viernes, 9 de noviembre de 2007

La leyenda urbana del taxista anticatalán

Dentro del género "leyenda urbana" existe la especie "leyenda nacionalista". Entre el nacionalismo catalán ha tenido tradicionalmente mucho éxito la del taxista madrileño que expulsa de su vehículo a un pasajero por sorprenderlo "in fraganti" hablando catalán por el móvil. Pujol se está encargando últimamente de difundirla. O, mejor, de reverdecerla. Y Joseph T. intenta ingenuamente desmontarla aduciendo su experiencia y la de todo su mundo conocido. ¡Qué ingenuidad! ¡Como si a las leyendas urbanas les afectase la verdad!
Que conste que soy plenamente consciente de que esta literatura oral no es en absoluto exclusiva del catalanismo mitómano. Forma parte elemental del paisaje político: es una táctica. Desde que la política existe, el desprestigio moral e histórico del adversario ha demostrado ser un arma de destrucción masiva.

18 comentarios:

  1. La otra leyenda urbana es esa tan general que se da aquí, (por el centro) de quien conoce a alguien que abandona Cataluña porque sus hijos tienen que estudiar en catalán. Cuando me lo dicen, pregunto de quien se trata y resulta ser que es alguien conocido de alguien que conoce a...

    Me he pasado media vida saltando de una ciudad a otra, decenas de viajes al año, y tengo que agradecer a los taxistas de ambos lugares su enorme comprensión y paciencia conmigo: me han dejado hablar como me ha dado la gana.

    ResponderEliminar
  2. Luis o el sentido del equilibrio: Tienes razón.
    Esa es también una leyenda urbana recurrente.
    Yo al único taxista que me he encontrado (y esto no es una leyenda urbana) con una foto de Franco, la bandera de la Falange y un cartel de "Viva España" en el coche ha sido en Barcelona. Y por cierto que no pude dejar de preguntarle:
    - ¿Y nadie le ha dicho nada por llevar todo esto?
    - ¿Qué me van a decir? -me contestó.
    No sé si sería o no el mismo taxista que se negó a trasladar a un jugador del Barça del aeropuesto a la ciudad alegando que él era del Espanyol.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Uno de mis muchos vicios es ir al trabajo en taxi. Y todos los taxistas, ¡¡todos¡¡ (Al menos en esta ciudad de mis amores) escuchan en la COPE a un ¿señor? que vende, por puro marquetin, y para "salvar" a esa empresa de la bancarrota (palabras textuales suyas)lo que quieren escuchar personas con tendencias políticas determinadas.
    Estoy pensando que me conviene más ir al trabajo andando para que mis tímpanos no exploten y para que mi hígado no sufra exceso de bilis.

    ResponderEliminar
  5. Neelam: Nada me da más miedo que ir al cielo y que me toque estar sentado toda la eternidad junto a Federico Jiménez los Santos.

    ResponderEliminar
  6. Juro por dios que un día me encontré un taxista que ponía en la radio a John Coltrane, y a otro que ponía Rory Gallagher.

    ResponderEliminar
  7. Súbal: Si nos une Rory Gallagher, nada nos podrá separar. ¿Conoce usted a Taste? Lo necesario es lo necesario y lo contingente es lo contingente, que dijo el lógico analógico.

    ResponderEliminar
  8. Cuenta una leyenda urbana que en mi barrio una vez vieron un taxi libre pasadas las 11 de la noche, pero la gente habla por hablar, ya se sabe. También hay otra que cuenta que un taxista una vez se perdió por la zona del Carmelo, y que desde entoces vaga por esas calles sin encontrar la forma de salir del barrio. También sería irónico que fuera precisamente ese taxista el que escuchara en la radio "Going to My Hometown" (http://www.youtube.com/watch?v=h-n06I62oQU) de Rory Gallagher.

    ResponderEliminar
  9. Por supuesto conozco a Taste, que me gusta más que la carrera en solitario de nuestro héroe en común.

    El mejor tema de Taste, a mi parecer, A million Miles Away, que es exactamente la distancia a la que me gustaría estar tot plegat.

    Repose en paz nuestro querido Rory, con una pinta infinita de cerveza negra.

    http://www.youtube.com/watch?v=RxiEMpcI83E

    ResponderEliminar
  10. A mi un taxista que me llevó desde la Plaza de España de Barcelona, hasta la Plaza España (que ni es plaza ni es nada) de El Prat me soltó esto:
    "y luego dicen que con Franco vivíamos en una dictadura!!!"

    todo hay que decir, que una noche, en taxi, en Barcelona, el taxista dijo las siguientes palabras "poder adquisitivo".

