lunes, 5 de noviembre de 2007

Ex Captivitate Salus

"Se describe a sí mismo como un aventurero intelectual que tiene por costumbre aceptar el riesgo y pagar el precio correspondiente. Los nuevos pensamientos y el saber nuevo solamente emergen a través de una conducta aventurera -subraya-, observando que también el cristianismo condujo a la muerte a millones de hombres."

Resumen del interrogatorio realizado por el juez Robert Kepner a Carl Schmitt, el 21 de abril de 1947, en Nuremberg.

El día 29 de abril, en el transcurso del tercer interrogatorio de Kepner a Schmitt:
...
- Schmitt: Me sentía superior.
- Kepner: ¿Usted se sentía superior a Hitler?
- Schmitt: Intelectualmente de manera infinita. Él era para mí tan carente de interés que prefiero no hablar de eso.

...

- Kepner: ¿No os da vergüenza haber escrito en su momento cosas como las que escribisteis?
- Schmitt: Al día de hoy, sí, evidentemente.



5 comentarios:

  1. ¿Hay grados de indignidad? Porqué una cosa es el superviviente del que habla Kasandra, y los ojos de los que le juzgan que no serán millones salvo en el caso de que tengas la suerte o la mala suerte de aparecer en televisión como el chico que disimulaba en la agresión del tren, y otra cosa los jerifaltes. Yo siempre creí que los que arriesgan, los ambiciosos, o sea los que tienen menos miedo a perder, los más temerarios, son los que acaban mandando o perdiendo todo. El “caixa o faixa” de los militares golpistas. En el caso de estos amantes del riesgo la indignidad, cobardía, o lo que sea, parece más evidente. Cobardía de Speer o cinismo de Kepner. Seguro que a pesar de todo piensan que esto les pasa solo por haber perdido. En cuanto a nuestra dignidad particular, no veo demasiada valentía en lo común de la vida cotidiana de esta ciudad de provincias donde vivo y donde todos nos conocemos y si en cambio, es más evidente, una subordinación callada a las injusticias, que me parece muy general.

    ResponderEliminar
  2. A mí no me cabe duda de que les pasó porque perdieron. Y eso no tiene nada que ver, por desgracia, con el juicio moral que me merecen.

    Por otra parte, nunca está de más recordar a Terencio, sin por ello querer excusarse detrás de su famoso aforismo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente se les juzgo porque perdieron .Sus hechos delictivos eran legítimos , tan solo eran funcionarios estatales que obraban con plena capacidad con normas jurídica vigentes dictadas por órganos legítimos del estado nacional socialista ; esta podria haber sido la tesis de la defensa .
    Paradoja fueron juzgados por un régimen representado en el tribunal responsable de "las purgas" , pero como estos últimos no perdieron ..... en fin

    ResponderEliminar
  4. aclaro que mi comentario es pura ironia

    ResponderEliminar
  5. Este comentario, que se les juzga por perdedores, ya lo hace un personaje en 'Vencedores y vencidos', y esa era la opinión de mucha gente del pueblo llano de la edad de mis padres, después de la guerra, viendo como iba la 'europea'. Los ganadores pueden reescribir la historia a su gusto, cada vez es más difícil ocultar información, eso sí, aunque no tergiversarla según conviene. No era imposible que ganaran, ahora en perspectiva parece terrorífico y seguramente lo hubiese sido, también fueron terroríficos otros 'ganadores', y de hecho, ganaron mientras mandaron. Los gobiernos democráticos europeos coquetearon con los nazis hasta que les tocaron demasiado las narices y sin los americanos de por medio... ya se ve que pasó en Francia.

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...