viernes, 15 de junio de 2007

Cuando a Bush le robaron el reloj


Atentos a 3:12.

Recuerdo una cena en septiembre del 2000 en la ciudad búlgara de Yambol. En mi mesa había búlgaros y rumanos (de hecho un rumano llamado Guastavo Adolfo Loria, nacido en Costa Rica, que había pedido en su tiempo asilo político en la URSS y en ese momento ejercía de especialista en lenguas paleobalcánicas). Los búlgaros reconocían que estaban atravesando una situación económica desastrosa, pero se consolaban pensando que los rumanos estaban aún peor. A su vez el rumano reconocía que estaban peor que los búlgaros, pero considerablemente mejor que los albaneses. En esto estaban todos de acuerdo: ser albanés era lo peor, porque no se podían consolar mirando para atrás.

1 comentario:

  1. Será por eso que el leit motiv de Bush en este viaje último, en aquella zona, ha sido "la independencia de Kosovo"...

    ResponderEliminar

Hoy más actual que ayer...