jueves, 27 de septiembre de 2007

Spanish Love Song



El Café de Ocata, después de la paliza de los últimos posts, recupera sus buenos hábitos y se dispone a seguir incrementando el nivel moral de sus visitantes. Con este motivo me dirijo esta vez a los varones para recomendarles encarecidamente que den muestras de caballerosidad, que un hombre no es cualquier cosa (aún). Que ya no estamos en aquellos tiempos en que había "que recorrer diez mil kilómetros andando / para poder demostrar lo que llevamos colgando", como cantaban los voluntarios de la División Azul cuando Hitler los dejó sin transporte para ir al frente ruso. Yo ya estoy ensayando esta hermosa canción para cantársela a mi agente provocador a la luz hechizadora de la luna. ¡Qué sorpresa se va a llevar!

18 comentarios:

  1. Me sorprende la paciencia de esa chica, yo ya le habría dicho que sí. Como en "El marido de la peluquera"... Y seguramente después me habría colgado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. mal mal mal empezò el asunto. Un abordaje asì solo termina bien si hay contacto visual para empezar.
    Lo que no dice la razon, lo dice el corazon y el cuerpo, y con ritmo nada puede fallar!
    Senior Luri, me da gusto que aparte de inteligente tenga sentido del humor, otro consejo que puede agregar a los caballeros.
    La cancion muy linda, pero a mi sin Antonio Banderas, ni chatarra
    jajajaja.(el boton de acentos no funciona, lo lamento)
    Un gusto tomarme el primer cafe leyendolo.

    SHE

    ResponderEliminar
  3. Pues menos mal de la canción, y sobre todo de su intérprete, porque si no el MAL no sería solo cosa de los adánicos, sino que también de los que interpretan sus palabras.

    Un saludo, don Gregorio.

    ResponderEliminar
  4. Ah, coincido con Amalia. Lo que más me ha sorprendido es que la muchacha fuera capaz de mantener esa expresión de impavidez.

    Pero, ¿esto no es una clase de español para guiris a la espera de unas próximas vacaciones en territorio hispanoablante? A mi, cuando estudiaba inglés, me hacían cantar canciones sobre delfines que saltaban y hacían piruetas, lo cual habría sido bastante inútil en un hipotético viaje a Inglaterra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. A mi me parece pura poesía. Aunque no sé si mi mujer pensará lo mismo cuando se la cante (ya me he aprendido la música y la letra).

    ResponderEliminar
  6. señor luri:


    ha visto la cara de ese hombre? yo le veo maduro para ser introducido en el circulo esoterico de la vaca socratica.

    busquemosles y que se aliste. necesitamos hombres como esos, dispuestos a todo.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo: A mi me parece un buen tipo. Entrañable, incluso, un poco patoso, pero honesto. Y buen hijo, pues ya deja claro, cuando va a ligar, que su mamá es bonita. Quizás padezca un poco de incontinencia urinaria, o quizás pregunta por el baño para terminar su depilación, pero no hay duda de que es una buena persona. Podría ser el perfecto pastor de la vaca socrática. Ya me imagino bajando por el Paseo de Gracia de Barcelona, con este joven cantando alrededor de la vaca, y nosotros detrás...

    Por cierto, como creo que tenemos demasiado olvidada a la vaca socrática, ahora mismo le voy a dedicar un post.

    ResponderEliminar
  8. "Ya me imagino bajando por el Paseo de Gracia de Barcelona, con este joven cantando alrededor de la vaca, y nosotros detrás..."

    ¡oh señor luri, he leido estas palabras y lo he visto como si fuera cierto!

    nosotros sepultaremos definitivamente el recuerdo atavico de la danza macabra, para siempre, de la memoria de europa.


    viva la vaca socratica¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Don Gregorio, al espectáculo por el Paseo de Gracia me apunto, no dude en avisarme. Eso de ver a este personaje cantando debería pagarse con dinero.

    Por cierto, yo también cogería precauciones, tales como cubrirme la cara, cabeza y demás partes del cuerpo, por si le vuela algún objeto contundente después de cantar esa canción a su mujer.

    ResponderEliminar
  10. Estoy pensando en traducirla al catalán aunque no quedi muy 'versemblant', impresionante, porque ningun guiri de los que conocí en mis viajes juveniles a Platja d'Aro o a Mallorca me cantó nunca nada así?????? ¿Cómo encuentras esas perlas?

    ResponderEliminar
  11. perdón...'por qué ningún...' (separado cuando es pregunda, que siempre me lo decía la profesora, ai)

    ResponderEliminar
  12. Chesk: MI mujer nunca atacaría de esa manera a su cocinero de cabecera. Prepararemos la procesión como se merece y tarde o temprano será realidad.

    ResponderEliminar
  13. Júlia: Estaba seguro que los espíritus sensibles que acuden a este Café sabrían apreciar el lirismo soterrado de esta canción.
    Respecto a cómo encuentro estas joyas: a veces me pierdo por la red, dejando que el azar me guíe. Siempre se encuentra algo.

    ResponderEliminar
  14. Pues gracias al azar , a la intuicion o quizas a la fortuna ...ha encontrado el himno de Ocata .... la melodia ajustada para el pastoreo con la vaca socratica ....

    ResponderEliminar
  15. recupera sus buenos hábitos y se dispone a seguir incrementando el nivel moral de sus visitantes

    ¿No estará Vd. don Gregorio induciendonos a ser más felices por medio del ridículo ajeno? Que no digo yo que el amor expresado así sea ridículo pero ver a un guiri diciendo ciertas cosas en español...

    ResponderEliminar
  16. No Adalme, sólo pretendía reivindicar el derecho a la trivialidad.

    ResponderEliminar
  17. Y si, señor Luri, que tiene un romanticismo al valor agregado es notorio.El estìmulo que nos causa la emociòn nunca es trivial.No baje la guardia, es lindo el detalle,ojalà tenga màs momentos asì,tambièn la mente busca
    relajarse , que mejor que la mùsica
    para ello...
    de paso decirle que pfff no termino de leer de tantas cosas que tiene su pagina y la de estas personas interesantes que le acompañan.
    Exelente mi descubrimiento de usted.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. SHE: Recuerdo que esto es un café. Aquí se consume lo que se desea, en las dosis que se desea, y son bien venidos también los que sólo desean echar una mirada sin consumir nada. ¡Falta ría más!

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...