jueves, 28 de junio de 2007

¡Ay!

Garry Simpson. Vía k17k
"Que no me quiero enterar,
no me lo cuentes, vecina,
prefiero vivir soñando
que conocer la verdad"

Doña Concha Piquer

6 comentarios:

  1. O lo que viene a ser lo mismo:
    "Ojos que no ven, corazón que no siente"
    Sin embargo la ocultación de lo obvio es la agresíón más sutil que un@ mism@ puede hacerse.
    Bonitos y espléndidos tatuajes.

    El vino en un barco... de nombre...
    Allá donde esté:
    gracias
    Doña Concha.

    ResponderEliminar
  2. M eimagino, Neelam que te has dado cuenta que nos e trata exactamente de un tatuaje, sino de un autógrafo de Jimmi Hendrix que ella ha mantenido intacto, a pesar de la erosión del tiempo en su piel.

    ResponderEliminar
  3. Me he dado cuenta y me ha emocionado, la piel puede marchitarse -aunque siempre puede ser bella- los sentimientos nunca se marchitan si son verdaderos. Llevar a Jimmi Hendrix en el pecho hace que nunca se marchiten ni la piel ni los sentimientos. Me refería también a los tatuajes de "Vía K17K"
    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. No me había dado cuenta de que era un autógrafo de Jimmi Hendrix.Increible...

    ResponderEliminar
  5. MK: Es lo imprescindible de ese cuento.

    ResponderEliminar

De vuelta al Café

Vuelvo al Café después de unos días en el infierno (mareos, vómitos, vértigos, incapacidad para soportar la luz... y, además, de Rodríguez)...