viernes, 29 de febrero de 2008

Aprender leyendo

Pocos ejercicios más difíciles que el de la lectura. Es cierto que a algunos autores se les entiende todo a la primera. Suelen coincidir con los que no se vuelven a leer. Lo que nos ofrecen es –¿cómo diría yo?- ... como la canción del verano, que está bien para acompañar el tinto con gaseosa, pero acaba cansando. Las grandes obras no se acaban nunca. Borges decía que cada vez que se releen se inauguran. O quizás no lo decía Borges… pero podía haberlo dicho.

Los grandes autores son creadores de mundos y por un mundo son posibles infinidad de tránsitos y no todos cómodos. ¿Cuándo acabaremos de entender a Platón? ¿Cabe Platón en algún manual de platonismo? ¿En cuál? De Aristóteles parecía que lo sabíamos todo después de tanto siglo de escolástica, y de repente, la rehabilitación de su filosofía práctica nos descubre facetas sorprendentemente originales de su pensamiento justo cuando su cosmología resulta insostenible. De Cartesio algunos dicen que está perfectamente alicatado, dando por supuesto que una mente rigurosa como la suya no dejaba resquicios para la duda. Pero esto es sólo cierto si apartamos su correspondencia de nuestra consideración, y aún así hay varios Descartes posibles. ¿Era un hombre que soñaba ser Dios gracias a la ciencia o solamente aspiraba a hacerse cargo de su auténtica humanidad? (recojo la pregunta de uno de los mejores especialistas cartesianos del presente, Josep Maria Porta, de quien tengo que hablar más despacio… posiblemente la próxima semana me vaya a Lleida un par de días a discutir con él). ¿Hay sólo un Kant? Heidegger demostró que al menos dos son posibles: el sustentador de la posibilidad de la ciencia, que es el Kant de los neokantianos, o el sustentador de la temporalidad del saber (que es un Kant que deja huérfanos a todos los neokantianos), depende de cómo se interprete su teoría del esquematismo. ¿Hegel? La filosofía francesa de la segunda mitad del siglo XX ha sido en buena parte heredera del Hegel leído por Kojève… que no está nada claro que sea el Hegel canónico. ¿Y qué decir de Nietzsche? ¿Cuándo se acaba de comprender a Nietzsche? ¿Y Heidegger? De este mejor no hablar.

Con los grandes, leer es arriesgar y lo mismo da que se llame Homero, Platón, Cervantes o Joyce. Tienen más que ver con Mahler que con Georgy Damm. Podemos comparar, si se quiere, las obras completas de Georgy Damm con un movimiento de Mahler, la diferencia es notable. Mahler reclama nuestra atención activa, Georgy Damm, con todos mis respetos, más bien no.

En realidad no hay obras esotéricas, sino malos lectores. Es decir, lectores pasivos.

El lector activo no es sumiso, sino que se pelea con el autor. Y se hace a sí mismo como lector en esta pelea, porque independientemente del contenido que nos pueda ofrecer un gran texto, su valor ha de medirse por su capacidad para educar nuestra atención.

Ningún gran texto (ninguna gran obra humana) se capta si nos situamos meramente como espectadores. La gran obra nos coloca -si es verdaderamente grande- en una situación peculiar, que podríamos definir como un "entre dos": entre esa gran obra de inmediata referencia y la tradición cultural de la que forma parte. Y esto nos conduce a "la gran conversación".

No se aprende con lo leído. Se aprende leyendo, es decir, situándose en el círculo mágico del diálogo que mantienen entre sí los grandes.

17 comentarios:

  1. Dicho de otro modo es la misma advertencia que dicta Schopenhauer para su Mundo como voluntad y representación.
    Todavía hay gente que no comprende que la divulgación popular de la filosofía es una quimera que no beneficia a ninguno de los dos.

    ResponderEliminar
  2. Excelente. Y sin estar de acuerdo con todo lo que se afirma, pues siendo así sería usted mismo, se me ocurre decir: incluso, dadas las condiciones necesarias y suficientes, es imposible enjuiciar el texto filosófico: es él quien me enjuicia a mí, es él quien pone en suspenso mi constitución "eidética".
    No hay "noesis noeseos" ni nada que se le parezca, pero queda su hijo bastardo, la reforma del entendimiento. Y no es poco: es filosofía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Como se ha puesto de modo ese extraño concepto del 'aprendizaje sin esfuerzo', o de aprender divirtièndose, la diversión ha querido substituir la 'satisfacció' de ese esfuerzo en el diálogo intelectual.

