sábado, 7 de julio de 2012

Santas de mi devoción

Anita Ekberg

8 comentarios:

  1. Ya sabía yo que en esta cuestión no sería yo el único cofrade. ¡Un brindis por la cofradía, pues!

    ResponderEliminar
  2. El gato de Schrödinger2:31 p. m., julio 07, 2012

    ¿Ha visto usted lo que ha hecho el tiempo con esta mujer? Si no lo ha visto, le recomiendo que no lo haga, y se ahorrará un susto y un disgusto.

    ResponderEliminar
  3. El gato de Schrödinger2:48 p. m., julio 07, 2012

    Espero que no me malinterprete. Mi comentario anterior no tiene intención alguna de denigrar a esta mujer ni a quienes admiran la belleza de su juventud.

    Lo que me disgusta es el implacable paso del tiempo y su labor destructora de la belleza juvenil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La melancolía, dicen, es la alegría del pobre, pero don Gato, hay imágenes indestructiblemente ligadas a aquel que fuimos y podemos celebrarlas en un ejercicio de remonte del tiempo.

      Eliminar
    2. ¡Nos ha jodío el beato...! Con estas diosas también yo me ofrezco de silla gestatoria...
      Respecto del gato, y a pesar de la demolición del tiempo, quien tuvo retuvo, aunque hay que saber mirar...
      Antes de ayer veía a la Hepburn en De repente el último verano, y me parecía bastante más atractiva y magnética que en La fiera de mi niña, por ejemplo.

      Eliminar

Z.

Me cuenta su viuda que en el transcurso de una revisión, a Z. le encontraron un pequeño carcinoma en un pulmón. Nada grave, en estos tiempo...