viernes, 26 de octubre de 2007

La puta, el jubilado y yo

Conozco a un jubilado de Ocata que alquila cada quince días los servicios de una prostituta con la única intención de desahogar ante ella sus frustraciones de viudo que se siente malquerido por sus hijos. Lo único que le exige es que aparezca bien guapa, con zapatos de aguja, medias negras y minifalda cada jueves por la mañana, a las diez en punto, en la Plaza de Ocata. Él siempre llega antes, bien trajeado y repeinado. Ella, tengo que reconocerlo, tiene unas hermosas piernas, pero su cara, por mucho maquillaje que se ponga, es incapaz de ocultar su edad, que no debe de estar muy lejos de la del jubilado. Y eso es lo que hacen, sentarse a desayunar en una mesa, si hace buen tiempo, o refugiarse en el interior de algún café si el clima no acompaña. Ella se sienta, muy digna, cruzando las piernas. Él deja caer su mano derecha sobre la rodilla de ella mientras con la izquierda va trazando en el aire los gestos que acompañan a sus muchas, muchas, palabras. Ella aparenta escucharlo con intensidad, pero hoy la he descubierto varias veces traicionándolo, porque me miraba a mi y me sonreía. Me ha parecido un gesto de deslealtad tan grande hacia su cliente que he abandonado mi gozosa lectura (Gérald Sfez, “Leo Strauss, foi et raison”) y me he ido, no sin antes dirigirle una mirada severa que me temo que ha mal interpretado.

36 comentarios:

  1. Estoy bastante segura de que la malinterpretó. Pero eso demuestra que tiene usted mucho sexapple.

    ResponderEliminar
  2. Hace días que quiero preguntarle algo don Gregorio. Verá, busco un libro para regalárselo a Kasandra. Pero tiene que ser el justo. Igual usted sabe de algún antropólogo que nos guíe... buscamos una montaña que tiemble (no necesariamente) en el Norte, y una tribu prehistórica... pero no lo sé exactamente... digo el periodo...

    ResponderEliminar
  3. Doña Nadha, me pone usted en un aprieto, porque no pretendo conocer a doña Kasandra tanto como la aprecio, pero ya que me sitúa usted en esta tesitura intentaré salir de ella con más caballerosidad que inteligencia.

    Yo le propondría dos cuentos y dos novelas.
    Los cuentos son:
    - "La novia de Corinto", de Amado Nervo.
    - "La muerta enamorada", de Théophile Gautier.

    Y las novelas:
    - "La Eva futura", de Villiers de l'Isle Adam.
    - "Dellas, un mundo femenino", de Charlotte Perkins Gilan.

    Pero, pensándolo bien, añado a la lista una novela más: "El corazón es un cazador solitario", de Carson McCullers.

    Ya le dirá usted que si se lee alguna de estas obras, me gustaría mucho conocer sus impresiones.

    ResponderEliminar
  4. No es la única señora con este oficio que es reclamada por algú abuelete como Elena Francis presencial, conozco otros casos. No dudo de su sexapple, como dice Nadha, pero conociendo el oficio de la señora, los intereses pueden ser económicos... imagino. Recuerdo que en un libro de Rosa Montero la protagonista, ya madurita, encuentra un jovencito que la consuela, íntimamente, cosa que la emociona mucho, pero resulta que también es pagando. Ay, qué pocas samaritanas gratuitas -y samaritanos, y cirineos- quedan por el mundo.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, el título del post parece el de una peli italiana de los tiempos de Vittorio de Sica o Alberto Sordi.

    ResponderEliminar
  6. NO SE LE LLAMA A ESO SEÑORITA DE COMPAÑIA?, alo mejor un dia de estos va ZP y lo pone de gratis en el programa

    ResponderEliminar
  7. "Me ha parecido un gesto de deslealtad tan grande hacia su cliente que he abandonado mi gozosa lectura (Gérald Sfez, “Leo Strauss, foi et raison”) y me he ido, no sin antes dirigirle una mirada severa que me temo que ha mal interpretado".
    De aquí se puede deducir lo siguiente:
    El libro que estaba leyendo: “Fe y Razón”. La Fe del creyente que espera el Jubileo o Año sabático-festivo-dionisíaco o Vida dionisíaca (Jubilado que queda con la prostituta). Y la Razon del Filósofo, que en esta escena es usted mismo.
    Cuando usted habla de “su gozosa lectura”, el gozo de la mirada que lee se transforma en el gozo de la mirada que observa (a la prostituta).
    Pero es que todo viene, por el maldito título: “Foie et raison” donde Foie es Folle.
    El título que estaba leyendo usted, era: “Leo Strauss, Folle y Razone”.

    ResponderEliminar
  8. Vamos a dejar las cosas claras: Yo estoy emocionado sabiendo que alguien puede encontrar en mí algún tipo de "sexapple", cosa que prefiero, con mucho a que me encuentren "sexape" o derivados. Estoy convencido de que a poquísimas personas en el mundo les habrán dicho nunca nada más hermoso.

    ¡Que tiemblen las Evas!

    Contraigo una deuda infinita con usted, doña Nadha.

    ResponderEliminar
  9. Júlia: ¡¡¡Muy mal!!!

    "... conociendo el oficio de la señora, los intereses pueden ser económicos..."
    Después del elogio de Nadha estas palabras suyas suenan insultantes, denigrantes, ninguneantes. No se lo perdonaré fácilmente.

    Y respecto al título, sí, en eso tiene usted razón. Por eso lo he puesto, venciendo (pronto) la resistencia del rubor.

    ResponderEliminar
  10. Francesc: Es una magnífica idea. Con su permiso se la brindo a los redactores del programa de ZP. NO veo más que ventajas en su puesta en práctica.

