lunes, 21 de enero de 2019

Joyas parlamentarias. 7. El debate de la Constitución del 78

Recojo algunas de las muchas e interesantísimas cosas que cuenta Luis Carandell en El show de Sus Señorías:

I
Xabier Arzallus justificó su voto favorable a la monarquía con un argumento kantiano basado en la diferencia entre la razón pura y la práctica.

II
Heribert Barrera justificó su voto contrario a la monarquía diciendo que "todos los países europeos son republicanos, menos...."


III
Las dos únicas palabras en catalán que se oyeron en las Cortes durante los debates constituciones las pronunció Manuel Fraga: "No fotem".

IV
Fraga a Peces Barba: "tiene razón, pero tiene poca y la que tiene no vale nada".

V
Cuando la Comisión Constitucional terminó sus trabajos, los diputados y los periodistas jugaron un partido de fútbol. Antes del encuentro, Peces Barba declaró: "Desmiento categóricamente que el resultado de este partido fuera pactado anoche en una cena". A algunos, este partido les pareció una frivolidad. Pero si algún gesto servía para mostrar las diferencias entre la constitución del 78 y la del 31, era éste. Resultaba -y resulta- imaginable un equipo de fútbol que, aunque fuese para jugar un amistoso, alineara a Maura, Gil Robles, Largo Caballero, Companys, Indalecio Prieto, Sainz Rodríguez, Besteiro...

VI
Cuando sea votó la inclusión del término "nacionalidades" en la Constitución, Peces Barba declaró que ese gesto contribuiría de forma decisiva a hacer de la historia de España una historia -¡al fin!- aburrida.

VII
Palabras de Tierno Galván sobre la Constitución: "En España está acabando la concepción de la convivencia como tragedia."

VIII
Cuando Xirinachs defendió en el Senado su idea de una confederación de los pueblos de España, pidió que Gibraltar fuera devuelto a... Andalucía.

Joyas parlamentarias. 6. Chiste de Fraga

Arremetió Fraga en una sesión contra Óscar Alzaga por haber pronunciado mal el nombre del queso Stilton. Por lo visto el de UCD pronunció "Stailton". Fraga no desaprovechó la ocasión para colar en su reprimenda uno de sus chistes. Contó muchos, pero éste me ha hecho gracia: "Había un buen hombre que decía que el idioma inglés es tan difícil que se escribe Shakespeare y se pronuncia Schopenhauer".

domingo, 20 de enero de 2019

Joyas parlamentarias, 5. Luis Tapia

Don Luis Tapia, cronista parlamentario de izquierdas, hacía versos con lo que veía sucederse en las Cortes. En la prensa sus crónicas rimadas aparecían bajo el título de Coplas del día. Después, agrupadas, Tapia las fue publicando como Coplas del año.



Ha habido cronistas a los que ha molestado mucho la cháchara parlamentaria, que Donoso consideraba propia de "la clase discutidora", como definía a la burguesía, que, a su parecer, discutía y discutía para posponer decisiones y, de esta manera, conseguir que los hechos, al precipitarse, hicieran las decisiones inútiles. Pero también ha habido quien ha considerado que las discusiones parlamentarias, cuanto más largas y prolijas mejor, porque mientras Sus Señorías discuten, no hacen leyes. Luis Tapia era de los primeros:

“¡Oh, diputados sin par
en la charlatana grey!...
¿Quieren ustedes callar
y votar alguna ley?”

-Luis Tapia, Coplas del año (1920)

Yo soy, más bien, de los segundos, por eso me atrevo a replicarle al poeta:

Pues mirando al Parlament,
ruégoles, oh, diputados,
no voten ninguna ley,
y déjennos como estamos.

sábado, 19 de enero de 2019

Joyas parlamentarias, 4. Fernández Flórez.

