miércoles, 26 de septiembre de 2007

La Cataluña tropical

Estoy que no me llega la camisa al cuerpo. Esto va de mal en peor. Hace tres años aparecieron escorpiones africanos en una riera del Maresme y una piraña en las aguas del Ebro; hace dos una familia barcelonesa se encontró un caimán en una charca del Parc de Collserola, a las afueras de la ciudad. Y ayer mismo apareció otro caimán en el río Besos. Nada de esto es efecto del cambio climático, sino de la estulticia de algunos catalanes. Evidentemente lo de creer en el progreso cada vez requiere mayores sobredosis de fe. ¡Quien sabe si nuestros nietos vivirán en una Cataluña tropical! Y eso sin hablar del mosquito tigre que, el otro día le metió un picotazo sañudo a mi amiga Rosa Rosae de Tiana. Por cierto, estamos a punto de exportarlo a esa España con la que no acabamos de encontrar el encaje.

Ya me he encargado un salacot británico de color beige y un machete con forma de falcata ibérica. Le he declarado mi propia guerra preventiva al futuro.

31 comentarios:

  1. Coño. y yo sin enterarme. Me refiero a que eras de Navarra, lo he escuchado hoy en Catradio.

    ResponderEliminar
  2. Desde que vi Mogambo. Tengo unas ganas de tener un buen motivo para salir a la calle con salacot... Da miedo la gente irresponsable, sí. Mucho.

    Frente a la casa de mi madre había una mujer que tenía un hijo amante de los reptiles. Si mirabas la casa, desde la ventana de la cocina, veías una iguana tomando el sol, tranquilamente ,en un tercer piso. Lo malo era que los vecinos no era raro que se encontraran con una pitón albina de más de metro y medio. Puñeteramente adulta. Y nada simpática... Fui a conocerla. Fue la primera vez que hice migas con una iguana, que tenía algún tipo de romance con un husky siberiano medio loco y me endosaron en los brazos una pitón real al entrar por la puerta. Quieres taza, taza y media. Aún recuerdo su tacto sobre mi piel :)

    ResponderEliminar
  3. Don Gregorio, cada día está usted tanto o más agudo que el filo del machete con el que pretende salir a cazar por "la selva" de Ocata, ya sin café ni leches...
    Ahora más en serio: ¿Cree usted que la cuestión de las nuevas fieras en otros hàbitats distintos y diferentes al suyo, es más bien una cuestión de "globalización animal"? Quiero decir que ¿quien es más animal, el "animalito" o el dueño que lo ha comprado destrangis, maltratado, abandonado?...
    ¿No hace ya muchos años que los humanos, condenados a vivir en sociedad (hasta la saciedad) nos hemos convertido en "el lobo" de la misma Humanidad, y "sobrevivr" hoy en la jungla de asfalto, ya es de por sí un "acto de heroicidad"?.

    P.D.: Yo trato a diario con víbors, Don Gregorio, y aún que salgo indemne...

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y qué me dice del mejillón cebra? Que ni siquiera se puede cocinar a la marinera, pues ya me dirá ud. para qué sirve.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso, con la de perros que hay en la perrera y la gente se dedica a comprar animales exóticos! Aún peor si nos ponemos en el lugar de los animales, además de hacer un viaje- digamos que no precisamente en primera clase- son abandonados porqué claro! , al animal (un caimán: ni más, ni menos...) se le ha ocurrido comerse la mano del niño. Bueno es que a lo mejor al comprarlo – como son tan parecidos-, se han confundido con una lagartija.

    ResponderEliminar
  6. Bueno , si os sirve de consuelo , por avatares de mi oficio en la vida real , trato con animales y sus problemas con la ciudadania , eso de tener de mascotas especies exótica esta a la orden del día ...y para susto el que se llevo un mecánico al abrir el capo de un coche y que le recibieran las fauces de una Boa...la pobre de había escabullido desde el maletero donde su dueño la cobijaba .....también tenemos una oca cantarina que no deja dormir a los vecinos superando los decibelios de ruidos con creces , mete mas ruido que tener debajo de casa el tablao flamenco de chinitas ....si es muy entretenida la interacción en la ciudad de animales y humanos

    ResponderEliminar
  7. J: El salacot tiene que ser beige. En mi opinión, podemos prescindir de nuestros principios, pero nunca completamente de nuestros prejuicios. Beige, que lo quiero beige.

    ResponderEliminar
  8. Francesc: Ya ves, ninguno es perfecto (lo digo, evidentemente, por mi intervención en Catradio).

