viernes, 16 de junio de 2006

Poema liriqüescente I

Mi amigo Esteban Soler, que se define a sí mismo como poeta liriqüescente, me ha enviado el fruto de su última inspiración:

Amor,
sin ti
el tiempo sería empo
y yo
por no poder ser tuyo
sería eternamente yo

(¿?).

1 comentario:

  1. ¡ole sus huevos, es un fiera!
    (como dicen los gitanos en huesca)

    Soy Ignacio Clemente

    ResponderEliminar

Una pedagogía sacramental

Me atreví, tras vencer no pocas dudas, a escribir el prólogo de este libro que viene a defender lo que podríamos llamar una pedagogía sa...