sábado, 17 de junio de 2006

Mao: Un grandísimo Otro

El Otro: (1) Aquel con el que sólo compartimos diferencias. (2) Aquel del que nos separa una trinchera.

5 comentarios:

  1. y si hacemos caso a Rafel Poch, deberíamos decir (3) aquél que desconocemos por completo.

    ResponderEliminar
  2. No. El completamente desconocido no es nadie. Su categoría es la de un conjunto vacio. No habita en ningún sitio. ¿Cómo voy a crear con él fronteras, trincheras o ámbitos de copertenencia?

    ResponderEliminar
  3. Aquell que no em pot fer de mirall mai, en cap moment del dia, sota cap mena de llum. No el gilipollas exactament, perquè jo també faig a vegades de gilipollas, ai las.
    Mao, em serveix, com qualsevol psicòpata.
    I, després, durant el dia, hi ha esclar una gran quantitat de miralls i mirallets que se m'apaguen i se m'encenen a discreció.

    Lola

    ResponderEliminar
  4. Crec que tens raó. Amb el terme "gilipollas" solament volia posar de manifest, de forma provocativa, és clar, una distància afectiva. I, evidentment, ningú no està completament vacunat contra el virtus de l'estupidesa.

    ResponderEliminar
  5. MAS QUE INSULTOS, CASO OMISO (al ser hitoria muerta) solo nos sirve para aprender.
    Como Ortega decia: "el hombre no es naturaleza sino historia" o algo asi.
    Me encanta la precision y claridad comunicativa e idiologica de este señor.

    Ignacio

    ResponderEliminar

Echar la persiana

Estaba decidido a echar la persiana y cerrar definitivamente este Café de Ocata, que tantos buenos momentos me ha deparado. Los tiempos camb...