sábado, 20 de octubre de 2007

La vaca nietzscheana II

I

Entra las historias que recogen los Vedas se encuentra la del robo que hicieron unos demonios de las vacas sagradas del dios del trueno, Indra, quien, tras liberarlas, pasará a ser denominado “el libertador de las vacas prisioneras”.

II

Uno de los epítetos de Indra es “Gopati”, que significa “Señor de los pastores de vacas”.

III

Curiosamente la palabra sánscrita “go” significa tanto rayo como vaca.

IV

A su vez Pierre Guiraud resaltó la homonimia existente en el sánscrito entre « gavos », nube, y « gavos », vaca. Sugiere que de aquí habría nacido la leyenda de Caco, el guardián de las vacas del cielo.

V

Nietzsche canta en “De la pobreza del más rico”:

Ya hace diez años...

Ninguna gota me ha llegado,

Ningún viento húmedo, ningún rocío de amor

-una tierra sin lluvias-

A mi sabiduría ruego ahora

que no se vuelva mezquina en esta aridez:

¡derrámate, destila tu propio rocío,

sé lluvia para el amarillento yermo!

Antaño mandé a las nubes

que se alejaran de mis montañas

antaño dije ¡más luz, sombrías!

Hoy las seduzco para que vengan:

¡dad sombra en torno mío con vuestras ubres!

¡quiero ordeñaros,

vacas de alturas!

Sabiduría como cálida leche, dulce rocío de amor

derramo sobre la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...