martes, 11 de diciembre de 2007

Elogio del elogio

Ideas para un elogio del elogio:

  • Un elogio de la necrológica, que es una forma socialmente admitida que tenemos los vivos de elogiarnos a nosotros mismos ante quien ya no nos escucha. Un cadáver es siempre una magnífica excusa para la vanidad.
  • Un elogio de Luciano, que escribió “El elogio de la mosca
  • Otro elogio para el “Elogio de la locura” de Erasmo.
  • UN puesto preeminente para “El derecho a la pereza” de Lafargue.
  • El maestro del elogio: El latino Frontón, elogiador del humo, del rechazo y de la negligencia.
  • ¿Debe un “Elogio de la negligencia” estar bien escrito?
Y con estas doy comienzo al día.

22 comentarios:

  1. Pues sí, porque sin fuese blogoelogia resultaría algo sospechoso...

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, me gusta mucho, muchísimo, el 'Elogi de la dona bruta' que hizo Bertrana y que se resume en el hecho, incuestionable, que resulta mucho más fàcil vivir con una señora sucia que con una de limpia. Elogio, pues, tal elogio.

    ResponderEliminar
  3. Júlia: Te pienso nombrar miembro imprescindible de El Café de Ocata. Tienes toda la razón. Ese elogio bien merece, como mínimo, varios elogios: "Amb raspalls, sabó i aigua clara, no es conquereixen territoris ni es dominen nacions. Els guerrers triomfen a còpia de suors, de vi, de ronya i de tabac.»

    ResponderEliminar
  4. Mi elogio va para el elogio que de las buenas costumbres en la mesa hace Pla en "El que hem menjat".

    ResponderEliminar
  5. Ignacio: Pero la clave está en el "eu" que precede al "logos". Si lo contrario de "eu" (bueno) es "kakos" (malo), lo que se me ocurre hacer es un kakalogio de Sartre (¡mecachis, me ha dado con este hombre y no me lo puedo quitar de la cabeza!).

    ResponderEliminar
  6. Júlia, mi padre me decía que me las buscara "netes i primes, que grasses i brutes s'hi tornen". Así que este "Elogi de la dona bruta" no sé si contradice el consejo paterno o afirma que, haga lo que haga, da lo mismo porque acabará siendo igualmente "bruta", lo cual me tranquiliza.

    ResponderEliminar
  7. Ese consejo, Arrebatos, era machismo puro y ha provocado mucha anorexia y muchas manías higiénicas hogareñas. Yo, que he dejado atrás ya mi etapa de 'prima i neta' en busca de marido, he llegado a la otra de forma plácida y para mejora general de mi himeneo maduro. Lee a Bertrana en profundidad y verás lo que vale un peine y una peineta bien puesta.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, recuerdo a aquel señor manoc de El Camino de Delibes que se busca la novia flaca y tísica, porque es como la quieren los ricos. Ahora, como todos somos ricos...

    ResponderEliminar
  9. Comentarios Volubilizados:

    La eidesis como epifonema de la mayeútica.

    Concepto primario:
    -dada la posibilidad de escribirle a quien ha escrito algo, empece a hacerlo. Se empieza así y se acaba siendo una leyenda blogger.

    -Ergo, siempre le escribo al autor del texto. Nunca me refiero a un tercero, o aprovecho el texto para soltar mi perorata.

    -A mi pesar, se estableció algun tipo de relación del café de Ocata con la Galaxia: la grandeza de la galaxia es munificiente.

    -Deducción: debes dar clase o mantener algun tipo de poder, porque es que no hay manera de que ponga algo y no me salga siempre alguno, o enmendandome la plana, o insultandome, o amenazandome, a ser posible con faltas de caligrafía cerebral, como si yo fuera el enemigo a batir.

    Quizá debas repartirles valiums a tus lectores; por que me temo que le ponen más voluntad que inteligencia.

    O explícales ya que nos odiamos tanto que tenemos una cita a comer en el puerto, coño.
    Que me ven como al enemigo.
    ¿soy el enemigo?



    (la palabra que buscas es eutrapelia)

    ResponderEliminar
  10. Que eres el enemigo, Ignacio, es una evidencia.
    Y de los peores, porque eres un enemigo canalla.
    Por eso mismo no eres un enemigo a batir, sino a mantener.
    Al Café de Ocata le atrae de Galaxia esa cosa Nietzscheana del intempestivo que está a su timón. O sea, el turismo intelectual. Es una perversión, lo reconozco, pero -¡Gracias a Dios!- la carne es débil.

