miércoles, 27 de febrero de 2008

Filosofía y sectarismo

“La filosofía como tal no es sino genuina consciencia de los problemas” y “el filósofo deja de ser filósofo en el momento en que la certeza subjetiva de una solución pasa a ser más fuerte que su conciencia del carácter problemático de tal solución. En ese preciso instante nace el sectario”.

Leo Strauss, De la tiranía

19 comentarios:

  1. Aunque sea muy apasionada a la hora del discurso... Lo de todos los perros. Lo leo con la misma frialdad que a todos los demás filósofos. O sea que el asco de muerte, tiene la misma prescripción que todo: 'Decíamos ayer...'

    Besos.
    KSNDR

    ResponderEliminar
  2. Según esta definición, debo ser un filósofo "d'estar per casa". Es decir, que tengo consciencia de mis problemas con la misma intensidad que desconozco su solución.

    ResponderEliminar
  3. Imagino que Leo Strauss no habrá dicho eso con una "certeza subjetiva más fuerte que su conciencia del carácter problemático" del asunto que plantea.
    Sería un sectario!!

    Permanezco atento y a la espera del post prometido.

    JJ.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que esta es la típica definición que agrada al gremio de los filósofos, pero que en realidad define muy poco y mal.

    Sobre todo porque no hay por qué presuponer que los científicos, o las gentes comunes, no tienen "conciencia de los problemas" con los que se enfrentan.

    ResponderEliminar
  5. Y eso no es lo peor JJ. ¡¡Habría dejado de ser filósofo!!

    De acuerdo con Eduardo.
    Además, por poner un ejemplo, cuando Maxwell expresó matemáticamente las leyes del electromagnetismo no se convirtió por ello en sectario.
    Y estoy seguro de que Strauss llegó a ver la televisión y a acostumbrarse a la idea de que ahí detrás había un conocimiento objetivo y útil de la naturaleza.

    A mí también me gustaría ver esas pruebas prometidas a JJ. A ver si es posible aprender algo sobre este personaje sin estar obligado a leerlo (aunque yo ya manifesté mi intención de hacerlo pero no me han contestado).
    Qué difícil es esto de la divulgación popular para algunos filósofos.

    ResponderEliminar
  6. Kasandra: Hoy me deja usted en fuera de juego.

    ResponderEliminar
  7. Arrebatos: Yo nunca he dudado de que sea usted un filósofo.

    ResponderEliminar
  8. JJ: Pero permítame que yo me administre mi tiempo...

    ResponderEliminar
  9. Eduardo: Es, efectivamente una definición que, en sí misma, define poco y mal. Pero en el contexto del "Sobre la tiranía", que es donde se encuentra, dice mucho sobre el filósofo que aspira a susurrar en las orejas del tirano. ¿No te parece?

    ResponderEliminar
  10. KLepsidraes: Bien venida al Café de Ocata.

    Para todos: Me sorprende que os parezca tan fácil tener una conciencia clara de un problema.

    ResponderEliminar
  11. Antonio: "A ver si es posible aprender algo sobre este personaje sin estar obligado a leerlo": Esta afirmación suya me parece... digamos que singular.
    ¿Ha aprendido usted algo realmente importante sin haberse luichado por ese aprendizaje? Sí es así, lo felicito, es usted un ser extraordinario.

    Y ahora un pequeño y cordial estirón de orejas. Llevo hablando de Strauss en El Café de Ocata desde que lo abrí. Sin ningún afán apostólico, sino simplemente he ido sacando ideas suyas o aspectos biográficos suyos a medida que iba topando con ellos en relación a una investigación que nada tiene que ver con este post. No puede presentarse aquí y pedirme que le explique un filósofo tal y como usted exige que le sea explicado.
    O mejor: sí puede, pero acepte que yo piense que ningún filósofo importante puede ser explicado. ¿Aceptaría usted sustituir la lectura de "Cien años de soledad" por un resumen de la novela? ¿Cree que se puede resumir la Crítica de la razón pura, o Ser y tiempo, o La fenomenología del espíritu, o La República de Platón?

    ResponderEliminar
  12. El señor Strauss se explica muy bien y lo que dice es apasionante. Breve y cierto. Comulgo. No lo puedo evitar.

    Sobre lo otro, o lo que decía ayer: si yo soy indulgente conmigo, porque serlo me ha sentado mucho mejor que no serlo, cómo no voy a aplicar ese mismo rasero a los demás. Y bueno en el caso de Strauss, yo he adoptado interiormente a la liebre de su despacho. Ese naturalismo de su despacho... quiere decir mucho. Y pensándolo bien si yo supiera que un mequetrefe iba a trabajar en mi universidad... escribiría tal vez cartas mucho peores. Principalmente porque mi inteligencia es declaradamente peor. Yo sé que a usted le pone. De alguna manera él siempre está aquí. Desde siempre. Ya es como de la familia. Vamos, más o menos...

    Buenos días ;)
    KSNDR

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. El "algo" al que me refería era un "algo" muy concreto. Sobre esta cuestión (y abundo en algún comentario posterior).
    Y vengo a preguntar a un sitio donde al parecer se conoce bastante bien a Strauss. Y cuáles son las respuestas recibidas que he visto sobre esta cuestión? Cosas como:
    1. "a tener muy en cuenta: Leo Strauss nunca fue straussiano."
    2. adivinanzas
    3. "Strauss no se puede resumir. Digamos, en todo caso, que hay que estar un poco de vuelta de los ideales de la Ilustración y las sociedades abiertas para sintonizar con él." (aclaro que yo no pretendo, necesariamente al menos, "sintonizar" con él)
    4. Éste, quizá el comentario más honrado de todos: "Antonio: Esto es lo que hay. En cualquier caso llevo cinco años intentando aclararme con Strauss. Y he estado trabajando de una manera muy intensa. No he hallado respuestas. Por eso no se las puedo resumir."
    y, en definitiva, mucho hermetismo en torno a este autor.
    Y puesto que no se me contesta he pedido orientaciones de lectura y nada tampoco.

