domingo, 17 de junio de 2007

¡Suerte, maestro!

Estaré atento a la crónica de Gabriela

10 comentarios:

  1. En Barcelona, dios mío, en barcelona... Y no hay papel.

    ResponderEliminar
  2. La que se ha liado con el regreso a los ruedos de José Tomás. El viernes leía en la prensa que la reventa andaba por 1500€, a la sombra, eso sí.
    No es que me entusiasme la "fiesta", pero si para comer un buen plato de rabo de toro, primero hay que torear al morlanco, adelante pues con las verónicas.

    ResponderEliminar
  3. Sólo me van los toros cocinados, pero este acontecimiento ha extraído de mi memoria un nombre admirado: Mariano de la Cruz (1921-1999), psiquiatra y crítico taurino. Sé que hoy sería feliz.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos: Barcelona, la tradicional Barcelona siempre fue una asidua de los toros, La Monumental fue construida en 1914 y antes ya habia otras 2. Que vuelva Jose Tomás, creo es para darle un nuevo impulso del verdadero toreo que ultimamente se habia convertido es un espectaculo mediocre para turistas.
    En muchas zonas de la Cataluña Nova, sur de Tarragona, el toro sigue siendo el animal mas venerado, y no hay fiesta si no hay toros.Si se prohibiesen como ya se intento en algunas ocasiones, quemarian el ayuntamiento, para no decir el alcalde. Se hacen juegos, como poner anillas en las astas ( como los juegos que aparecen en las pinturas de Knosos) los toros corren, los jovenes saltan, pero jamas se les da muerte.Las peñas compran los toros y los matan en el matadero para despues comerlo entre todos.
    A mi no me gusta ver morir ni al toro ni a nadie vivo ( ni debe hacerse, padecer a nadie), pero me gusta la estetica de la fiesta( sin matarlo) y la vida con los toros de los pueblos. Creo, que este sentimiento, en los pueblos mediterraneos ya casi se debe haber insertado en nuestro cromosoma.

    ResponderEliminar
  5. Querido Luri, qué lástima que te lo hayas perdido.
    Ya escribí. Y poco más puedo decir que lo que dije.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. He tenido que dejar de leer aportaciones al fòrum de un periódico por la cantidad de disparates que leía. No me gustan los toros, no he ido nunca, tampoco el fútbol, por cierto, pero me molesta tanta visceralitat antitaurina y tanta hipocresía y teorización ignorante sobre si la cosa es o no 'catalana', mi abuelo y muchos de su época fueron grandes aficionados y en el Paralelo había peñas importantes, cercanas a figuras autóctonas.

    ResponderEliminar
  7. Gabriela: Aunque yo diría que no es usted de la que lleva pamela y fuman puro, debo ponerlo en duda. Hay que creer al Periodico, henchido de buenaes intenciónes :
    "Al otro lado, en la acera de la plaza,hombres con sombreros Panamá y cigarro puro en la boca y mujeres con pamelas.Algunos respondieron a los gritos de los antitaurinos con saludos fascistas y agitando banderas españolas".
    Si tienen tiempo pasénse por meneame, busquen esta noticia, y vean los comentarios.La ".gauche divine se ha convertido informáticamente en la gauche stupide

    ResponderEliminar
  8. No se nada de toros como de muchas otra cosas, pero como tienen emoción me interesan. Para esto de las emociones no se tiene porque ser un lince en sabiduría, mas bien lo contrario. Lo que vi de José Tomás es casi un milagro, que este vivo, incluido. Que alguien me busque algo remotamente parecido.
    Y la crítica, siempre queda el gozo de las divertidas críticas taurinas.

    ResponderEliminar

Otra caída

Ya les he contado a ustedes alguna vez que me caigo con frecuencia. Un problema del oído interno me impide llevarme del todo bien con el sen...