    La popularización escolar en comprimidos también ha sido otro error. Creo, sin embargo, que la exigencia intelectual siempre flota en el mar de la mediocridad, y perdone la retórica.

    ResponderEliminar
  4. Personalmente estoy de acuerdo con las exigencias de esfuerzo personal.
    Pero una cosa bien diferente es no ayudar a resolver dudas concretas, sobre cuestiones muy concretas, y ampararse para ello en que es imposible llegar a conocer a fondo a un autor.

    Una cosa es preguntar "¿Cuándo acabaremos de entender a Platón?" y otra muy distinta reconocer que después de varios años de estudio uno no está ni siquiera seguro de haber entendido nada de Strauss. Vamos, que todavía no se le ha empezado a entender con alguna seguridad.

    Yo respeto que cada uno sea como quiere ser pero en este blog sobre el tema del 'texto straussiano' (esoterismo/exoterismo) todo fueron evasivas.

    A 'Otro', decir que yo no enjuicio un texto filosófico sino que es el texto filosófico el que me enjuicia a mí, es puro postmodernismo.
    Desde luego sí que queda muy efectista.

    Pero es verdad que el que avisa no es traidor:
    Este blog es un ejercicio narcisista, monocolor y gazmoño, de erudición pedantesca. Allá usted, navegante, si está dispuesto a desperdiciar su tiempo visitándolo.

    Debería haberlo visto antes.

    Un abrazo sincero a todos.
    Hasta la vista.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Antonio: Un texto puede ser hermético por dos motivos: por la complejidad de la lectura o por la estulticia del lector. Después de haber estado leyendo con una sobredosis de educada paciencia todos sus impertinentes comentarios, he llegado a la conclusión de que a usted la mayoría de los textos deben parecerle complicadísimos. No le recrimino su presencia ni su impertienecia (de esta última creo que éramos conscientes los que lo leíamos, no usted), al contrario, se la agradezco, porque me ha mostrado con toda claridad algo que es difícil de explicar: que habrá, inevitablemente, textos esotéricos mientras haya lectores que no estén dispuestos a hacer el esfuerzo de leer.
    Vaya usted con Dios.

    ResponderEliminar
  7. Perdone don Gregorio. Ahora, ¿por qué me insulta de nuevo?
    ¿Acaso es un acto reflejo de defensa?

    Tiene usted el descaro de dirigirse a mí insinuando que no estoy dispuesto al esfuerzo de leer, siendo que, y usted lo sabe muy bien, he pedido explícitamente recomendaciones de lectura relacionadas con el asunto concreto de esoterismo/exoterismo en los textos straussianos y usted no ha respondido a tal requerimiento.

    ¿Por qué soy impertinente, exactamente? Si puede saberse.

    ¿La pertinencia debe limitarse en este blog a hacerle a usted la pelota? Pregunto.

    Yo he sido siempre muy correcto. Creo yo.

    Seguramente usted hubiera preferido que yo entrara al trapo de sus descalificaciones para tener algo que echarme en cara, aunque fuera usted el primero en meterse por esa vereda. Pero ya ve que no ha sido así.
    Otra cosa es que yo no me ande con chiquitas, y sea una persona seria que no entiende de donde provienen ciertos aspavientos de indignación.

    Con todo respeto. El que usted no me guarda.

    ResponderEliminar
  8. Antonio, desde el respeto, vas dando mandobles a troche y moche, queriéndonos sacar una especie de "confesión bajo juramento" para confirmar una tesis previa, como enmienda a la totalidad de una filosofía; se te ha contestado que esa no es la cuestión, que esa es una buena manera de no entender nada, y tu has entendido que sí, que te estábamos dando la razón aun con evasivas, sin atender lo más mínimo a las advertencias de quien tú mismo reconoces como más entendido que tú en el sujeto.
    Pues, ¿qué más quieres? ¿Quieres que te diga "sí o no", cuándo lo que se te dice es que lo impertinente (para el tema, no personalmente) es la manera de preguntar, y tú, en el sostenella y no enmendalla poner gesto digno, y decir que, o bien don Gregorio no ha entendido nada, o bien se guía por oscuros intereses de ocultación?
    Un buen ejemplo de impertinencia material (es decir, objetiva, no respecto a mí) es lo que comentas sobre mi comentario. Si lo que digo es posmoderno, entonces por ejemplo Spinoza debe ser coetaneo de Baudrillard. Es que es pura "ignorantia elenchi". Y si nunca has llegado a sentir algo así como la reforma de tu propio entendimiento en tus lecturas, se confirma lo que parece que viniste buscando aquí: una reafirmación de tus tesis egotistas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Mira 'Otro', todo eso que estás diciendo es de tu propia cosecha. Es decir, de alguna forma, vosotros habéis asumido que estabais en disposición de leer ciertas intenciones ocultas que se esconderían detrás de aquel primer comentario mío.
    Lo siento mucho pero yo no soy responsable de nada que no haya expresado explícitamente. Los lectores de mentes ajenas tampoco me impresionan lo más mínimo.
    Si tienes alguna prueba para evidenciar lo que supones me gustaría verla.