    ResponderEliminar
  11. Súbal: 17 añitos tenía yo cuando me dio el disgusto de separarse de Taste. Por cierto que al poco tiempo gané un concurso de una revista que preguntaba a qué grupo había pertenecido don Rory, a quien nadie conocía, porque lo que mayoritariamente molaba eran "Chicory tips" o "Slade". Mis discos de don Rory los debe tener -y espero que los guarde bien, porque de lo contrario lo desheredo- mi hijo.
    Por cierto, que no me creo que don Arrebatos no meta baza.

    ResponderEliminar
  12. Doña Celia: A mi mujer y a mi un taxista nos perdió por una ciudad de un país muy lejano. Y nos perdió tanto, que se perdió él. Así que paró el coche y nos dijo que nos bajáramos, que no nos cobraba nada, pero que no tenía ni idea de dónde estaba. Y se fue. Y la negra noche se abalanzó sobre nosotros. Pero supimos salir del entuerto sanos y salvos.

    ResponderEliminar
  13. Arrebatos: NO vale con un enlace, yo quiero saber su opinión sobre don Rory.
    Por cierto que otra leyenda urbana barcelonesa, que corre entre los taxisas, habla de una pareja taxierotofílica que en cuanto se sube a un taxi, se empañan los cristales del vehículo y sus suspensiones comienzan a saltar, jubilosas, una danza massai. Cuenta la leyenda que los vídeos grabados en secreto corren de mano en mano.
    Pero ya se sabe... ¡leyendas urbanas...!

    ResponderEliminar
  14. Uix, pues aún conozco un grupo más bestia que Taste, don Luri, mucho menos conocido por estas tierras; los grandes e irrepetibles Ten Years After. Tengo una versión de su I Can't keep from Crying de once minutos en directo que es una de las maravillas de este mundo.

    ¡Viva el vinilo!

    ps.- le estoy montando una sorpresita cutre, don luri, que no se espera.

    ResponderEliminar
  15. Don Subal, hay cosas que no se olvidan aunque uno viva mil millones de años. Y yo no olvidaré aquel día en que tuve que vender mis discos y CDs en una tienda de compra-venta del Carrer de Sant Pau porque ya no tenía ni un céntimo y llevaba varios días viviendo de la caridad ajena (por entonces muy abundante, por cierto, en Barcelona). Entre aquellos discos había dos CD:
    - "A Space in Time" de Ten Years After
    - "Born to be wild" de Steppenwolf.

    Dicen que uno es del lugar en el que tiene enterrados a sus muertos. Y por eso soy yo de Barcelona. De "aquella" Barcelona, evidentemente.

    ResponderEliminar
  16. Si vendiera mi colección de vinilos y cds seguramente podría pagar la hipoteca de un año, pero sería como enterrarme en vida. Y eso, don Gregorio, que ahora existe el mp3. Antes prefiero que me arranquen los dientes.
    Llegué a Taste por el camino inverso, desde Rory, del que tengo algunos discos (los dos directos y el primero en solitario creo). Siempre se elogió de Clapton que es un blanco con voz para cantar blues, pero sin duda que Rory Gallagher le sacaba ventaja.
    Estando en casa de un amigo (10 años mayor que yo), en el plato giraba un vinilo que parecía de Gallagher, pero no me sonaba ningún tema, además de que era un sonido más "sucio". Le pregunté y ahí fue cuando descubrí a Taste. De ellos tengo el directo que publicaron cuando se separaron. Bestial. Pese a que lo conocí cuando ya había muerto y no fue tan traumático como cuando murió Steve Ray Vaughan, siento lástima de que se nos fuera.

    ResponderEliminar
  17. Lo peor de esas leyendas urbanas es que se elevan a categoría de ley. Los taxistas dan para mucho. Bueno, yo subí en uno que tenía la cope a toda pastilla, pero nunca protesto, soy muy conformista. Me parecen más peligroso los que transitan por la urbe a toda pastilla, los reyes de la calle. Hay de todo, como de maestros. La mayoría son agradables y educados, pero como en el cole, siempre se habla de los casos raros.

    ResponderEliminar
  18. supongo que es más creible la leyenda urbana del juez anticatalán?

    ResponderEliminar

El miedo al futuro

Leo en Le Figaro que, según un sondeo de Ifop-Asterès, más del 80% de los franceses miran al futuro con recelo y, muchos de ellos, dire...