizás alguna sentencia que acaba de leer? Sujeta con la mano izquierda al Verbo hecho carne, pendiente de algo que no vemos, y con el brazo derecho al Verbo hecho letra del libro, cerrado. María se ha ausentado, está en sus cosas, ensimismada, dejándose llevar por un pensamiento quizás melancólico, vista su mirada.... Aunque pudiera ser que sólo esté pensando en ir al mercado del pueblo a comprarle un juguete a su niño, para que tenga algo más que los juguetes de madera que le hace su padre... no lo sé, pero me gustaría preguntarle:

Dove vai? chi ti chiama
Lunge dai cari tuoi,
Bellissima donzella?



martes, 12 de septiembre de 2017

Un gran oficio

"Pobre me vi entre los pobres, porque yo carecía de virtudes guerreras o cristianas.
Un monje, un día, dedujo, mirándome a la cara, mi origen musulmán. Me llamó y me dijo:
- Tú perteneces a la gente del Sur. Harapiento vas y no estás tullido. ¿Qué oficio practicabas entre los tuyos?
- Señor, nunca tuve oficio. Amaba y leía."

J. Moreno Villa, Evoluciones.

No tengo ganas de escribir nada

Me limito a leer. Ando entre Pierre Vilar, Antonio Capmany y Jaime Balmes. Los tres me ayudan a delimitar el agujero negro de lo que no entiendo.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Dedicatoria

Dedicatoria del Elogio de las familias sensatamente imperfectas:


En la segunda edición de un gran libro

Daniel Cabeza de Vaca Hernández, ex-consejero de la judicatura federal mexicana, escribe sobre la segunda edición del libro Actuaciones ministeriales en el homicidio de Leon Trotsky, de mi querido amigo Martín Gabriel Barrón Cruz, criminólogo mexicano. He tenido el honor de contribuir a esta segunda edición con un extenso capítulo al que hace una generosa referencia Daniel Cabeza de Vaca, nieto del fiscal del caso Ramón Mercader, muerto en sospechosas circunstancias.

En El Universal

lunes, 4 de septiembre de 2017

San Pepe Mujica

El amigo Bacon escribe lo siguiente en su comentario al post anterior:

"Tenemos problemas en Secundaria. A mi juicio, dimos una batalla y por ahora la perdimos aunque está planteada. Tenemos un desprecio muy grande por el conocimiento manual, por la formación de oficios. A todos los chavales les pedimos lo mismo, tanto si van a aprender un oficio o si quieren hacer secundaria y pasar a la Universidad. A todos les hacemos pasar por lo mismo. Y hay muchos chicos que se aburren y que nos piden aprender algo que les sirva para ganarse la vida. Se está multiplicando la matriz de las escuelas que tienen que ver con los oficios y tiende a decaer la secundaria tradicional. 

Es como si la gente nos estuviera diciendo: déjate de tanta historia, no me explique lo que es Amenofis IV ni lo que es la Atenas de Pericles y dame un instrumento que me sirva para ganarme la vida. Que después, si me gusta, ya veré si leo a Pericles o a Amenofis IV o me hago especialista en soldadura de aluminio. 

La gente necesita instrumentos para ganarse la vida rápido. Y nosotros somos hijos de una vieja formación francesa muy apegada a la humanística. La carrera que más se multiplicaba hasta ahora era abogacía. Por suerte, ahora ha empezado a decaer. Nos faltan técnicos de todo, ingenieros de todo. Tenemos falencia de ingenierías en todas las ramas, de veterinarios y nos sobran contadores, abogados y escribanos"

José "Pepe" Mujica, ex-presidente de Uruguay y santo laico progre, en una entrevista al programa de TVE "En Portada".

Y se pregunta Bacon a continuación: "¿Qué diría nuestra izquierda si eso mismo lo hubiese dicho un ministro del PP?"

La respuesta es obvia, así que no me detendré en ella. Lo que quiero comentar es que el pasado septiembre recibí una invitación para viajar a Uruguay a discutir del derrumbe de la educación uruguaya. Hablé con bastante gente, lei cuanto pude y finalmente, pude hacerme una idea de la situación educativa del país. Diré, de paso, que me encontré con muchos uruguayos dispuestos a hablar de Pepe Mujica. Pero ninguno me habló bien. Pero no es eso lo que importa. Lo que importa es que Uruguay, que tuvo uno de los mejores sistemas educativos de Hispanoamérica, tiene hoy un sistema educativo desastroso, que empeora año tras año. Los políticos de izquierda han intentado arreglarlo invirtiendo más dinero. Sin embargo las causas del fracaso están claras para todos los que tengan dos dedos de frente y no pasan por el incremento del gato público, sino por los criterios de asignación de plazas a los docentes. Lo que ocurre es que falta valentía para afrontar la realidad. En Uruguay no tienen problemas en secundaria: más bien no tienen ningún sector educativo sin problemas. Por eso son tan escandalosas las palabras de Pepe Mujica, que tiene la habilidad, eso sí, de situar los problemas de tal forma que siempre pueda decir sobre los mismos una palabra tan beata como ineficiente.

Una materia anticuada y elitista


La "puesta al día" de la didáctica de la filosofía. 1

Traigo al Café de Ocata en varios apuntes (que no serán menos de 5) el texto de mi discurso en la inauguración de III Congreso Internaciona...