miércoles, 7 de junio de 2006

Balmes abajo

Yo bajaba por Balmes con el informe que acababan de hacerme en la Unidad de Vértigo y Equilibrio de la Teknon, que dice en sus conclusiones: "Compatible con cocleolaberintopatía de características menieriformes", y la mañana era magnífica y el tiempo maleable. Así que me he comprado este número de la revista Garbo del 21 de julio de 1956. El titular me ha resultado irresistible: "Una inglesa contrae matrimonio con un pescador de Tossa de Mar". El tema, por lo visto, era de tanta novedad y relevancia que mereció la cabecera de la portada. Por si fuera poco, en el interior hay un anuncio que anima a poner "una cucharada de leche condensada La Lechera" en "su refreco preferido" para componer una especie no sé si de elixir de Fierabrás o de Hidromiel. Que quede claro que yo no me responsabilizo de los efectos, si es que alguien se anima a adentrarse en el ferroagosto armado de litros de cocacola y kilos de leche condensada.
Inevitablemente, al llegar a la calle Mallorca he girado a la izquierda y me he perdido en La Central. Mis compras: "Vidas adosadas" de Pere Saborit; "La biblioteca desaparecida" de Luciano Canfora; "Imágenes del bien y del mal" de Martin Buber y, por último, "Günther Anders, Hannah Arendt, Hans Jonas, Karl Löwith, Leo Strauss. Su Heidegger", editado por Franco Volpi. Ya los iré comentando. El libro de Pere Saborit, por lo que he podido hojear en el tren, tiene unas pintas magníficas. No creo que coincidamos en nuestra visión del presente, pero ¿quién quiere leer fotocopias de sí mismo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo veo venir

Mañana vuelven a poner esta película en la tele: Y, a pesar de que la ponen cada dos por tres, mi  mujer volverá a verla en el reclinatorio....