jueves, 26 de julio de 2007

Nuestro tiempo


Vía: Static

14 comentarios:

  1. Esta, Luri, es la imagen que vale más que mil palabras. O como dice Horacio, mucho antes que Mc Luhan "las mentes tardan más en impresionarse con lo oído que con lo que está sujeto a los fieles ojos y lo que el propio espectador se cuenta a si mismo". Pues si, esa es la imagen que sintetiza todo, aunque no se bien que es todo, pero tengo la impresión de, que una vez más, has acertado.

    ResponderEliminar
  2. Aunque también podríamos apelar a esa fantástica raíz etimológica del término theoría, donde theorós es aquel que participa de una fiesta en la que mirar es ya participar. Y entonces es cuando nos vemos rodeados. Contundente metáfora. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo hago pectorales con 40 kg.
    ((((((A cada lado))))))

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, pobrecilla, como tenga que correr mucho con todo ese Peso encima... Yo ya me quejo de las mías y son tamaño estándar

    ResponderEliminar
  5. Si, es que el año pasado tuve que sacarme un título con el que tenía una laguna y había algunos jovencitos como tú y yo para esas cosas soy muy chula. No me molan nada las pesas pero no hay color entre lo que levantaba un pringadillo de aquellos, cualquier pringadillo (hablo de físico solamente), eso es verdad y una tía. Eso sí, con las piernas y las prensas que estás acostada ya era otro cantar... y bueno, lo de ad/abductores... umm que fallos daban algunos. Debe ser porque estaban poco acostumbrados a abrirse... ¡Ojo, no era fuerza era coraje! y luego menudos dolores de espaldas umm umm. Por mí como si arden todos los gimnasios. Es broma... las ateas que tenemos este sentido del humor tan retorcido...

    ResponderEliminar
  6. Me encanta hacer sentadillas. Y la máquina de abductores ya no la hago porque cojo todo el peso a máxima abertura.

    Hago prensa y sentadillas y alguna máquina.

    Soy adicto al gym. Mañana me voy a Burgos y estoy padeciendo porque no podré ir. Aunque ya me he hecho una rutina.

    En España, sólo hay un lugar donde el esfuerzo se valora: el gym; lástima que sólo podamos valorar algo que se comerán los gusanos.

    ResponderEliminar
  7. ¿Se me permite asustarme, dar un pequeño grito de horror ante una imagen como ésta?

    Madre mía...

    ResponderEliminar
  8. Valorar, hombre, valorar :))
    Te entiendo porque durante ocho años a mí me dio por jugar al tenis. Me dio de madurita ya. Lo dejé precisamente por ese curso que hice; porque no tenía tiempo y ya no volví y lo echo y no lo echo... pero los primeros días era una cosa... Y yo y algunos compañeros... era tal el mono que teníamos (jugábamos a las ocho de la tarde siempre y a veces también los fines de semana y en exterior) que si llovía dos días seguidos... al tercero jugábamos mojándonos y nos daba igual. Bueno, yo tengo jugao hasta nevando :))
    Y molaba mogollón. En camiseta de manga corta. Que luego vas pa Burgos y en pleno diciembre les sales a la calle así y lo flipan todo. Porque es un frío distinto del de aquí del Norte... y el frío y el deporte, estamos de acuerdo que tonifican. No sé si la mente, porque hay mucho musculoso tonto pero sí el ánimo sí.

    ResponderEliminar
  9. Don Gregorio, un día le voy a regalar un sarcasmómetro para que me mida usted los niveles en sangre antes de que cruce por la puerta de su café... si la rayita sube de 4... no me deje usted entrar

    besos :)

    ResponderEliminar
  10. Se morirá asfixiada o matará del mismo modo o acabará cifósica. Lo siento Luri... es deformación.

    ResponderEliminar
  11. ¿Por dónde anda ahora la cow parade?

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...