jueves, 15 de junio de 2006

Sentirse tocando
















Ya se sabe que el alma es la flor de piel. No puede ser otra cosa. Por eso sentir a flor de piel es tocar sintiendo que te sienten tocando; saber que te sienten tocando a quien te toca, etc. Todo esto a cuento de un blog dedicado a velar por los misterios del alma: IMAGENS

3 comentarios:

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola