sábado, 25 de noviembre de 2006

En memoria de una fecha que no fue

I

El País (24-XI-06) (el redactado es responsabilidad exclusiva de la periodista):

El presidente del gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, insistió ayer en la defensa de los ideales de paz y en la crítica contra el uso de la violencia. “Igual que produce sonrojo ver al PP criticar y alejarse de cualquier iniciativa que planteo por la Alianza de Civilizaciones o la paz en Oriente Medio”, señaló Zapatero. El presidente señaló que igual que uno de los grandes logros del siglo XX fue la democracia, en el siglo XXI, la fuerza más grande será la paz y el entendimiento entre los pueblos.

II

Efectivamente, Alicia.

III

Leo con melancólico cabreo el artículo de Alain Lipietz en Le Monde titulado “L’Europe, telle que nus l’avons perdue”. Y es que aunque nadie se haya querido acordar, el uno de noviembre debiera haber entrado en vigor la Constitucion Europea, reemplazando a los tratados de Maastricht y Niza. Como Europa es feliz en el infantilismo político en el que vive, nadie ha pedido cuentas a los del no por las consecuencias del frenazo. ¿Cómo se puede ser verosímilmente antiamericano y negarse al mismo tiempo a crear una Europa unida? El tiempo no juega a nuestro favor. Si Europa no avanza no por ello el resto del mundo se demora en nuestra espera. El conocido como grupo de los BRINC (Brasil, Rusia, India y China) sigue su proceso. El mundo se está rediseñando a una velocidad de vértigo y nos limitamos a contemplarlo desde lejos, para no mancharnos las manos con la gestión de la realidad, como si se tratara de un espectáculo que no va con nosotros.

Putin nos desprecia con toda chulería, Irán y Siria nos ignoran, China está extendiendo sus tentáculos y nosotros, europeos, nos miramos el ombligo de nuestros particularismos, porque nuestra principal preocupación es emborracharnos del orgullo de nuestras triviales/tribales diferencias internas.

27 comentarios:

  1. Claudio.

    Estoy leyendo un librito muy útil para entender el "angelismo": "Le capitalisme est-il moral" de A. Comte-Sponville.
    Siguiendo a Pascal, establece unos órdenes (aunque no los mismos) y califica de "ridículo" a la confusión entre ellos. Son:
    científico-técnico-económico (su criterio es verdadero/falso)
    político-legal (su criterio es legal/ilegal)
    moral (su criterio es bueno/malo)
    ético (es la dimensión del amor, que aporta los valores que los otros no pueden, amor a la verdad, a la libertad y al prójimo).
    Pues bien, cuándo el rídículo proviene de los órdenes inferiores, lo denomina barbarie (ejemplo: el creer que lo legal es bueno y ahorrarse la reflexión). Cuando proviene de arriba, lo denomina angelismo (ejemplo: el voluntarismo político que cree una solución las leyes que prohíben lo que no gusta o el angelismo moral, al que llama tiranía de los buenos sentimientos).
    Vale. Me ha salido un post demasiado largo y un resumen corto. Les aconsejo el libro (está traducido).

    ResponderEliminar
  2. El post, Claudio, es una perfecta reseña del libro. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Europa se está quedando atrás (la Vanguardia hace unos días traía un artículo muy bueno e ilustrativo al respecto) y lo peor de todo es que la mayoría de los europeos no hacen nada para cambiar las cosas. Siguen sumergidos en su orgullo imperial; bien, pues a todos ellos: si quieren seguir siendo un "imperio" (para utilizar sus mismo términos), hagan el favor de dejar de pensar en Europa como conjunto de países y piensen en todos como una comunidad europea, heterocultural y monocultural a la vez. Al resto de europeos que creemos que para nuestro propio bien necesitamos estar presentes en la economía mundial como un bloque unido, adelante, aun no está todo perdido.

    ResponderEliminar
  4. Claudio.

    Está muy bien observado lo de la fecha que nunca ha sido. No falta tanto para otra: 2010. ¿Se acuerdan de la reunión de Lisboa y sus objetivos? ¿Nos acordaremos cuándo llegue el día?

    ResponderEliminar
  5. Claudio.

    Les iba a enviar el link para la web de los objetivos de Lisboa y me he encontrado con algo muy curioso.
    La weboriginal (2000)http://ec.europa.eu/lisbon_strategy/index_en.html
    está, según dice ella misma "obsoleta", y ha sido reemplazada por otra con la actualización de los objetivos (2004)
    http://ec.europa.eu/growthandjobs/
    Sin comentarios.