    ResponderEliminar
  11. Enrri: ¡Qué perverso es usted, vive Dios!
    Mire usted, esta es la última frase que he le´do: "Il appartient à la vérité de rester en réserve".

    Por cierto, el el suplemento literario de Le Monde de hoy viernes, media págia 9 está dedicada a una biografía de Deleuze y Guattari ("Gilles Deleuze et Félix Guattari: Une biographie croisée", de François Dosse). El título es: "L'humanisme et la folie".

    ResponderEliminar
  12. Las miradas son gratuitas y libres .....

    ResponderEliminar
  13. Mi querido Sr Luri :
    Enrry es perverso , pero usted,es
    tremendo!...cuanta tela a cortar de un aparente sencillo comentario!,en lo personal, opino,
    que la sonrisa de esa mujer y sus
    eculubraciones, no coinciden, a menos que ella opine lo contrario.
    .Me gustarìa saber la opiniòn de ella.

    ResponderEliminar
  14. Peggy: ¿De verdad cree usted que las miradas son gratuitas?

    ResponderEliminar
  15. She: Creía que era evidente que en este post yo no pretendía hacer psicología, sino literatura.

    ResponderEliminar
  16. Claro que son libres , por eso ella le miro , otra cosa es que su mirada no sea bien recibida .

    ResponderEliminar
  17. Don Gregorio menos mal que dice pretendia hacer literatura porque yo me he encontrado completamente descolocado con este artículo.

    saludos muy cordiales

    ResponderEliminar
  18. mi querido señor Luri, no sòlo hay psicologìa y Literatura, sino
    un delicioso sabor a aventura.
    ...Bueno, serà que soy una romàntica incurable.

    ResponderEliminar
  19. Agradecidísima por el regalo que me van a hacer profesor.
    Yo misma me he acercado a otra librería... a encargarlo. nadha es muy intuitiva. Yo creo haber leído lo mismo y corroboro. Se está seguro de eso también. Se está seguro de cuando a uno no lo han sabido interpretar. Pero eso siempre es problema del otro, ¿o no? Buenas noches.

    (se lee como literatura pero no, estoy en desacuerdo con Peggy, la mirada puede salir cara... otro cosa también es la gratuidad)

    ResponderEliminar
  20. Tal vez esa mirada merezca de su parte, señor luri, un mejor análisis, en este caso desde la perspectiva zoosófica.

    ResponderEliminar
  21. Ah, es que desagradecidas está el mundo lleno.

    ResponderEliminar
  22. a sospechaba yo, don Arrebatos, que las almas sensibles acabaríamos entendiéndonos.

    ResponderEliminar
  23. Una vez hace un par de años trabajé en un local de lo más surrealista. Normalmente yo me cuelo en sitios así por aprender y tal... y suelo quedarme tres, cuatro o cinco días... bueno, viernes navideño. Entran dos señoras de mi barrio. Encima me conocían. Pero claro, yo carita de niña buena.... horror, ella, sesenta años, guapa eso sí, con presencia. Con una voz de coro que menuda envidia. Tratándose de ligar a un jovencito de cuarenta. Pero con perseverancia, ¿eh? La otra mucho peor. Me sacaron a bailar. Era aquello de escofi taratan, taratan, taratan. En checo o algo así. Le dio un ataque de celos, sirve para zoosofía porque era una cacatúa, de más de 70 tacos... se subió al taburete y cuando yo apabullada la vi allí con sus kilolitros de maquillaje y sus tacones de aguja es que me quedé atónita y sin movimientos. la buena señora extendió los brazos como una vedette y dos chicarrones del norte la hizaron al escenario de las escaleras. Comprendí que algunas con tal de que las miren son capaces de confundir carcajadas y miradas de todo tipo con aplausos. Patético

    ResponderEliminar
  24. Es 'h' que no debería estar... es que lo hace más exótico

    ResponderEliminar
  25. De repente -aunque por culpa de Javier Pérez Andújar- me he acordado de una jotica cuya letra, de un lirismo fino, que combina la llaneza popular con el saber etnológico, y la mecánica con la antropología, dice así:

    “Siete putas en carro van pa’Toledo
    Se les jode una rueda rediós putas al suelo
    Putas al suelo rediós putas al suelo
    Siete putas en carro van pa’Toledo”

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  31. No encuentro nada sexapple al señor Luri,seguro que tiene otras cualidades.Personalmente aún menos.Pero tiene otras cualidades,como más o menos todos los mortales.Alguna Eva tiembla?Ahora no tiembla nadie .las otras cualidades seguro que son mejor que el sexapple.digo yo,no sé lo conozco de asistir a sus clases i no vi temblar nunca a nadie.Eva.

    ResponderEliminar
  32. Eva: Nunca estuvo nada más lejos de mis pretensiones que ser "sex-apple", como usted dice.

    ResponderEliminar
  33. Mejor.Intentar caber donde no hay sitio es auténtica simplez.Eva.

    ResponderEliminar
  34. Pero tiene otras bellas cualides.Tal vez mejores.Sin el "tal vez"Eva.

    ResponderEliminar
  35. Lo sé, lo sé. Sin ir más lejos, así como mi "sexapple" me es completamente indiferente, estoy muy orgulloso de mi "sexapeal".

    ResponderEliminar
  36. Ya sé que lo sabe.Y también sé,que no renuncia para nada a su sexapeal ,pero yo no se lo encuentro.Le veo normalito.A unas atrae a otras no.¿qué se le va a hacer? Pues eso:nada.Qué agobio y qué desgaste pretender gustar a todo el mundo,no?.Eva

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...