    ResponderEliminar
  9. Kasandra: o tengo recuerdos bastante salvajes del Mogambo de Barcelona, que es un bar, pero ese nombre invita a la imprudencia.

    ResponderEliminar
  10. Pedra: Humano soy, y por lo tanto, nada inhumano me es ajeno.

    ResponderEliminar
  11. Arrebatos: ¡Ah, qué cabrito, ese mejillón cebra! Tienes razón. Creo que también lo estamos exportando Ebro arriba.

    ResponderEliminar
  12. Asensi: ¿Qué demonios hace uno con un caimán en casa? Un personaje bastante singular de Alella tenia uno bastante crecidito en una habitación con una estufa encendida en invierno. El animal se pasaba las horas muertas con la boca abierta. ¿Qué habrá hecho con él?

    ResponderEliminar
  13. Peggy: Conozco a otro, en Santa Coloma, que cría grandes serpientes. Las vende todas. Por cierto que me informaron que a las serpientes les gusta la humedad y que tienden a meterse por el váter si encuentran la tapa levantada. Pero como les importa bastante poco volver al mismo sitio, les da por salir por cualquier otro váter, provocando los sustos que te puedes imaginar.

    ResponderEliminar
  14. El mosquito tigre ya ha migrado desde Sant Cugat al Baix Llobregat (parte alta). Hace días cacé uno en mi cocina (bonitas, las alas listadas a lo tigre), y supongo que en venganza algún amigo suyo me atacó el tobillo, que llegó a hinchárseme considerablemente, a parte del picor tremendo durante tres días. En Martorell ya son legión las víctimas del simpático insecto.
    Lo de una serpiente asomando por el váter es algo tremebundo, madre mía.

    ResponderEliminar
  15. A mí me preocupan más los "mosquitos tigre" y los caimanes con apariencia humana. Los he visto y oído. Palabra. Y ocupando puestos de responsabilidad ajenos por genética a esa fauna.

    PS, Es un placer volver a leerle, Gregorio.

    ResponderEliminar
  16. Sus deseos son órdenes, don Gregorio.

    ResponderEliminar
  17. Deberiamos remodelar el pais, nos costaria poco y ponerle nombre de republica bananera del sur de Europa!. Con dificultades constantes en los trasportes publicos, sin luz en las calles, con animales salvajes en los rincones mas insospechados, fuego y sin luz en los Hospitales, con todos los respetos por los paises bananeros,este es nuestro un pais bananero, sin movernos de nuestro entorno, es fantastico!!!!! Solo nos falta un mulato ofreciendonos un vaso de ron en los semaforos, si funcionan, mientras estan en rojo.
    Esto no funciona, no se si es el cambio climatico, los testas pensantes que votamos religiosamente o simplemente la ley de Murphy,pero "no anem be, Don gregorio, no anem be".

    ResponderEliminar
  18. Hace años me operaron y estuve varios días en una clínica. Ana salió una mañana con la intención de comprarme un regalo (ella considera que a estas alturas un libro no es un regalo, además de la tremenda dificultad en acertar) y solamente encontró en una tienda cercana a la clínica un salacot beige, perfecto, aparentemente salido de "Tres lanceros bengalies" cuando menos.

    Ahora me acompaña por la noche en el dormitorio, sobre un arcón, esperando con paciencia suma a que un día me decida a llevarlo al bosque para ver si los jabaliés, al verlo, se asustan y salen corriendo. Pero no le voy a dar ese gusto. Sinceramente, él me mira y yo le miro y pienso en Mogambo y en el último plano de Ava Gardner. Entonces pienso que no somos nada, y sin salacot menos que so, todavía.

    ResponderEliminar
  19. Igual no fue Mogambo lo que me produjo las ganas del Salacot y fueron las minas del rey salomón, yo que sé, don Gregorio, pero las ganas existen. Créame. De eso y la sombrilla. Pero imagínese. Yo aquí sólo tengo la excusa de las vacas. Y aunque la oca sea una prima donna, Peggy, muy exótica no la vamos a considerar :))
    Ahora, por tener tienen una mala leche. De hecho en algunas fincas me han contado que las utilizan como perros de guardia. Por lo de su sentido de la territorialidad

    ResponderEliminar
  20. Kasandra ...no veas el canto de la susodicha oca ..:) .Si la oye Borges la confunde con una sirena ronca y la incluye entre sus seres imaginarios por extraña , chocante y extravagante .

