domingo, 28 de octubre de 2007

Africa

Vía Kuteev

18 comentarios:

  1. un niño es un niño en cualquier parte del mundo

    ResponderEliminar
  2. No me gustan los niños de ninguna parte del mundo.

    ResponderEliminar
  3. La vida siempre está al lado de la muerte y la inconsciencia es una defensa para sobrevivir.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Ante fotos así pienso que ya no hay esperanza , ni siquiera la belleza nos salva .

    ResponderEliminar
  6. La belleza, Peggy, no creo que nunca pueda salvar; lo que si puede hacer es ayudar a sobrevivir.
    En cuanto a la foto, lo realmente conmovedor es que no tenemos nada que hacer y es solamente un montaje ejemplar de Tanatos y...?

    ResponderEliminar
  7. que bonito lo que ha dicho Luis Rivera.

    ResponderEliminar
  8. ya es algo luis , si nos ayuda a ver el mundo un poco mejor

    ResponderEliminar
  9. Me acaban de enviar por correo unos textos del último libro de Ratzinger. En la pág. 58, se lee ( en relación a la primera tentación de Cristo y al materialismo, la teología de la Liberación -no la nombra, pero se entiende-, y demás "errores" u olvidos de Dios):

    "Las ayudas de Occidente a los países en vías de desarrollo, basadas en principios puramente técnico-materiales, que no sólo han dejado de lado a Dios, sino que, además, han apartado a los hombres de Él con su orgullo del sabelotodo, han hecho del Tercer Mundo el "Tercer Mundo" en sentido actual. Estas ayudas han dejado de lado las estructuras religiosas, morales y sociales existentes y han introducido su mentalidad tecnicista en el vacío. Creían poder transformar las piedras en pan, pero han dado piedras en vez de pan. Está en juego la primacía de Dios. Se trata de reconocerlo como realidad, una realidad sin la cual ninguna otra cosa puede ser buena. No se puede gobernar la historia con meras estructras materiales, prescindiendo de Dios."

    Lola

    ResponderEliminar
  10. Me viene a la memoria un poema de no recuerdo quién (¿Vázquez Montalván?) que yo, en su momento, entendí como una ensoñación de las masacres sin escapatoria:

    "Han llegado esta noche
    en que el tam-tam
    rodaba de ritmo en ritmo
    el frenesí;
    el frenesí de los ojos,
    el frenesí de las manos,
    el frenesí de los pies
    de las estatuas.

    Cuantos yo han muerto
    desde que llegaron esa noche
    en que el tam-tam
    rodaba de ritmo el ritmo
    el frenesí;
    el frenesí de los ojos,
    el frenesí de las manos,
    el frenesí de los pies
    de las estatuas"

    ResponderEliminar
  11. Cuando vi la foto por primera vez dudé de si sería o no un fotomontaje. Pensé que en realidad da igual, ya que lo que muestra es perfectamente verosímil. Fui incapaz de hacer ningún comentario. ¿Qué iba a decir? A mi, a diferencia de Tumbaíto, me gustan los niños y las maestras.

    Es Lola la que. como acostumbra, me ha acabado tirando de la lengua. Lo que dice apunta directamente hacia nuestra culpa de hombres (¿post?)ilustrados, que en estos momentos está perfectamente reresentada en esa hipocresía del 0,7%. Ya sé que estoy pisando arenas movedizas, pero voy a decir lo que pienso:
    1. Me parece una inmoralidad que los políticos hagan caridad (ellos prefieren llamarla "solidaridad") con dinero ajeno, es decir, el de los contribuyentes.
    2. ¿Qué pasaría sin en El Masnou hicieran un referendum para ver cuantos ciudadanos están de acuerdo en que el ayuntamiento administre su caridad?
    3. ¿Qué ocurriría si hubiese un ciudadano que considerase más ético administrar él mismo su proìo sentido de la catridad? ¿Sería el Ayuntamiento caritativo con él?
    4. ¿Alguien ha visto los programas a los que van destinados esas ayudas?
    5. En este punto me limito a suscribir, palabra por palabra, el texto que nos transmite Lola.

    ResponderEliminar
  12. Ilio: Yo he leído ese poema, hace mucho... hace algo así como treinta y tantos años, en un librito titulado -creo- "Poemas de la negritud". No sabría decirte el autor, pero sería alguno de aquellos poetas negros que en los años sesenta se hicieron famosos no porque fuesen negros o poetas, sino porque eran revolucionarios.

    ResponderEliminar
  13. ¿No será que la técnica, que nos es tan cara e imprescindible, ha arrasado a las sociedades del Otro Mundo hasta dejarlas desprovistas de defensas? ¿Las de su propia evolución?

    El texto de Benedicto XVI es para pensarlo, creo.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto: Los Poemas de la Negritud, eran, si mal no recuerdo, de Leopold Senghor. Él fué el primero en usar la expresión "negritud". Lamentablemente, no encuentro el librito, que tenía en mi biblioteca.

    ResponderEliminar
  15. Un día de estos una amiga, misionera católica, que estuvo más de veinte años en Malawi en un pequeño hospital me contaba que a Africa, la pobre, se la sigue robando y corrompiendo como en el siglo XIX, las empresas privadas la están esquilmando y muchas veces con ayuda de muchas ONG. Por cierto que ella sabía de alguna de ellas que era en realidad tapadera de la CIA.
    Lo digo por el comentario de Lola, tengo la impresión,sin entrar en argumentaciones teológicas,de que las empresas privadas únicamente (desde hace muchos siglos) adoran a un solo dios: el beneficio.
    En cuanto a la foto, me parece un buen montaje.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  16. No se confunda, Petrusdom, eso que usted llama empresas privadas -es gracioso que llame empresas privadas a empresas todas ya sometidas al derecho público- son politeístas.

    Con lo clarificador que es decir:

    empresas estatales en vez de privadas

    medios de desinformación, en vez de medios de comunicación.

    Verdaderamente ustedes piensan sin usar el lenguaje. Les confieso mi admiración más sincera.

    ResponderEliminar
  17. Un caso curioso: en Malawi, la llegada de prendas de vestir desde Europa, de segunda mano, con sus marcas prendidas o impresas, etc., vendidas o cedidas por las ONG's, a través de los canales de distribución más baratos, ha hundido la incipiente industria de confección del país.

    La caridad desde Europa hunde a la industria local, pero el presupuesto de la ONG gasta entre el 60/70 % del presupuesto total de la organización, en estructura administrativa procedente del país de origen europeo. Es decir, a quien realmente beneficia una ONG es al empleo europeo. Naturalmente no generalizo, pero basta contrastar datos. Sugiero la lectura de "Una cama por una noche", informe demoledor acerca de las ONG's, sus presupuestos, su independencia y su utilización por los poderes políticos.

    ResponderEliminar
  18. Un profesor de derecho me confesó una vez que tuvo tentaciones de arrearse con un látigo por lo mucho que rió un chiste mío.

    Dije en clase que el vencimiento del esclavismo era la sublime intuición económica inglesa. Antes teníamos que traer a los negros atados en navíos y ahora vienen solos en cayucos.

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...