    Y no me venga usted con lamentos de patio de escuela, que tiene usted la piel muy dura. "Aquila non capit muscas".

    ResponderEliminar
  11. Si pero lo que me rio imáginandome a esos precultos intentando entender lo que yo he escrito, ni te imaginas.
    Y para usar las palabras hay que saberlas, conocerlas, y entonces son tuyas.
    Cosa que pocos en la blogosfera sabemos.
    Eso si, aquí todo se encuentran muy cultos y literarios: saben teclear.

    ResponderEliminar
  12. Ignacio: Me deja absolutamente traspuesto su infinita capacidad para la resiliencia. Por ora parte no debería ser usted tan modesto. ¡No le de vergüenza darse un par de palmaditas en la espalda de vez en cuando!

    Ahora unas preguntas existenciales:

    Axioma 1 : A mi siempre me han puesto las mujeres con traje chaqueta.
    Axioma 2: Si las carnes de las señoras en cuestión pugnan contra las costuras(de manera contundente pero no exagerada: aquí hallar el punto medio requiere mucho, mucho arte), pues miel sobre hojuelas.

    Hechos:
    Con ocasión de un premio de ensayo que me concedió el Ayuntamiento de Valencia, permanecí unos (levísimos pero muy intensos) instantes entre los brazos de doña Rita. Le aseguro que para mí ese fue el premio.

    Pregunta:
    1. ¿Tengo cura?
    2. ¿Vale la pena que tenga cura?
    3. ¿La jota nació en Valencia?

    Espero que usted comprenda mi sinvivir.

    ResponderEliminar
  13. Era una academia en una calle junto a la plaza la reina, el que daba clases (del cual sospecho que era maricón) se llamaba alí Jota.
    De ahí la jota.

    A mi lo de los trajes de chaqueta lo que mas me pone es quitarselos, obviously.

    La Sra. Alcaldesa de Valencia, Dña. Rita Barbera (Larry.....tabarberá) es de las pocas personas coherentes que pululan por la galaxia.

    Y lo lamentable del caso es que tu sí tienes cura. Yo ya no tengo cura.



    (yo hubiera revisado esa edición, hay demasiados errores tipográficos, llamémosles erratas)

    Cuidadin, que la galaxia no es cualquiera

    ResponderEliminar
  14. No sé, alguien cuyos intereses son el 3%, frente al EONIA+...% dada la coyuntura económica , bien es una persona modesta, bien un excelente negociador, o ambas cosas no creo que sea necesario saber griego para apercibirse. Y para resilencia, la de usted Sr Luri,que salió indemne del ( gozoso)apretón de Dª Rita.

    C.

    ResponderEliminar
  15. ¿No quedamos, Don Gregorio, que no iba a volver a intentar curarse?

    Por cierto, ¿a qué cree que se debe el éxito de las paellas? ¿Y sabría darme la razón por la que me resultan tan insoportables?

    La cuestión es que la pruebo y digo: bueno... En tiempo de hambre, se agradecería. Pero es verla y pienso: ¡qué gente más guarra!

    Por cierto, la porquería de la paella me ha hecho pensar en las gordas sucias. Son tan asquerosas.

    Por culpa de las gordas sucias las chicas de bien se hacen anoréxicas. Deberían exterminar a las gordas sucias.

    ResponderEliminar
  16. Bueno... pues... gracias por el comentario.

    Vaya, todo esto es una sorpresa para mí. Jamás lo hubiera esperado. Lo único que sé es que, des de siempre, tengo ese impulso de leer y escribir. Diríase que es algo crónico, a esas alturas.

    Pues nada. Que gracias, sinceramente.

    ResponderEliminar
  17. Este tío de la Galaxia es un galáctico; Nada.

    ResponderEliminar
  18. Respuesta a sus preguntas:
    1- No tiene de que curarse, es un teatrero sentimental.
    2. Esta bien como esta, no busque terapias alternativas, jamas la tendra mejor que ahora.
    3- La jota nació en Valencia/y se crió en Aragon/ Calatayud fué su cuna/ en ls orilla del Jalon.
    Una ronda Don Gregorio!!!!!

    ResponderEliminar

Hoy más actual que ayer...