viernes, 20 de julio de 2012

Sobre el progreso

Vía Sisterwolf

Me ocurre que cuando tengo un cólico nefrítico -de los que soy un fiel adicto- confío ciegamente en la medicina y al ver que el dolor se evapora, constato con la máxima evidencia cuánto tengo que agradecerle al progreso. Pero después me encuentro, un suponer, con esta portada de una revista iraní de hace unas décadas y no puedo por menos de pensar que la biología tiene mucho más que agradecer al progreso que la ética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cánovas, la otra faceta

Paseaba Cánovas del brazo de la embajadora alemana en un baile que se celebraba en la Embajada. Varias señoras se acercaban a él e insistía...