    ResponderEliminar
  21. Teresa: Lo de la serpiente en el váter lo recogía así la prensa:

    "Adelaida Polo, vecina del piso primero de la calle Pirineus de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), no podía imaginar la sorpresa que le aguardaba en su cuarto de baño cuando regresó del cine con su marido, poco antes de la una de la madrugada de ayer.

    Nada más llegar, y después de comprobar que su madre, de 85 años, dormía plácidamente en su habitación, Adelaida Polo se dirigió al lavabo, encendió la luz y vio que entre la tapa y el asiento del váter sobresalía "como un palo marrón horizontal" de unos 40 centímetros. "¿Pero qué hace esto aquí?" Pensó... Y cuando se fijó más detenidamente se dio cuenta de que era una serpiente. Y no una serpiente cualquiera. La intrusa era una pitón regius acuática de un metro de largo.

    "Me quedé calladita, sin chillar, para no despertar a mi madre, vi que la serpiente, de un color marrón o verduzco, estaba adormilada, inmóvil, tiesa y recta en dirección al radiador", explicó a un periodista de la agencia Efe .

    Cerró la puerta del cuarto de baño, llamó a su marido Carlos que estaba en el comedor y ambos aseguraron bien la puerta.

    Llamaron a los Mossos d´Esquadra que acudieron rápidamente y cuando éstos volvieron a abrir la puerta del lavabo la pitón se había metido en el interior del váter.

    Un agente de los Mossos abrió la tapa del inodoro con su porra y y con unos guantes de látex cogió a la serpiente y la metió en una bolsa de plástico de un supermercado que le ofreció la dueña de la casa.

    Los agentes trasladaron la pitón a las dependencias de la comisaría de Santa Coloma para ponerla a disposición de la Protectora de Animales.

    Los vecinos del edificio han convocado para hoy una reunión de la comunidad para discutir sobre lo ocurrido, después de que uno de los vecinos comentase que el sábado otro vecino sorprendió a un joven que vive cuatro pisos más arriba entrando en la casa con una serpiente en una jaula.

    "En mi casa he tenido canarios, periquitos y peces, pero de ahí a pasar directamente a la una pitón ya es un salto grande..." comentó ayer con humor Adelaida Polo.

    ResponderEliminar
  22. Espía de Mahler: Es un placer volver a tenerlo por aquí, se lo aseguro.

    Además últimamente nos visita un inquietante "Espía de la Cía"

    ResponderEliminar
  23. Glauka: Y el caso es que podríamos ir a peor si no fuera porque el Govern ha prohibido que los apagones duren más de dos horas. ¿Se ha enterado usted? ¡Esto es gobernar! ¡A ver cuando prohíben también las caries, los tirones y el mal olor que sale estos días de las alcantarillas de Barcelona!

    ResponderEliminar
  24. Luis: Ya te tenía envidia insana antes, pro ahora te tengo una rabiosa envidia insana. ¡Jolines! ¡Un salacot inglés de color beige! Además junto a a cama, para que sea lo último que se vea antes de hundirse en el sueño. Esto tiene que garantizar todo tipo de oníricas fantasías aventureras.

    ResponderEliminar
  25. Kasandra: Las ganas de salacot. ¡Eso es! Este sí que es un trauma tremendo, y no los traumas guarros descritos por Freud...

    ResponderEliminar
  26. Peggy: La acompaño en el sentimiento. Tiene que ser un martirio. ¿Y no saben quién es el bribón propietario de ese tormento dantesco?

    ResponderEliminar
  27. No puedo reprimr un "chapeau" (con salacot) para la Sra. Adelaida Polo. ¡Y no gritó para no despertar a su madre! O sea... No hay héroes como los héroes de estar por casa.

    Espero no llegar al extremo de encontrarlo a Ud. por donde antaño era Ocata y tener que decirle:
    "Doctor Luri,supongo".

    Lola

    ResponderEliminar
  28. Lola: ¡Efectivamente, qué conducta la de doña Adelaida! Ese heroísmo trivial de quien no sabe que es un héroe es digno de toda envidia. Yo, para empezar, tras una experiencia así acabaría estreñido de por vida.

    Respecto a ese hipotético encuentro en la ex-Ocata, yo no descartaría nada.

    ResponderEliminar
  29. Recuerdo un poema con moraleja del Patufet en el cual un cazador de elefantes muy fanfarrón era condenado a muerte por la picada de un mosquito.

    ResponderEliminar

De vuelta al Café

Vuelvo al Café después de unos días en el infierno (mareos, vómitos, vértigos, incapacidad para soportar la luz... y, además, de Rodríguez)...