    Recuerdo aquí que en otro comentario más reciente sí aclaré explícitamente que no estaba tan interesado, por lo menos en estos momentos, por la cuestión de los juicios de valor.
    Sólo quería saber, y ya es cansino tener que repetirlo tantas veces, si tiene razón Kristol en adjudicar a Strauss tal pensamiento sobre cómo debe administrarse la verdad entre los ciudadanos.
    A ver si lo entendemos bien de una vez o, más bien, a ver si lo aceptáis: YO NO TENGO NINGUNA "TESIS PREVIA".

    ¿Es verdad o no? Pues sí, parece que es verdad, pero no porque don Gregorio lo haya reconocido explícitamente, desde luego. Más bien porque no ha sabido negarlo. También aclaro que soy escéptico respecto a la propia confesión de don Gregorio de no estar seguro de conocer bien el pensamiento de Leo Strauss.
    Hombre, si lo dice él, no voy a ser yo más papista que el Papa, pero díría que es una forma de hablar y que en realidad bien sabe él, en gran medida, quién fue y qué expresaba Leo Strauss.

    Me preguntas: "¿qué más quieres?"
    Que no se me insulte, al menos.

    ResponderEliminar
  10. al tal "otro" sobre eso de que "el texto me enjuicia a mí y bla, bla, bla ": con cariño, te llamaría lírico; con desprecio, te llamaría cursi. y a gregorio: aunque no eres un pedante tu defensa de strauss te ha delatado: eres bastante elitista, y en el insulto a antonio también descubres cierta petulancia. claro que antonio y yo somos un poco o bastante simples, y lectores perezosos o pasivos. yo desde luego soy muy vago, eso seguro. nada nuevo: todos pecamos de algo. dicho esto, sigo insistiendo: a mi juicio la filosofía lo que debe hacer es aproximarse lo máximo posible a la verdad. en pensamiento y palabra. y si disfrazas o camuflas o maquillas la verdad lo que haces es otra cosa: religión, por ejemplo (la biblia es antifilosofía porque lo que pretende es manipular a la gente con cuentos y parábolas y fenómenos paranormales) parménides era otro oscuro, pero claro, es que escribía poesía. y en cuanto a los políticos, mira tú los neocon: mienten como bellacos y no son los únicos que mienten, pues en política, si quieres ganar unas elecciones tienes que ser diplomático por no decir falso. así es la política, así es la literatura, así es la religión. pero la filosofía es otra cosa y consiste precisamente en contar lo que piensas de forma honesta y directa. lo demás es ficción, superstición y trampa. decía alberto moravia que un texto escrito debe ser "fácil de leer y difícil de comprender". pues eso. y que no me enjuicie (el texto)

    ResponderEliminar
  11. Yo no soy un lector vago. Me encanta leer. Dedico a ello prácticamente todo el tiempo que puedo y siempre me parece poco.
    Tengo siempre bastantes libros acumulados por leer lo que me obliga a ser bastante selectivo. No puedo leer todo lo que quisiera porque en la vida se te van imponiendo diversas obligaciones, y el día sólo tiene 24 horas.
    No tengo ningún interés especial en meterme a leer ahora a Strauss, aun cuando por diversas referencias de que dispongo y la gran influencia que parece tener este autor estoy seguro de que debe merecer la pena. Estoy forzado por mis circunstancias, que a nadie interesan aquí, pero aun así pedí sugerencias de lectura concernientes al asunto concreto por mí planteado y hasta eso se me ha negado.

