lunes, 21 de mayo de 2007

Karl Kraus en su lecho de muerte

Karl Kraus en su lecho de muerte, al oír la noticia de que los japoneses habían invadido Manchuria, dijo: "Nada de esto habría sucedido si hubiéramos sido más estrictos en el empleo de la coma".
Leía esto ayer por la noche, en la cama, en "Del pasado remoto al futuro incierto", del mago Saul Bellow. ¡Qué gran literatura la de este hombre! El caso es que no pude reprimir la carcajada. Pero después, una vez apagada la luz, se me ocurrió que en el cara a cara con la muerte, el alma se desorienta y le sale la veta surrealista. Mañana os traeré, como prueba, unas cuantas "últimas palabras".
Por cierto: como Kraus tenga razón y la permisividad en el uso de las normas ortográficas sea anuncio de grandes males, ¡Dios nos coja confesados!

35 comentarios:

  1. NO BEO PORKE DEVE SER HASI.

    http://almacen.xeon.com.es/hoygan.html

    ResponderEliminar
  2. Arrebatos: Mil gracias por el traductor simultáneo.

    ResponderEliminar
  3. los japoneses practicamente no utilizan comas, es una introducción relativamente moderna...tengo entendido...
    pero yo no soy nadie en el tema

    ResponderEliminar
  4. Celia: ¡A ver si el bueno de Kraus tenía razón! ¿Alguien sabe si se utilizan en árabe?

    ResponderEliminar
  5. Entonces el monólogo de Molly Bloom debió surgir de la vena apocaliptica de Joyce.

    ResponderEliminar
  6. Hace unos años fui a ver al teatro una representación del monólogo de Molly Bloom. Fui con cierto temor, pues imaginaba a la pobre actriz poniéndose cada vez más colorada, después morada y finalmente azul hasta caer desmayada.
    Por fortuna fue todo producto de mi imaginación.

    ResponderEliminar
  7. El aroma de este café emana cada vez que entro mejores efluvios...
    A mí me faltan comas o me sobran, con lo cual hace tiempo decidí poner puntos y aparte o suspensivos...Como dice S. Bellow "TODO CUENTA"
    Lo de las comas en árabe... Pues sí, se utilizan. La información me ha llegado de un amigo hebreo.
    ¡¡Ay Dios mío¡¡ Me tiemblan los maléolos y los ísquiones sólo de pensar en "Las últimas palabras" ¿Me arriesgaré mañana a entrar en este lugar? Si son “últimas” por favor... al menos... que sean “Divinas” con permiso de Valle-Inclán.

    ResponderEliminar
  8. Yo a Valle Inclan me lo estoy pensando ahora en un parque compostelano.. y si me lo voy a llevar a la cama, despues de este cafe (sigo sin acentos) ;)

    ResponderEliminar
  9. Según se cuenta, en cierta ocasión a Carlos V se le hizo llegar la siguiente sentencia:
    "Perdón imposible, que cumpla su condena".
    Pero antes de firmarla, el emperador movió la coma de lugar y así cambio la suerte del acusado:
    "Perdón, imposible que cumpla su condena".
    Al final tendrán razón los japoneses.

    ResponderEliminar
  10. Por lo que yo sé y leo en en Curso de Árabe de Ahmed Heikal, el signo que señala el final de la frase es la SOKUN, un cítculito que se coloca en la última consonante. Si se coloca dentro de una palabra en el corazón de una frase indica que esa palabra no va seguida de vocal, que se representan por símbolos de pronunciación, pero no por letras en concreto.

    Cada SOKUN representa pues el final de la frase y el punto y aparte es simplemente cambiar de línea.

    Insisto, en el Curso de árabe que, arrebatado por el optimismo, compré ahce años y seguí con menor que mayor fortuna, pero algo quedó.

    ResponderEliminar
  11. Y ade,ás, más vale dejat a la coma en su territorio, y me inclino también a salvar a los dos puntos y al punto y coma, que para mucho escritor son inexistentes.

    ResponderEliminar
  12. Kasandra: ¿Conoce usted las "Cartas a Nora", de Joyce? En ellas se demuestra que más que apocalíptico es eroto-escatológico, es decir, un amante cabal.

    ResponderEliminar
  13. Arrebatos. Hemos de ver la manera de que pueda alquilarme su imaginación, aunque sólo sea por un ratillo de nada.

    ResponderEliminar
  14. Neelam: El aroma de un café lo hace la clientela. Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Doña Kasandra: ¡Toda mi admiración!

    ResponderEliminar
  16. Norma: Te reto a que poniendo solamente una coma consigas que esta frase sea sintácticamente correcta y su sentido perfectamente claro:

    "Un campesino tenía un gato y la madre del campesino era también el hijo del gato"

    Evidentemente, estáis todos invitados al ejercicio comístico.

    ResponderEliminar
  17. ¡Don Luis! ¡Bien re-vuelto! Espero leer con todo detalle en El Bosque sus aventuras berlinesas. ¿Rezó usted por mí frente al altar de Pérgamo?

    ResponderEliminar
  18. Don Gregorio ¿seguro que es una coma? Me aventuro a que puedo resolverla con un punto y coma o un punto y seguido... Pero la pausa de la coma me parece demasiado breve en este caso.

    ResponderEliminar
  19. "Un campesino tenía un gato y la madre, del campesino era también el hijo del gato"
    Aunque a veces me sobran o me faltan las comas... Don Gregorio... hasta aquí ¡¡menos mal que llego¡¡

    ResponderEliminar
  20. Arrebatos: ¡Pues ponga usted una coma mayúscula!

    Sí, con el punto quedaría más fino, pero con la coma tampoco queda coja del todo la frase.

    ResponderEliminar
  21. Un campesino tenía un gato y la madre [coma] del campesino era también el hijo del gato.

    ResponderEliminar
  22. Neelam, Arrebatos: ¡Gracias a jóvenes como vosotros estamos a salvo de la invasión de los japoneses!

    ¿Será esta inferencia correcta?

    ¿Qué pensará Tumbaíto al respecto?

    ResponderEliminar
  23. Don Gregorio: recé, recé, delante y al subir las gradas. Tendrá cumplida cuenta de mis sensaciones.

    Por ahora una corrección a mi nota sobre el árabe. La coma, el punto, el punto y coma y hasta la interrogación, han sido tomadas de lo foráneo y existen, en el moderno árabe.

    ResponderEliminar
  24. oiga luri, si la coma viene acompañada de muchos puntitos, no son suspensivos, es que en japón hay una pasa de sarampión...
    revise su carné de vacunas...

    ResponderEliminar
  25. Debemos exigir más protagonismo a la coma. ¿Hay algún filólogo en la sala? Abogo por el uso de las comas suspensivas.

    ResponderEliminar
  26. Celia, no me extraña nada lo de esa epidemia: El ministerio de ortografía pública debería tomar inmediatamente medidas en el asunto. Pero que no contraten a Arrebatos, que este es capaz de declarar preceptivo comenzar las frases con una coma. Y arrebatos, eso, no. Que después pasa lo que pasa.

    ResponderEliminar
  27. curioso: la gente común so sabe de comas, y a la incomún parecen divertirles.

    ResponderEliminar
  28. Sra Saeki: Esa ignorancia de la gente común respecto a las comas es la causa de la decadencia de occidente. O sea, que como me encuentre a algún incomún divirtiéndose por esta atroz desgracia, lo acuso de crimen de lesa patria.

    Creo que la meditación sobre las comas en el lecho de muerte de Kraus me está comenzando a afectar.

    ResponderEliminar
  29. A mí lo mas terrible de las comas me recuerda a aquello de caer en estado de coma. Un dia, hace muchos años, un chiflado que no se bien qué era me dijo: Kasandra a usted resulta más facil admirarla o temerla que amarla. Me senti muy triste con aquel vaticinio, Don Gregorio, no me lo recuerde usted, que desde entonces me persigue y estoy llena de cardenales emocionales, porque no se por que motivo la cuenta del desproposito se desorbito hacia el temor :)

    Por las mismas fechas otro que seguro que no era un chiflado me presento esas cartas llenas de deliciosas ''suciedades''... mi putita y tal... (sigo omitiendo acentos porque me cuestan sudor y lagrimas con este teclado desobediente) y fue por aquel entonces cuando queriendo mas fui a dar con esas 25.000 palabras KE HINSPIRARON HESE DERROCHE DE HIMAJINACION DEL ¿KLIENTE? HARREVATOS.

    Sigo leyéndole hacia arriVa ;)

    ResponderEliminar
  30. Allá por el año dos mil una simple coma me valió unos juegos florales universitarios.

    http://justicia.bitacoras.com/archivos/2005/
    12/23/la-coma-y-el-precipitado

    ResponderEliminar
  31. Constato que ha sido una tertulia muy divertida. Lo de Kraus, (¿coma? estoy en franca decadencia, ¡dudo mucho de las comas!) genial, sobre todo teniendo en cuenta la nada desdeñable circunstancia de estar muriéndose. La debacle empieza por la gramática, ya decía Nietzsche que no dejaremos de creer en Dios mientras creamos en ella.
    Hace años me contaron la historia (quizá leyenda profesional) de una profesora de gramática que, en pleno delirio, corría por los pasillos del instituto perseguida por complementos indirectos. Ahora lo entiendo, de hecho empiezo a notar ciertas sensaciones extrañas en la nuca...

    Lola

    No se me ha publicado a la primera; o sea, seguro que viene con eco. A ver...

    ResponderEliminar
  32. Irichc: He leído su texto. Resalto la última frase: "La norma, gestora de toda racionalidad y violencia abandonada por el hombre, crea la asimetría entre individuos de una misma comunidad, haciéndolos actuar como anticuerpos en una estrategia de prolongación de la agresividad por razón de la "clase".

    ResponderEliminar
  33. Panfletillo. Lo único que es capaz de escribir uno a los 20 años.

    ResponderEliminar
  34. Un campesino tenía un gato.
    ¡Y la madre! ... del campesino era también el hijo del gato.
    HdW

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola