martes, 4 de septiembre de 2007

Santa Bárbara Bendita


5 comentarios:

  1. Bella, sobre todo -en mi opinión-, por misteriosa.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento por no estyar de acuerdo: su misterio es el desprecio. No ama a nadie y los mira distantes. Su sexo es una entrega a destiempo y hace sentir ridículo a quien cree que la posee. No es propiedad de nadie, ni de nada. Sus ojos desprecian y da lo que quiere el otoro, devalúandolo: solo un poco de cuerpo, un canto íntimo, una alegria personal, todo cosas que ni comparte ni odia: le son indiferentes. Es única, porque nadie se atrevió a escribir una crítica del desprecio tal y como se merecía, y se habló de misterio. Es, simplemente inalcanzable. Todo homb re acabaróa asesinándola o abandonándola. Está más allá del bien y del mal, no está-

    ResponderEliminar
  3. Pero luego se volvió buena, una matriarca afectuosa y valiente en su madurez, en aquella serie de la tele, del oeste.

    ResponderEliminar
  4. Estaba inmensa en "Perdición" de Wilder, una de mis películas preferidas, llevando al huerto a Fred Macmurray, para desesperación de Edward G. Robinson.
    ¡Qué grande era el cine!

    Lola

    ResponderEliminar

Josep Pla, sobre Cataluña

“En este país. No ha habido nunca humor (…). Ha habido ironía y sarcasmo”.     “Fue una persona de un optimismo convincente y, en este senti...