    Puedo entender que en un principio esta frase mía se prestara a equívocos: "A ver si es posible aprender algo sobre este personaje sin estar obligado a leerlo".
    Pero ya expliqué más adelante que se refería a un "algo" en concreto.

    No se diga que no he "luchado" por este aprendizaje.
    Y sin insultar a nadie.

    ResponderEliminar
  12. Pues muy bien, Primo. Seguramente tu primo Paquirrín, pues eres primo de todos los Riveras, sea capaz de componer frases que expresen "lo que piensa de forma honesta y directa". Pero no me digas que eso es filosofía. Eso son psicologías y estilísticas que nada tienen que ver con la filosofía. Que si escribe lo que piensa, pero piensa chorradas, no son más que chorradas pensadas y escritas. Además, está por ver que se contengan pensamientos en un cráneo.
    Y si piensa y escribe chorradas, pero las escribe según tu gusto, no son más que chorradas pensadas y escritas según tu gusto. Pero no son filosofía necesariamente.
    No pongamos perezosas puertas al campo.
    Pues no niego yo mi cursilería (aun diría que la busco, hablando de estilos), y lo digo de verdad, dejame decirte desde el cariño: en tu claridad transparece tu simplicidad, y ambos son valores en tu escala (así que escribo tal como elogio objetivo).

    ResponderEliminar
  13. el tema de debate es muy interesante y está por encima de los defectos que tenga cada uno y yo particularmente no me siento mal porque me llamen simple. de hecho lo que más me gusta es alejarme en lo posible de la pomposidad y el academicismo y las complicaciones. pero volvamos al asunto central de este post: ¿cómo se puede afirmar que no existen textos esotéricos sino mslod lectores? ¡eso es uno de los mayores disparates que he escuchado últimamente! hay sin duda muchos lectores pasivos o simples o vagos o directamente idiotas, pero eso no significa que no haya también demasiados escritores oscuros o pedantes o esotéricos o directamente insoportables, algunos de ellos canonizados por las universidades. esta afirmación es absolutamente disparatada primero por falsa y segundo por elitista, pues implica la segregación del mundo en una raza de intelectuales sabios y elegidos, y un vulgo inculto y papanatas. no seré yo quien defienda a esa mayoría de lectores morralla que consumen libros no simples sino superfluos pero cuidado con aquellos escritores que se creen enigmáticos cuando en realidad son aburridos y prepotentes y resabiados. no os engañéis ni engañéis más a nadie: ¡claro que existen los textos esotéricos! ¡han existido toda la vida! existe la simplicidad y la pasividad y la idiotez y la pereza pero también existe la cursilería y el oscurantismo y el maquiavelismo y la petulancia.

    ResponderEliminar
  14. ''El lector activo no es sumiso, sino que se pelea con el autor. Y se hace a sí mismo como lector en esta pelea, porque independientemente del contenido que nos pueda ofrecer un gran texto, su valor ha de medirse por su capacidad para educar nuestra atención.''

    Inmenso. Voy a ver las fotos. Que he tenido un día hoy de los que ya sólo piden relax

    Buenas noches, don Gregorio.
    (no conteste, por favor; aunque no fuera a hacerlo)

    Besos .))
    KSNDR

    ResponderEliminar
  15. Ahora yo estoy con Fromm.
    Me encanta. Y el deVate muy interesante.
    KSNDR

    ResponderEliminar
  16. ''por la complejidad de la lectura''

    No es por la lectura, don Gregorio. Es por la complejidad de la mente que la redacta, creo...

    Kasandra

    ResponderEliminar
  17. GLuri:

    Precisamente he leído este fin de semana Liberalismo Antiguo y Moderno - no hay más de Strauss en todo Madrid.
    Hay una parte de esa conversación muy interesante:La parte en que se refiere a los que "conversaron" o aguzaron el oído cuando EL Otro se les hechó encima en La Revelación.
    Es la parte con la que más me estoy peleando con Rosentweizg:No hay un No-saber ni acercamiento "tal cual" a la Revelación.Su hermeneútica la da por sentado,aunque le da un horizonte muy distinto de la Ortodoxia tradicional judía.Y Strauss lo señala acertadamente.

    ResponderEliminar

Dos entrevistas más

  Este último hijo mío vino a nacer en el peor momento. Llegó a las librerías justo cuando la pandemia las cerró a todas. Pensé, pues...