martes, 28 de noviembre de 2006

Ser humano

Ser humano consiste en poder ser inhumano.

6 comentarios:

  1. Añadiría, cuando la accidentalidad está adormecida la esencia no puede tomar presencia. Cuando se remueve la presencia o se alienta la accidentalidad de la cualidad es cuando se aviva la esencia.

    ResponderEliminar
  2. Claudio.

    Es posible que esté yo diciendo lo mismo y no lo vea, pero ¿no es más bien que preferimos llamar inhumanas a acciones que SOLO NOSOTROS podemos hacer? Es como una manera de decir que no forman parte de nosotros, de nuestra esencia cuando es lo contrario.

    ResponderEliminar
  3. Claudio: decía un clásico: "humano soy y nada humano me es ajeno". Precisamente por eso creo que se puede decir también: "Humano soy y nada inhumano me es ajeno".

    ResponderEliminar
  4. Terry Pratchett escritor5:00 p. m., noviembre 29, 2006

    No importa lo rápido que viaje la luz; siempre se encuentra con que la oscuridad estaba antes y le está esperando.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego, Claudio. Hasta donde sé, los leones no encierran a otros leones con melenas y zarpas de distinto color en campos de concentración.
    Los humanos - que como raza somos, acaso con razón, muy narcisisitas -no paramos de subrayar nuestras características distintivas: y ahí va la inteligencia, el lenguaje, el pensamiento abstracto...
    Siempre se nos olvida mencionar lo que expresa con la paradoja don Gregorio: lo que llamamos inhumano es un rasgo distintivo de lo humano; tanto como el lenguaje.

    ( Me viene a la cabeza aquello del deicida: "Humano, demasiado humano ")

    ResponderEliminar
  6. Creo que además a veces es muy recomendable ser inhumano. Porque me da la sensación que utilizamos el término humanidad para hablar de los sentimientos, y no de la futilidad de la vida... entre otras cosas. Entonces sí, ser inhumano es una gran virtud. Esencialmente para con nosotros mismos. ¿Actuar como desalmados? ¿Actuar como hienas? Nosotros solemos encontrar el comportamiento de las hienas inhumano. Pero a veces nos comemos a nuestros hermanos por su alma y eso es como si no contara. En el fondo somos como ellas. Primero es la supervivencia.

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...