viernes, 21 de septiembre de 2007

Teresa S. en Amsterdam

"Morphine", de Santiago Rusiñol.

Felicidades a Teresa Sala por el éxito de la exposición “Barcelona 1900 (¿y van...?) que se acaba de inaugurar en el Museo Van Gogh de Ámsterdam. Si alguien podía comisariarla era ella, porque es de las pocas personas capaces de integrar coherentemente en una misma idea a artistas consagrados internacionalmente, como Pablo Picasso o Antoni Gaudí, y otros menos conocidos, aunque de indudable maestría, como Santiago Rusiñol (Teresa es posiblemente la mayor especialista en su obra), Ramon Casas, Josep Puig i Cadafalch, Isidre Nonell y Lluís Domènech i Montaner. Y, evidentemente, Teresa, comisaria con los ojos de un retrato de Al Fayum, gracias también por la invitación.

3 comentarios:

  1. el sueño de Morfeo y las aguas adormideras...
    Enrri

    ResponderEliminar
  2. Que bueno es Rusiñol en (casi?) todo, tengo un enamoramiento retrospectivo hacia ese señor desde hace años!

    ResponderEliminar
  3. Júlia: Tienes razón. Fue T. Sala quien me enseñó a apreciar las dimensiones del mundo melancólico de Cau Ferrat.

    ResponderEliminar

Hoy más actual que ayer...