    ResponderEliminar
  6. Nausicaa (pronuncio mentalmente tu nombre y veo a Ulises apareciendo ante ti): Yo ya he decidido que quiero ser nacionalista europeo. ¿Conoces a alguien más? Si es así, por favor, dímelo.
    La verdad es que no soy nada optimista con Europa. Si hay salvación para Europa no puede venir ni de Francia ni de Inglaterra, ni de sus estados minúsculos y ensimismados. Por lo tanto, sólo queda Alemania. ¿Pero pueden jugar los alemanes el papel de líderes de la Unión sin levantar suspicacias históricas? ¿Quizás la única manera de tirar para adelante con europa es hacernos progresivamente alemanes? Sea lo que sea, la solución, en el siglo que viene.

    ResponderEliminar
  7. Creo que estamos ante un problema de diversidad de anhelos y de imágenes de la Europa final. ¿Cúal es el objetivo? ¿Unos Estados Unidos de Europa? Yo, con Luri, me apunto al nacionalismo europeo, con discreción, pero me apunto. ¿Y eso que quiere decir?

    Política exterior conjunta sin fisuras.
    Política militar conjunta, sin fisuras
    ¿Seguimos?

    ¿Quieren realmente los estados europeos, como entidades políticas, y los ciudadanos europeos, como individuos, abandonar su condición nacional, garante de sus libertades y derechos y guardián de sus deberes?

    Europa puede ser varias cosas:

    -una vocación
    -una oportunidad
    -una salida

    Pues yo creo que habría que tratar de saber cual de esas posibilidades es la mayoritaria, y en que estados.

    Europa ha llegado a un nivel de creación política que debe digerir, no Europa, sino los ciudadanos europeos y los políticos europeos.

    Estoy de acuerdo con Luri, es dificil no estarlo, en que el mundo se diseña muy deprisa y Rusia, repentinamente, sale del estupor de su revolución contrarevolucionaria y empieza a mandar a su alrededor y a configurar otro bloque, que debe ser su vocación.

    Pues nosotros, a digerir, que remedio....

    ResponderEliminar
  8. Comparto vuestro malestar por la débil vocación europeísta de los europeos y sus gobiernos. Dentro de poco habrá de tomarse en sentido literal la expresión "viejo mundo". Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  9. Luis, como mi univitelino mayor, aquí tienes todo mi respeto.

    ResponderEliminar
  10. Gregorio, yo también quiero ser nacionalista europeo, y en los mismos términos que apunta Luís Rivera. No creo, sin embargo, que ahora mismo haya en Europa ningún estadista capaz de liderar una política en ese sentido.

    ResponderEliminar
  11. Pero eso de Alemania, yo le vengo dando vueltas hace tiempo, porque además no tiene fisuras, en el sentido de veleidades independentistas, pero -digo- da un vértigo tremendo. No sé si es viable, pero tiendo a pensar que Europa pasa por salvar y fortalecer los Estados que la constituyen, porque, por mucho que se empeñen algunos en creer lo contrario, están arraigados en una historia y una cultura común, es decir tienden a ser nación, que es un concepto borroso, pero no por alejado de toda realidad, sino por denominar una realidad profundísima. Alemania (Europa, pues) sólo puede ser mi nación desde un elitismo intelectual inasumible incluso para la misma élite no alemana.
    Ahora bien, que no celebremos la Constitución europea sólo puede significar que el Estado más fuerte (Alemania) acabará emergiendo, nos guste o no, y según le de la gana de emerger, sin condiciones. Así de tontos estamos siendo.

    Lola

    ResponderEliminar
  12. Alain Lipietz, que es un eurodiputado que pertenece al grupo de los Verdes revela en este artículo al que hago referencia que en la reunión de la OMC en Hongkong un político chino le confesó que no hacía falta hablar de Europa, por su irrelevancia política, se entiende, aunque añadía que los chinos sí "conceden una cierta importancia a... Alemania".

    Con respecto a Alemania, hay algo evidente: la geografía juega a su favor. Los países ex comunistas cuando miran a Europa tienen como referencia principal a Alemania. Es instructivo -creo- contemplar cómo en Chequia, país que en cuanto consiguió su independencia, con Mazarik, se dedicó a expulsar a Alemanes para preservar la pureza de su lengua, hoy todo el mundo habla alemán, Chequia actúa económicamente, de hecho, como una región alemana. Por no hablar de Eslovaquia.

    Una ley no escrita en política dice que en política no existe el vacío. Lo que no se ocupa de una maner apor unos, se ocupa de otra manera por otros.

    ResponderEliminar
  13. Claudio.

    En caso de que a alguien le interese el libro de Comte Sponville que mencioné, hay una conferencia en internet del propio autor que lo resume muy bien. Y gratis (en francés).

    http://www.grep-mp.org/conferences/Parcours-9-10/Ethique-Morale-Politique.htm

    ResponderEliminar
  14. Gregorio, gracias por su atención: también yo soy nacionalista europea y me encuentro sola muy a menudo. Realmente, Francia e Inglaterra defraudan. En cambio, Alemania parece conservar verdaderamente el espíritu europeo. A pesar de la aparente congelación de su política por la coalición democristiana-socialista que la gobierna (que a la vez, no obstante, le da estabilidad y posibilidades de avance), su organización interior es, como sucede también con España, un buen modelo para Europa: la unión de un territorio muy plural, con diferencias ya no sólo económicas sino también culturales en muchos aspectos. Pero no debemos olvidar el creciente poder español; en Europa estan asombrados con nuestra capacidad de progreso, de como en treinta años hemos recuperado totalmente el tiempo perdido y nos contamos ya entre los países más poderosos, los de segunda fila; estamos a punto de superar a Italia en la renta por cápita y esto no es decir ninguna tontería. España destaca ya dentro de Europa y, si sabemos moderar nuestro papel y no hacer el tonto como hizimos en el pasado, podremos liderar con Alemania y "los grandes" este resurgir de nuestras cenizas. Lo demostramos ya con nuestro rotundo "sí" a la Constitución Europea y nuestro gobierno lo está demostrando con una activa política proeuropea.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  15. Gregorio
    soy la única europea en mi clase de japonés, y a mi los chinos tampoco me hablan

    De momento yo voy montando la embajada en Tokyo.

    ResponderEliminar
  16. Nausicaa: no tengo la confianza qie tienes tú en el europeísmo de un gobierno que se deja chulear por Francia (en Girona hace poco); que apuesta públicamente por Schröder frente a Merkel; que se lanza a una insustancial alianza de civilziaciones con un país tan problemáticamente europeo como Turquía; o que critica a los demás porque no apoyan un imposible paz de paz para Oriente Medio.

    ResponderEliminar
  17. Cel·lia: Nos acabas de proporcionar la prueba empírica. Hazte pasar por alemana, a ver qué ocurre.

    ResponderEliminar
  18. La rotundidad de Nausica en su propia fe y en sus apreciaciones, producto de lo que ve, me emociona. Creo que España está haciendo un moderadao buen papel y no debemos olvidar que hemos salido de la nada gracias a los cuantiosos fondos europeos, básicamente alemanes, que se ha invertido aquí en pocos años. Hemos tenido un ingreso extra, probablemente bien invertido. Los problemas que vengan ahora, habrá que sortearlos.

    No soy tan pesimista como Luri. A España le ponemos minas los españoles, y cuantas además y es probable que los demás confíen más en nosotros, pero el papel ahora no me parece brillante. Creo que la buena voluntad y su dosis de pensamiento Alicia tienen muchas limitaciones, y habrá que verlo.

    No imagino una Europa en la que el eje franco-alemán se sustituya, y menos una liderada ideológicamente por Alermania, que no economicamente como ha sido hasta ahora. Esae ha sido el pago de las compensaciones de guerra para ese país.

    España debe sumarse a cualquier eje europeo que potencie la decidida marcha hacia delante, pero a cualquier eje: en solitario no, ni la harán caso ni será de recibo. En esto de Europa, las parejas no convienen salvoi, insisto, la franco-alemana y por motivos históricos y geo estratégicos, porque no veo a Francia en plan liderazgo.

    Entre otros problemas hay uno que es el principal ralentizador de la situación, y no es solo de convencimiento. Europa, desde los 12 a los 21 no ha tenido tiempo d digerir crecimiento. El coste de las ampliaciones para los paises que aportan (España lo es ya de manera inmediata) es enorme, porque entra el Pacto de Varsovia, en una condiciones de desarrollo lamentables. Hace falta constituir sociedades viables democrática y económicamente y finalmente ideológicamente.

    Estoy convencido de que existe una Europa en el futuro, no se si la veré que ya soy mayorcito, pero estopy seguro de que el único camino es la construcción con ejes coherentes, consistentes y con capacidad de liderazgo. Que quien pague, mande.

    Por cierto, Luri, que nunca me han llamado univitelino, y tengo todavía que digerirlo. En cualquier caso, gracias.

    ResponderEliminar
  19. Me parece que una Europa fuerte es una utopia. Al menos hasta que se terminen los complejos. A eso ultimo dedicaria yo mis esfuerzos, que cuando los europeos se miren al ombligo no les guste lo que vean.

    ResponderEliminar
  20. buff
    voy a ensayar un poco
    pero sólo sé decir frankfurt, kartoffen, y eso del einfullung o einfillung que siempre dicen los de estética :p

    ResponderEliminar
  21. Gregorio, es una lástima que no veamos las cosas de igual manera, pero me alegro que al menos coincidamos en alguna cosa. Consolémonos pensando que, al menos, es una suerte que ambos podamos decir cuál es nuestra opinión.
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  22. Nausicaa: No, no es ninguna lástima. "La ciudad -decía Aristóteles- está hecha de diferencias". Precisamente porque hay diferencias hay democracia.

    ResponderEliminar
  23. Lo sé, Gregorio, coincido contigo al pensar que la diferencia es riqueza.

    ResponderEliminar
  24. 1. Como todo lo utópico sería perfecto. Pero no suele gustarme como esgrimen los políticos lo utópico. Lo arrojan como un guante.

    2. Alicia en el fondo había escondido los guantes del conejo. Era niña, era traviesa. Se ve en aquellas fotografías que él le hizo. Jugaba con sus emociones a placer.

    3. Se me ha olvidado...

    ResponderEliminar
  25. Hola a todos:
    Perdon por anticipado, pero creo que Nausicaa es demasiado optimista. Espero que nadie me acuse de ser "pepero", pero creo que España esta sobredimensionada. En politica internacional no pintamos nada. En abril del 2004 a una cumbre entre Schoerer, Chirac y Putin fue nuestro presidente como convidado de piedra. HAce unas semanas, en una cumbre entre Chriac, Merkel y Putin, ya ni fue invitado nuestro presidente. Hemos dejado de ser los "machacas" de los EE.UU. para ser los "machacas" de Francia. El crecimiento de nuestro pais es gracias al ladrilo y el turismo. El ladrillo a medio plazo dejara de crecer y eso arruinara a los que han invertido su dinero en inmuebles (buena ocasion para que los jovenes se compren un piso, cuando muchos tengan que malvender los pisos que han comprado para especular) y el turismo cada vez tiene un futuro mas negro, porque el Adriatico tiene menos servicios, pero la cerveza esta muy barata.
    Por cierto, en el Desarrollismo, la propaganda franquista decia que España tenia que estar en el G - 7 porque estabamos por delante en PIB de Canada e Italia, por lo que ese supuesto crecimiento que casi parece que es merito del actual gobierno, viene de lejos.
    Otro elemento que muestra la importancia internacional de España es por ejemplo que solo le haga caso Turquia en la Alianza de Civilizaciones y el "difunto" secretario general de la ONU o que se codee con estadistas de talla internacional como el señor Morales mientras que Israel se "descojona" de la propuesta de paz que hizo el señor Zapatero. En fin, que nos seguimos creyendo los mejores de Europa, cuando hace un año, el señor Zapatero lucho porque España siguiera recibiendo fondos de la UE. Mientras España no sea un pais que no reciba fondos y si los de, que se dejen de veleidades y que no se caiga en el mismo error que el señor Aznar.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  26. Wallenstein: eres un derrotista y un antipatriota. ¿Es que acaso no ves que seguimos siendo la reserva moral de Occidente? ¿Es que eres incapaz de comprender las virtudes de la Espada Más Envainada de Occidente? Con gente como tú no sé, no sé dónde acabaremos.

    ResponderEliminar
  27. Hola a todos:
    Derrotista no soy. Pesimista tampoco, pero eso de "reserva moral de occidente" ha quedado muy bien, aunque intuyo una contradiccion. ¿Como se puede ser reserva moral de occidente y adalid de la alianza de civilizaciones?
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...