martes, 19 de diciembre de 2006

Recetas afrodisíacas

Completo la información del post anterior tras leer un comentario de Red Sonja que propone el "Satirión" como afrodisíaco infalible, visto que "Hércules, al recibir la bebida de Tespios, desfloró a las quince hijas de su anfitrión en una sola noche". Vamos a ver, Red Sonja, que si ya cuesta comportarse como humanos, ¿a qué viene esta compararición humillante con un semidiós? Hércules estaba muy bien dotado, que para eso era hijo de Zeus. Lo sé porque un alcalde de Barcelona censuró una imagen de Hércules desnudo que aparecía en un cómic de Barcelona del que yo había hecho el guión. O le cubríamos los atributos, o nada. Se los cubrimos, lógicamente, con la maza.

Como conseguir "satirión" es más difícil que arrancar con vida una mandrágora, os ofrezco remedios más al alcance (evidentemente no para ahora, sino para cuando de aquí en mucho mucho tiempo tengamos necesidad ocasional de alguna ayuda extra):

1) Al-Nefzaoui (l394-l433) en su obra El jardín perfumado defiende que comer huevos va de maravilla para el fornicio. A los interesados en pasar una noche fogosa les recomienda freír un buen número de huevos en manteca fresca. Una vez, fritos deben sumergirse en miel y hacer un puré compacto. Después hay que comer todo lo que se pueda. El autor asegura que cuanto más se coma, más despierto se mantendrá el miembro viril.

2) Marcelo Empírico (De medicamentis libri, 1536) recomendaba muy especialmente los testículos de tejón, sobre todo tomados con miel en ayunas durante tres días consecutivos.

3) Con respecto a los testículos de toro, diversos autores advierten que el animal ha de ser de color rojo y fiero, pues en caso contrario el condimento resultarà anafrodisíaco.

4) Plinio el Viejo apreciaba más los testículos de caballo o, en su defecto, el testículo derecho de un asno.

5) En el manuscrito árabe de El Escorial, número 893 se recomiendan, además de los testículos de toro, los siguientes remedios: testículos de zorro secos; el testículo derecho de un erizo administrado con miel; el testículo izquierdo del cocodrilo (seco y bebido con agua de garbanzos); el pene y testículos de ganso…

6) Y para terminar os transmito la letra de una canción que cantaban las brujas castellanas en sus akelarres (S. Cirac Estopañán, Los procesos de hechiceria en la Inquisicion de Castilla la Nueva / Tribunales de Toledo y Cuenca/, Madrid, l942, p. l9l):

Huevos cocidos,
para nuestros maridos,
huevos asados,
para nuestros enamorados.
Al carnero,
para mi le quiero.

Doña Red Sonja, le agradezco mucho su participación, aunque me haya parecido un poco intempestiva.

13 comentarios:

  1. Magnífico post, don Gregorio.
    Pero me quedo intrigado: ¿a qué se debe la asimetría afrodisíaca de algunos testículos? Supersticiosamente, creo que el más potente de todos ha de ser el testículo izquierdo del cocodrilo.

    ResponderEliminar
  2. Te has dejado un producto estrella en la alacena: la raspadura de cuerno de rinoceronte.

    Por cierto, a base de huevos fritos, virilidad no sé, pero colesterol, por un tubo.

    ResponderEliminar
  3. Joseph: Comparto su intriga.

    Umla: Lo del cuerno de rinoceronte, que parece que está dejando a los pobres animales a punto de la desaparición, lo he omitido voluntariamente porque aquí todo va de huevos. El principio que guiaba a los sabios desde Plinio para adelante para buscar estos remedios estaba basado en una analogía elemental: había que tratar a los emejante con lo semejante. Desde esta perspectiva, me niego a considerar la posibilidad de que la impotencia pueda remediarse con nada relaciondo con los cuernos. ¡Faltaría más!

    ResponderEliminar
  4. vaya, se ve que la cosa va de criadillas con miel, eh?

    lo q tengo claro es que "si como todo lo q pueda" como dice el amigo Al-Nefzaoui, a mi me entra una modorra antiafrodisiaca, que no te cuento...

    ResponderEliminar
  5. Gregorio, esto viene a que el día 22 de Diciembre es lo del orgasmo mundial, no??
    para que vayamos pillando fuerzas?
    y no hay nada para las mujeres???
    o como siempre estamos excluidas de este tipo de cosas en los textos históricos?

    ResponderEliminar
  6. Denke: Tengo mis sospechas respecto a si Al-Nefzaoui probó realmente sus recetas. Claro, igual iba sobrado. Pero aun así...

    ResponderEliminar
  7. Cel·lia: A cada cual lo suyo. Ahora que lo que se llevan son las solidaridades de género cmo sustituto a las solidaridades de clase, yo practico mi solidaridad genérica generosamente.

    ResponderEliminar
  8. No entiendo con lo que se habla del tema, que parecen todos van sobrados, haga falta tanta receta culinaria. Me reconforta saber que ya Plinio adolecia de lo que tantos se vanaglorian.......yo les puedo asegurar que hacen faltan no se, si tantos huevos, pero si mas dedicación, que los años pasan y todo hay que cuidarlo y si puede ser sin subir el colesterol mejor!!!

    ResponderEliminar
  9. No era mi intención hacer comparaciones don...prefiero llamarle Gregorio ¿puedo?
    Recuerdo a Hércules con su gran maza en el cómic de la Historia de Barcelona, que por cierto me pareció magnífica.

    Celia, recuerdo a Cleopatra que parece que tomaba baños afrodisíacos de leche y miel con pétalos de rosas. Además de conquistar a Cesar y Marco Antonio, entró en Roma...
    ¿No nos puedes aconsejar alguna receta japonesa facilita? Por probar...

    ResponderEliminar
  10. Esto de la farmacopea natural e historica , es mas exotico y atractivo que los aburridos prospectos ...al menos mas imaginativo , y en estos abatares el sentido ludico es esencial :)

    ResponderEliminar
  11. Ah, pero los afrodisíacos son los comensales, no los platos: ¿Alguna receta para prepararse a Monica Bellucci?

    ResponderEliminar
  12. Oh, ya preguntaré a ver si se sabe de algo...afrodisíaco y japonés....

    ResponderEliminar
  13. Para que el testículo izquierdo del cocodrilo resulte efectivo, es indispensable que usted se lo arrebate vivo. Y que usted quede vivo, claro

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola