jueves, 17 de mayo de 2007

17 de mayo

17 de mayo de 2007, Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información

Vía Kuteev

18 comentarios:

  1. ¿Cómo se supone que debemos sentirnos en el día mundial de las telecomunicaciones y la sociedad de la información?
    Si bien por un lado la tecnología facilita muchas cosas, por otro lado a veces me causa cierta tristeza que todo se vuelva tan exageradamente tecnológico. Hace ocho años atrás, cuando tenía quince años, me mandaba cartas con gente que conozco en mi ciudad natal, y me encantaba hacerlo. Hoy las computadoras y los celulares están intalados en todos lados, y desde que empecé a utilizar el mail y los mensajes de texto nunca más escribí una carta. ¿Qué puedo decir? De verdad extraño la comunicación mediante el papel, pero todos ahora consideran ridiculo que les escriba una carta cuando puedo enviar un mail.
    Al menos pude vivir un tiempo (que ya consideraría ancestral) enviandome cartas de papel, mientras la tecnología avanzaba desmesuradamente. Aborrecería haber nacido de una en esta era que cada día la veo mas fría, donde todo el mundo se dice de todo por el chat, todos son amigos, pero cuando se ven cara a cara les cuesta hablar.
    Es lo que pienso. Es lo que me pasa. Es lo que siento en esta época.

    Cálidos saludos...

    {N}

    ResponderEliminar
  2. La incomunicación con el alma interior es el resultado de tanta comunicación.

    ResponderEliminar
  3. Genial. Algo que no sorprende por estos lugares, pero supongo que de vez en cuando hay que decirlo!

    ResponderEliminar
  4. Claudio

    Pues que bien.
    http://www.bbc.co.uk/radio4/history/inourtime/greatest_philosopher_vote_result.shtml

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Claudio: Para quienes quieran visitar la página que propone Claudio:
    http://www.bbc.co.uk/radio4/history/
    inourtime/
    greatest_philosopher_vote_result.
    shtml

    Va de grandes filósofos

    ResponderEliminar
  6. Natalia: Yo, la verdad, no soy tan pesimista. Es cierto lo que dices del romanticismo de la carta. Pero personalmente nunca había escrito ni recibido tantos mensajes. Si no fuera por las nuevas tecnologías no estaríamos comunicándonos, Natalia.

    ResponderEliminar
  7. Martina: Tiendo a creer que el incomunicado es, sobre todo, el que no tiene nada que decir. Ese amigo transparente, por ejemplo, que siempre se queda en el rincón y al que acostumbramos a perder no sabemos dónde.

    ResponderEliminar
  8. Hola Gregorio,

    he aquí una estudiante de periodismo de Barcelona inmersa en este mundo tan excesivamente comunicado que conlleva sus ventajas y sus desventajas donde incluyo la intoxicación de información. Me encuentro haciendo una crítica literaria de tu obra EL CRITERI PERDUT, a cargo de una práctica universitaria. Crítica positiva tengo que decir: tesis clara, estructurada, breve y concisa. Querría preguntarte si te quedaste con algo que contar en este pequeño ensayo ya que me gustaría incluirlo en este pequeño artículo. Ya ves...gracias a las comunicaciones, una hasta puede hablar con el autor del libro que tiene entre manos...Gracias y enhorabuena

    ResponderEliminar
  9. Anónima:¡Mujer, podrías decir tu nombre, así sabría a quien me dirijo!

    En un pequeño ensayo, simplemente se esbozan ideas que dan para mucho más. Algunas de las que dejé en el tintero las he ido publicando en "La Vanguardia". No tendrás problemas para conseguir los artículos. Otras continúan merodeando por mi cabeza.

    Suerte con el trabajo y, si no tienes inconveniente, ya me dirás cómo te ha ido.

    Si necesitas alguna cosa más no dudes en ponerte en contacto conmigo, pero no de manera anónima, por favor.

    ResponderEliminar
  10. Hace mil años se utilizaban palomas mensajeras para comunicarse, hace quinientos, por decir algo, se utilizaban carros con bueyes para desplazarse, hoy está Internet que es nuestra paloma mensajera, nuestro coche, el avión o el cohete sideral, es el carro de antaño... Lo que nunca cambia es quien dirige todo eso, los objetos cambian, sin embargo nosotros no hemos cambiado mucho. Todo es válido si el que conduce lo hace con sentido común...
    Y si a veces se pierde el sentido pues...¡cáspita¡ lo volvemos a encontrar

    ResponderEliminar
  11. Lo más importante es que no importa el medio, no importa la forma.... solo importa que no dejemos de ser las personas que somos.... y dar el valor sustancial que deseamos a la omunicación.... Tambien se añora el papel y la espera, pero mas se extrañaría la omunicación con aquellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Neelam, Shadow: Lo importante es que los que somos un punto narcisistas (por eso abrimos nuestras ventanas a internet) tengamos quien nos oiga y nos responda, y así nos libere un poco de nosotros mismos. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  13. La comunicación anónima: una gran ventaja y una gran terapia. Sin prejuicios. Una oportunidad para que cierto tipo de locos dejen de serlo un poco.

    ResponderEliminar
  14. Una pregunta, por favor: Hace falta estar bien informado y/o comunicado para ser un sabio? O todo lo contario, hay que limpiarse y mucho? Recuerdo cuando de pequeña me han preguntado qué quería ser de mayor, y he contestado mil veces cosas distintas. Pero desde siempre quise ser un sabio. Lo que pasa es que me pierdo, de dónde beber? Tanto ruido me confunde.
    No me extiendo, cambio y corto.
    Me cago en la mierda que nos rodea, pero formo parte de ella y también me alimenta. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Opino que todo lo que sea información y avance tecnológico en sí, no tiene por qué ser malo. Se supone que somos inteligentes para utilizarlo y aprovecharnos de ello sin dejarnos dominar.
    Antes guardábamos las cartas para toda la vida, y ahora el culto es a lo efímero. Lo que hoy es, mañana, quién sabe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Considero los emails como cartas y creo que pueden expresar lo mismo y guardarse en papel, si vale la pena. Lo que odio son esos reenvios masivos de tonterías, powerspoints y proclamas políticas.

    ResponderEliminar
  17. Sra Saeki: Hace falta estar informado de las cosas relevantes, pero sólo un sabio sabe distinguir lo relevante de lo trivial. O sea, que o tienes un maestro sabio y eres suficientemente inteligente para aprender de él, o estás perdido.

    ResponderEliminar

Acting White

En El Subjetivo