jueves, 14 de diciembre de 2006

A Umla como desagravio

3 comentarios:

  1. Gracias, gracias... Qué sería de nuestras sonrisas si no existieran los dentistas.

    ResponderEliminar
  2. Una maravilla como imagen ingeniosa, pero no sé como funcionará comercialmente. Da la impresión que con este seguro los dientes caen y se vuelven a poner.
    Me da pánico...

    Por cierto, aprovecho la oportunidad para agradecerle las recomendaciones sobre Strauss. Me vienen al dedillo, ya hacía tiempo que quería emprenderla con las intempestivas.
    Muchas gracias -

    ResponderEliminar
  3. Cualquier desagravio a Umla me tendrá a mi en rimera línea, con tu permiso, Luri.

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola