domingo, 19 de noviembre de 2006

Dos ocurrencias


15 comentarios:

  1. Claudio.

    Muy buena la idea del "buy nothing day" ¿Dónde se compra la camiseta?

    ResponderEliminar
  2. La idea es de Adbusters una de las instituciones más comprometidas con el pensamiento políticamente correcto del mundo mundial:

    http://www.adbusters.org/home/

    Joseph Heath y Andrew Potter le dan un buen varapalo en su interantísimo libro "Rebelarse vende"

    ResponderEliminar
  3. Claudio.

    Respecto al overman del anuncio, hay algo que siempre me ha parecido injusto: la falta de resposabilidad respecto al mal uso de las ideas.
    Si uno es fabricante industrial es responsable del daño que se pueda causar con sus aparatos, por muy tonto que sea el usuario y retorcida la aplicación del trasto. Tengo bastante experiencia de primera mano sobre esto. En cambio, uno dice "übermensch", mueren millones y como mucho la culpa es de la hermana. No quiero ser simplista: el mal uso fué de otros y no les rduce la culpa a ellos, pero ¿no habría que pensarlo dos veces antes de decir según que?
    Strauss hablaba de la culpa de los "profesores" (Heidegger y Jünger) en el camino hacia el nihilismo de una generación de alemanes.

    ResponderEliminar
  4. A Claudio: creo que es darle demasiada importancia a las individualidades. La virtud de los filósofos es dar forma a las ideas que circulan, que están "en el aire". Por otro lado, no soy especialista en Nietzsche, pero, ¿lo individual no es lo apolíneo, y lo colectivo, lo dionisíaco? Creo que este Nietzsche iba por la segunda tendencia, el marasmo de las masas, lo que desde luego no desentonaba nada con los totalitarismos anti-humanistas. Y no olvidemos que era enemigo declarado de Sócrates.

    ResponderEliminar
  5. Tomando el relevo de Strauss, Claudio: Efectivamente, las ideas mueven el mundo, para bien o para mal. La responsabilidad social del filósofo es enorme, sobre todo ahora, cuando la ciudad en vez de repartir cicutas convoca oposiciones a cátedras.
    Estoy convencido de que Srauss tiene siempre presente dos obras: "Más allá del bien y del mal", de Nietzsche, y el "Nietzsche" de Heidegger. De ellas ha aprendido la necesidad de la prudencia filosófica. De hecho lo que Strauss llama continuamente "filosofía política" no es sino la expresión prudente de la filosofía. La expresión descarnada ha de ser siempre esotérica.

    ResponderEliminar
  6. Querido Joaquín, tenemos concepciones radicalmente distintas de lo que es un filósofo. Creo que concedes con excesiva generosidad este título al intelectual.
    El intelectual es al filósofo lo que el tecnólogo al científico (creo que voy a ceder esta última frase a la humanidad)
    El filósofo o es creador o no es filósofo. Precisamente proque es creador es tan (potencialmente) peligroso.

    Con respecto a Nietzsche: no hay figura en la filosofia moderna más parecida a Sócrates que el Zaratustra de Nietzsche, cosa que el propio Nietzsche reconocía.

    ResponderEliminar
  7. La frase no está nada mal, pero ya que estamos en la era de la "tecno-ciencia industrial", en que se han hibridado los tecnólogos y los científicos, también podríamos conceder que esa idea de "filósofo celeste" me parece que está demasiado alejada de la práctica. Al margen de los monasterios cistercienses (como el de Poblet), ¿hubo alguna vez filósofos contemplativos e incontaminados de bajezas "intelectuales"?

    ResponderEliminar
  8. 1 - ¿Existe algún filósofo que no haya tenido alguna vez pensamiento de influir?
    2 - Porque influir es una forma de poder, a partir de las ideas y de la seducción de las palabras.
    3 - Quien tiene un disciípulo carga un arma.

    Etc.

    ResponderEliminar
  9. 1. ¿Existen filósofos anónimos?
    2. Todo creador genera un campo de fuerzas y en totno suyo se sitúan, automáticamente, planetas.
    3. Los planetas suelen dedicarse a transformar el pensamiento creador en fórmulas. Escriben manuales, libros de texto, artículos etc. Esto es lo que acaba conformando una ideología.
    4. Los grandes creadores de ideas han sido bastante inútiles.

    ResponderEliminar
  10. Disculpe Vd. Don Gregorio por formularle la pregunta del punto 1 al revés: ¿Qué condiciones deberíamos considerar para un filósofo anónimo?.
    Gracias de antemano. Un lector también anónimo.

    ResponderEliminar
  11. Hombre: Del filósofo anónimo, como es evidente, no podemos decir ni pío, puesto que no lo conocemos. Igual viaja a nuestro lado en el metro y aunque parece despistado está construyendo mentalmente la teoría de la gran unificación con sus implicaciones ontológicas, epistemológicas y éticas. O es nuestro mecánico o nuestro dentista, pero como se guarda para sí su filosofía....

    Ciorán no tenía reparos en confesar que cuando necesitaba hablar de cuestiones verdaderamente profundas se venía a España a pasar un tiempo con cierto pastor de Guadalajara. Si la historia es verdadera, ese pastor, inspirador de Ciorán sería uno de esos anónimos filósofos.

    Rizando el rizo: si hay filósofos ágrafos, ¿por qué no puede haberlos afásicos?

    ResponderEliminar
  12. Nietzsche no es antiapolineo ¿eh? nO vayamos a confundirlo con Schopenhauer. Su explícito alejamiento de la concepción musical de Wagner para abrazar la de un Mozart, así lo muestra. La naturaleza, la gran artista, es la voluntad de poder ser forma única, individualizada...
    Lleva razón Heidegger, es el último metafísico. Por cierto, monumental el "Nietzsche" de Heidegger, probablemente el único filósofo del sigle XX. Y nazi, esto es terrible... Está por pensar, todavía, el nazismo, si es que puede ser pensado.

    Lola

    ResponderEliminar
  13. Ese es el drama de nuestro tiempo, Lola, que el más grande pensador del siglo XX, al que los demás no le llegan ni a la suela de los zapatos jaleó con entusiasmo al nazismo. Por eso si hay alguna posibilidad de refutarlo tenemos que buscar argumentos en filósofos que sean tan grandes como él. Hay que ponerlo a dialogar con los grandes y escuchar con atención sus diálogos.

    ResponderEliminar
  14. No nos explicamos todavía bien (nada bien) qué pasó. Cita textual de una entrevista al experto en nazismo británico Laurence Rees, en "El Pais":

    -Yo nunca pretendí llevar esta vida, pasar tanto tiempo estudiando ese infierno. La razón por la que acabé tan metido en ello es que pensé que podía encontrar una respuesta a la pregunta que me obsesionaba desde que entrevisté a Wilfred von Owen, hombre encantador y muy inteligente, secretario personal de Goebbels, que me dijo que la mejor palabra que se le ocurría para definir lo que fue el Tercer Reich era "paraíso".

    Lola

    ResponderEliminar
  15. Redescubriendo el entusiasmo como el opio del pueblo.

    ResponderEliminar

El miedo al futuro

Leo en Le Figaro que, según un sondeo de Ifop-Asterès, más del 80% de los franceses miran al futuro con recelo y, muchos de ellos, dire...