jueves, 23 de noviembre de 2006

Porque sí

www.msf.fr - Médecins Sans Frontières



10 comentarios:

  1. Muchas gracias por el amable comentario; en tu café yo disfruto de los tuyos, regulares, casi infalibles. Como verás, tu local y otros cercanos me eximen de abrir el chiringutio más que de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  2. Claudio.

    A mí, lo del porque sí me suena a nihilista.

    Por cierto (libre asociación): "Power and the idealists" de Paul Berman, lo más parecido hoy a Camus.

    ResponderEliminar
  3. Claudio. ¿Por qué debemos justificarlo todo?
    Al decir "¡Por que sí!" no estoy intentando decir nada, sino mostrar una determinada orientación de la voluntad.
    Sí, quizás sea esto nihilismo. Y -aunque ya sé que tú no me lo reclamas- no pienso pedir perdón por ello.

    ResponderEliminar
  4. Aunque no sea éste su caso Don Gregorio, al leer éste "¡Por que sí!" me ha venido al recuerdo lo que en mi infancia venía después de una orden superior, es decir "¡Por que te lo digo yo!" o éste otro "¡Por que aquí mando yo!". Simple comentario banal.

    En otro orden de cosas más serias, ¿Su "¡Por que sí!" nihilista, forma parte de "la voluntad de poder"?. ¿Hacia dónde se orienta ésa voluntad?. ¿Debemos entenderlo entonces como un "¡Por que yo quiero!"?.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  5. Sí, ese es exactamente mi caso. Me lo digo a mí mismo con frecuencia. Hay una imagen en el inicio de la "Ética a Nicómaco" de Aristóteles que me parece esencial para expresar la voluntad ética: "como arqueros que tienen un blanco". A los religiosos ese blanco se lo proporciona la fe; los religiosos ateos podemos, en todo caso, poner en ese blanco la fe.

    Efectivamente, la voluntad de poder.

    ResponderEliminar
  6. Sí, ese es exactamente mi caso. Me lo digo a mí mismo con frecuencia. Hay una imagen en el inicio de la "Ética a Nicómaco" de Aristóteles que me parece esencial para expresar la voluntad ética: "como arqueros que tienen un blanco". A los religiosos ese blanco se lo proporciona la fe; los religiosos ateos podemos, en todo caso, poner en ese blanco la fe.

    Efectivamente, la voluntad de poder.

    ResponderEliminar
  7. A mí la foto me ha resultado demoledora. Pero entender no entiendo las letras. ¿Eso tiene traducción? Es que no me gusta clickear en ninguna parte porque sí, aunque a usted si le entiendo. Pero antes me gustaría entender lo otro...

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  8. Porque en este caso toda justificación suena a indecencia. Pero acepto la punzada irónica de su pregunta.

    ResponderEliminar
  9. Prefiero el nihilista "porque si" que el ambigúo "¿porqué?" o el soberbio "porque no".

    ResponderEliminar

Si es viernes, toca Tocqueville