domingo, 17 de diciembre de 2006

La realidad y el deseo


Esta mañana he estado en un funeral, en Terrassa. "No sé cómo es, no sé cómo se va, pero sé que alguien que me quiere me espera". Son las palabras de una muribunda. Y no tengo nada que decir. Bueno, sí, una cosa, que he cantado el Virolai.

3 comentarios:

  1. Yo se como es, como se va, y las veces que he ido, no me esperaba nadie.
    Me tocó trabajr en el proyecto de renovacion del cementerio.

    Lo siento, nunca es agradable asistir a un entierro

    ResponderEliminar
  2. Yo, cada día llego de allí sobre las siete..., de Terrassa me refiero. Lo siento por cuanto tú lo sientas, qué he de decirte a ti sobre el sentido de la vida, pues eso: que unos vienen y otros van.

    ResponderEliminar
  3. A la moribunda le encantaría irse, estoy segura, como en ese poema de Cernuda, de la realidad o el deseo... ese de la rosa... No sé por qué las partidas calmas no dan pena. Aunque la den a los íntimos...

    Besos :)

    ResponderEliminar

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...