martes, 10 de julio de 2007

Postales filosóficas: Franz Rosenzweig

I

¿Qué pasaría si agrupásemos la historia de la filosofía en capítulos de acuerdo con la sucesión de movimientos artísticos? No habría problemas al principios: filosofía griega, helenística, romana… pero a partir del XIX las cosas comenzarían a complicarse. ¿Quiénes serían, por ejemplo, los filósofos expresionistas? ¿Rosenzweig?

II

La gran obra de Rosenzweig, “La estrella de la redención”, está considerada como una de las mayores obras de la filosofía judía del siglo XX. Sin embargo él nunca la consideró ni como una obra de estricta filosofía ni como una obra de estricta referencia judía.

III

La estrella de la redención” se mueve justo en ese ambiguo espacio existente entre la filosofía y la teología, allá donde la filosofía ha dejado de ser filosofía y la teología aún no ha comenzado a ser teología. Para descubrir ese espacio hay que leer a Rosenzweig.

IV

Creo -pero doctores tiene la laica madrastra Filosofía- que Rosenzweig aprendió de Cohen que el “yo” del hombre puede estar mejor expresado en la religión que en la ética. El “yo” del que trata la ética es el “yo” de la humanidad y, por lo tanto, se confunde con la generalidad del “Todos”. Sólo la religión permitiría comprender el “yo” como un finito “tu” y, al mismo tiempo, preservar la singularidad de esa finitud. Por ejemplo: en la religión el sufrimiento es reconocido como tal, mientras que las categorías éticas parecen refractarias a recoger la especificidad concreta del hombre doliente. En este punto comenzará Levinas, autoproclamado discípulo de Rosenzweig, su filosofía.

V

Por cierto, y respondiendo a algunas preguntas del post de ayer: Para Cohen la realidad es “un concepto de relación entre el pensamiento y la sensación”.

VI

Rosenzweig era un judío de Weimar. Un hijo de una de aquellas familias judías ilustradas que habían creído posible conciliar con facilidad lo alemán y lo judío (“Deutschtum und Judentum”, decía Cohen). Para ello habían ido acercándose al liberalismo relegando sus creencias y prácticas religiosas. Sin embargo un día los miembros racionalistas de estas familias descubrieron atónitos que sus hijos se les enfrentaban porque querían ser judíos y les echaban amargamente en cara que nunca les hubiesen hablado de Dios.

VII

Fueron muchos los jóvenes judíos alemanes que se revelaron contra el progresismo de sus padres intentando salvar del olvido la tradición de los abuelos.

VIII

Un paréntesis: el otro día sostuve ante un público que no me contradijo que lo característico del progresista es tener más fe (y recuerdo que la fe, según decía el catecismo, es " creer en lo que no vemos") en la historia que en la moral.

IX

Quizás lo característico de la sociedad de Weimar fue la radicalidad con que cayó en una pulsión edípica. Nadie se reconocía en su propia tradición. De ahí el éxito del nazismo que prometía un nacimiento nuevo desde la nada.

X

Incluso en filosofía se impuso la “Destruktion”, practicada tanto por Heidegger como por Rosenzweig o Strauss… antecedente lúcido de la “de-construcción” de Derrida.

XI

Rosenzweig se enteró de la muerte de Cohen cuando estaba luchando en el frente de los Balcanes en la Primera Guerra Mundial. A Cohen le sobrevivió su mujer, que acabó en un campo de exterminio nazi. Rosenzweig morirá antes del estallido del nazismo, tras una larga enfermedad que le fue paralizando cada músculo del cuerpo. Pero hasta el último momento mantuvo intacta la vitalidad de su inteligencia. Poco antes de morir confesó su proximidad con la filosofía de Heidegger.

XII

Primeras palabras de “La estrella de la redención”:

De la muerte, del miedo a la muerte, comienza todo el conocimiento sobre el Todo”.

XIII

Primeras palabras de la tesis doctoral de Rosenzweig:

Este texto que yo no debiera haber escrito…

XIV

Rosenzweig prefería el término “pensamiento” al de “filosofía”. Esta última se le antojaba fosilizada, mientras que “pensamiento” implica proceso, movimiento, temporalidad. A lo que él hacía tenía que llamarlo, inevitablemente, “Das neue Denken” (el nuevo pensamiento).

3 comentarios:

  1. Siento melancolía por los tiempos futuros, el pasado es un misterio aún por resolver y cuanto más voy al futuro, más cercano y amigable me parece. Sobreviví a varias guerras, de todas me salvé, o eso creí y cuanto más me conocí, más ví que eso no fué todo lo que sentí. ABCDI.
    Absurdo, no?
    Si dijera que conozco, pero no lo voy a decir.

    ResponderEliminar
  2. Yo substituyo filosofía por analisis pero tampoco me gusta. Es menos tramposa que filosofía y se beneficia de que ni siquiera los malvados griegos pudieron hacer de cada palabra de su lenguaje una trampa pero... ¡pero sigue siendo una voz griega!

    ResponderEliminar
  3. Es que filosofía es un vocablko que encierra un concepto que no se traduce, de manera directa, al castellano, el sentido original.Pensamiento está bien, pero tampoco es.

    ResponderEliminar

De vuelta al Café

Vuelvo al Café después de unos días en el infierno (mareos, vómitos, vértigos, incapacidad para soportar la luz... y, además, de Rodríguez)...