    El comentario de JJ creo que apunta en la misma dirección que los comentarios de I. Kristol. Se ha dicho que hay pruebas que demuestran que es "un cuento creado al mismo tiempo por los paleoconservadores americanos y los periodistas de Le Monde". Esto es algo muy interesante en el ámbito de esta cuestión en concreto. Y yo estoy dispuesto a aceptarlo en cuanto lo vea porque mi único objetivo, y esto es importante, es dilucidar en la medida de lo posible esta cuestión. No tengo una postura predefinida e inquebrantable. Ni hablo, como se ha insinuado, desde "el reclinatorio, el púlpito o la trinchera". A ver si entendemos que es posible tener una dudqa genuina sobre esta cuestión.
    No se diga que no estoy "luchando" por este aprendizaje.
    La cuestión, dicho sea de paso, ya fue lanzada por mi en el blog de Eduardo en otra ocasión. Como no fue posible sacar nada en limpio y he visto que por aquí se hablaba con bastante soltura sobre Strauss me he atrevido a relanzarlo.
    Espero no molestar.

    ResponderEliminar
  15. Veo ahora su nuevo post 'Un RIP por don Leo'.
    Contestaré allí si es el caso.

    ResponderEliminar
  16. Doña Kasandra: A usted le voy a hacer una confidencia. Hace cosa de cinco años una editorial me pidió que escribiese una biografía intelectual de Leo Strauss, una cosa sencilla, de unas 150 páginas. Me pareció un reto asequible y comencé. Le reconozco que soy bastante maniático y que cuando me meto en algo necesito consultar fuentes. A pesar de que creía tener una opinión formada sobre Strauss, en cuanto comencé a ponerme en contacto con straussianos y antistraussianos, desde su hija a algunos periodistas muy críticos, me dí cuenta de que no había entendido nada de Strauss y de que debía comenzar a leerlo de nuevo, desde cero.
    Y cuando terminé de leerlo comencé a escribir. Pero cuando iba por la página 230, me di cuenta de nuevo de que todo lo que había escrito eran suposiciones.
    Así que volví releer a Strauss de nuevo, desde el principio.
    A lo largo de este tiempo he ido sacando en este blog algunas cuestiones que me han preocupado especialmente de él, porque escribirlas aquí me ayudaba a repensarlas y con frecuencia los comentarios ponen mis seguridades en evidencia.
    Y así he llegado al día de hoy en el que, finalmente, he concluido esa biografía intelectual.
    Hay un problema: es bastante más extensa de lo que la editorial me pidió. El lunes le enviaré el manuscrito y ya veremos.
    Han sido años de mucho trabajo, muy intenso, en el que, sobre todo, me he ido perdiendo. Pero a medida que me perdía iba descubriendo también hasta qué punto el mundo moderno resulta problemático.
    He acabado de leer a Strauss con muchas más preguntas que respuestas. Y por eso le estoy profundamente agradecido.
    Espero que me perdone la extensión desmedida de esta confidencia.

    ResponderEliminar
  17. De acuerdo, ya que me ha hecho el honor de dirigir a mí la confidencia... ese libro quiero tenerlo cuando la editorial nos lo ofrezca. No se olvide, por favor, de decirnos cuando estará en el mercado. Yo en vez de ninguna dedicatoria... transcribiré en él su comentario.

    Lo quiero tener para leerlo. No sé si todo :)

    Pero sí de la misma forma que leí otro de no recuerdo que autor, y que trataba de explicar el 'Ulises' de Joyce. Nunca leeré el Ulises (o eso creo), como también sé que nunca leeré a Strauss, porque Strauss y yo no nos podemos aportar nada. Una es consciente de su tamaño y más del tamaño de sus intereses. Pero por lo menos nunca voy a olvidar el nombre del autor que escribió sobre Strauss, y todo lo que dice este comentario.

    Por cierto, con su diccionario tuve problemas. Voz alienación. Desde que mi profesor de filosofía me explicó el concepto, una de mis expresiones para casi todo ha sido: No, que no me quiero alienar. Cuando leí lo que el profesor Luri explica me sentí como una estúpida marciana. Hasta el punto de que cada vez que voy a abrir la boca para repetir una de mis expresiones favoritas... ahora lo que aparece es una imagen de don Gregorio diciéndome: no digas estupideces.

    Se lo confieso.
    Les encantará. Estoy segura.
    Ayer le preguntaba a alguien: ¿Sin esfuerzo...? No, sin esfuerzo no se puede comprender casi nada. Pero la recompensa del esfuerzo es interior (eso siempre). Me alegro pues mucho por usted, pero mucho don Gregorio :)

    KSNDR

    ¡Ah! Por cierto, hace un rato me llamaron de la librería para decirme que había llegado El tercer Sexo. Los otros que me recomendó están siendo más difíciles de conseguir...

    ResponderEliminar
  18. Gregorio,
    Mis deseos de que su trabajo sea publicado íntegro. Por cierto, una curiosidad, lo de manuscrito ¿es literal?
    Saludos

    ResponderEliminar

Leyendo a Michael Young

Disfrutando del sabor de la heterodoxia que impregna los textos del sociólogo de la educación británico Michael Young. Dos citas y dos ide...