El reglamento de las Cortes constituyentes de 1931, en su artículo 41, permitía la celebración de “sesión secreta (...) cuando las cortes hayan de resolver sobre asuntos concernientes a su decoro o al de sus individuos, y también cuando lo exijan, a juicio de la Mesa, las materias que hayan de debatirse”.  En estas sesiones se cerraban con llave las puertas de las tribunas y en las que dan acceso a los pasillos se colocaban los ujieres para no permitir el paso a nadie que no fuera diputado.

El gran Wenceslai Fernández Flórez era cronista parlamentario en aquellas Cortes -¡y qué magnífico cronista, qué fino, qué agudo!- cuando tuvo lugar la primera sesión secreta. Al día siguiente (11 de noviembre de 1931) en el diario ABC aparecía la siguiente nota de redacción:





Hay que decir que en las Cortes constituyentes de la democracia también hubo sesión secreta. Tal consideración tuvo la reunión que tuvo lugar el 22 de agosto de 1978,. que fue la primera de los ponentes de la constitución de 1978.

Joyas parlamentarias, 3. Romanones por Azorín.

Azorín describe al Conde de Romanones.

Hay unanimidad en considerar a Azorín uno de los más notables cronistas parlamentarios y el primero que introdujo la literatura propiamente dicha en sus crónicas. Tenía el olfato literario muy fino y sabía cuándo aquel nimio detalle que se les escapaba al resto de cronistas, describía con más fidelidad que sus crónicas lo que realmente había sucedido en la cámara y, especialmente, el ambiente de las sesiones. Como muestra, aquí está un botón, que tomo prestado de El show de sus Señorías, de Luis Carandell.

Todas las tardes nosotros presenciamos en la Cámara popular un pequeño espectáculo. Se trata de la corta peregrinación que el señor conde de Romanones se ve precisado a hacer para ir desde el despacho de los ministros al banco azul o bien desde el banco azul al despacho de los ministros."

Varios diputados se agolpan ante el señor conde y él reparte apretones de manos. Todos son amigos del señor conde, todos aprovechan su paso para saludarle, para recordarle antiguas promesas. Azorín escribe: ¡Caramba, Fulánez, le grita el conde a uno, tanto tiempos sin verle! y le echa el brazo sobre el hombro y le golpea cariñosamente la espalda. ¡No olvido eso, Mengánez, le vocea a otro, lo tengo bien presente! ¡Queridísimo Zutánez, exclama ante un tercero reteniendo su mano entre las suyas y dedicándole la mejor de sus sonrisas, sabe usted que se le quiere más que a nadie! ¡No me diga usted nada!, se apresura a decir a un cuarto que ve llegar desde lejos hacia él; no me diga usted nada, recuerdo perfectamente lo que hablamos y haré cuanto yo pueda.

Concluye Azorín: Y de este modo, entre abrazos, sonrisas, promesas, palmadas en la espalda y apretones de manos, atraviesa por fin el señor conde de Romanones el salón de conferencias y desaparece en el despacho de ministros. He aquí un político.  

viernes, 18 de enero de 2019

Un prólogo

He tenido la fortuna de escribir el prólogo de este libro, que saldrá en unos días.


Joyas parlamentarias 2

Cuento en La imaginación conservadora que, en una ocasión, Moyano se interesaba en un discurso parlamentario por lo que hubiera pasado de no haber sucedido la revolución del 68. Sagasta le contestó: “S.S. me recuerda lo que le pasó a uno que se entretuvo toda su vida escribiendo una obra de muchos volúmenes para demostrar los milagros que hubiera hecho un santo, si tal santo hubiera venido al mundo”.

Ayer me enteré de que Julián Besteiro, siendo presidente de las Cortes republicanas, le comentó a un diputado que hablaba con mucho énfasis de las cosas que haría si fuera ministro: "La exposición que S.S. ha hecho me recuerda un librito que en una ocasión encontré en una librería de lance. Se titulaba: Relación de los milagros que habría realizado San Antonio de Padua si hubiera desembarcado en Lisboa".

Joyas parlamentarias. 7. El debate de la Constitución del 78

Recojo algunas de las muchas e interesantísimas cosas que cuenta Luis Carandell en El show de Sus Señorías : I Xabier Arzallus justif...