domingo, 10 de octubre de 2010

He vuelto a estudiar.



Se puede decir que me estoy reencontrando con un quehacer olvidado. Estudiar cosas que te interesan no es exactamente estudiar.  Estudiar es eso que se hace con los codos, memorizando  listas de nombres que no sabes si son o no relevantes. Pero los que me examinarán de aquí a pocos días han decidido que sí y lo que sin duda es para mí relevante es el aprobado. Digamos que voy garreando un poco y con frecuencia en vez de avanzar, borneo. ¿Conocen ustedes las diferentes acepciones del abatimiento?

A veces me contraprogramo con Van Morrison.

3 comentarios:

  1. Y que lo diga. Las instrucciones de los calientabiberones son de aúpa. Suerte.

    ResponderEliminar
  2. Animo, que el P.E.R. está chupado!.Ya verá cuando pase al de Capitán, con las estrellas y todo el resto. (he supuesto, dado que habla de garrear, borneo y abatimiento, que se trata del P.E.R.)Si es un error, no ha dicho nada.

    ResponderEliminar

Un pollo al ajillo y otros esplendores

Hay días a los que redime un plato sencillo que sale perfecto, hoy, por ejemplo, un pollo al ajillo. Reconozco que en la cocina (y no digo q...