miércoles, 29 de agosto de 2007

Teoría sobre el beso en plenilunio

Quizá sea conveniente una explicación preliminar: Hay plenilunio sobre el mar de Ocata y la luna, puñetera, incordiona, malintencionada, sobre el mar riela. Pero yo estoy de Rodríguez, alimentándome de granizados de limón (con o sin hojitas de menta, dependiendo del estado de ánimo). Dicho esto, pasemos al tema:

Vía: Fresqui

Lo dice Soleràs, uno de los personajes de "Incerta glòria": "Cuando un hombre y una mujer se besan lo único que hacen es unir sus tubos digestivos por el extremo superior". A esto es a lo que me refiero cuando sostengo que la naturaleza es rematadamente cínica. El cinismo, y no las matemáticas, señor Galileo, es el lenguaje con el que Dios hizo el mundo.


La ironía nació con la humanidad, es decir, cuando la naturaleza se retiró un paso de sí misma para contemplarse con cierta distancia. Y, en el fondo quizás se reduzca todo a eso: a creer que es ironía lo que sólo es cinismo.



Y, para acabar: Bien pudiera ser que el arte sólo fuera ironía de la ironía.

21 comentarios:

  1. Ironía de la ironía... mucho de eso hay en este blog, o sea que es -quizá- un blog de arte???

    ResponderEliminar
  2. Júlia: ¡No sabes hasta qué punto considero halagador ese comentario tuyo sobre este Café! ¡Mil gracias!

    ResponderEliminar
  3. Me quedo con la ironía , con la burla fina , siempre me gusto mas la teatralidad y el disimulo, que el descaro del cinismo ....

    ResponderEliminar
  4. http://venezolanita.un-clic-por-el-bosque.com/

    ResponderEliminar
  5. http://bibliodyssey.blogspot.com/2007/08/offcuts.html

    ResponderEliminar
  6. ironia de la ironia...

    me inquieta la ironia de la ironia...

    un medico psiquiatra es el socrates de la medicina...

    pero y si un paciente fuese mas ironico que el mismo socrates, es decir, y si conocieses todos sus ardides dialecticos?

    estaria loco o mas cuerdo que el medico?

    el ironico tiene un gran sentido de la jerarquia...

    ResponderEliminar
  7. Siempre me haces pensar con eso del cinismo de la naturaleza. Porque yo siempre lo he visto muy humano, también. Intencional y defensivo, quizá superficial. Vida de perro... pero el perro no vive una vida de perro. ¡Es un perro! La naturaleza ma parece intensa, honda, y brutalmente amoral... Ah, cinismo como amoralidad, sí lo veo.

    Lola

    ResponderEliminar
  8. Curiosa manera de ver un beso no?, yo siempre pense que besar era un arte, pero estaba equivocada, como mínimo en el arte que yo pensava que debia ser :-)

    Besos (nada de tubos digestivos eh, un beso en toda regla), jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  9. Lola, mi Goyerri (que es como decir mi Jonatan) tiene una vida perro que yo envidio. Y lo sabe. Y he escrito tiene y no lleva, porque es absolutamente propietario de su forma de vivir y su despotismo sobre los demás humanos. Esa es la ironía de la naturaleza, que no tiene mucho de humana. Si lo fuera no podría ser irónica. Son ls 10,00 de la mañana y ya me estoy liando.

    ResponderEliminar
  10. Peggy: Esa ironía es siempre un signo de inteligencia.

    ResponderEliminar
  11. Ignacio: No me des tormento, no me hagas sufrir... ¿A qué te refieres? ¿Al "master calligrapher Gregorius"?

    ResponderEliminar
  12. Anónimo: Ese más irónico que Sócrates fue Aristófanes.

    ResponderEliminar
  13. Lola: Efectivamente: brutalmente amoral. Mientras que la ironía es un producto social y, por lo tanto, inevitablemente moral (al menos en el sentido etimológico del término).

    ResponderEliminar
  14. ¡Vive Dios, doña Mandarina, que no sé si aceptar o no un beso en toda regla de una mandarina Contraproducente. y menos con esas carcajadas que tienen un no sé qué de amenazador! Yo ya quiero ser amable... pero no sé hasta qué precio.

    ResponderEliminar
  15. Mi estimado y admirado Gregorio,

    todo es un punto de vista, por que

    Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.



    Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

    ResponderEliminar
  16. AVISO PARA NAVEGANTES, MI MUJER, MIS HIJOS Y MI GATA INCLUIDOS:

    Por favor, no saquen conclusiones apresuradas tras leer el comentario de Amustieles.
    Juro por un granizado de limón con menta que nunca (hasta este mismo momento) he puesto en contacto el extremo superior de mi aparato digestivo con el de Emiliano Crespo ni con nadie de Zurda Siniestra.
    Debo admitir (con una cierta decepción) que el texto es de Cortazar con quien, por cierto, tampoco intercambié jamás ningún tipo de fluidos.
    Confieso, por si hiciera falta, que soy uno de esos antiguos que cree en la fidelidad. Aunque, bien es cierto, nunca me ha tentado de manera convincente Noemí Campbell.

    En fin, Amustieles, no me ponga usted en estos aprietos que a poco que alcance su conocimiento de estas cosas, ya sabrá usted lo difícil que es demostrar de manera verosímil la propia inocencia en cuestiones de este tipo.
    Por lo demás, aprecio su sentido de la ironía.
    Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  17. Por cierto la foto del beso de las cabezas es alucinante ...de una crudeza descarnada

    ResponderEliminar
  18. Peggy: te aconsejo que visites la dirección de la que he tomado la imagen. La historia de la foto se las trae.

    ResponderEliminar
  19. Si Si , por eso lo digo , es una historia de situaciones reales surrealistas

    ResponderEliminar
  20. Respecto a las fotos, la esquizofrenia surge al son de la analidad y de una boca que no habla sino gruñe. Una prueba de ello, está ahí, en la 1ª y la tercera foto.
    Respecto a la ironía, creía que era inteligente, pero el humor lo considero más perfecto para desterritorializar toda subjetividad. El humor sería más perverso que la ironía. La ironía, no casa con la temática esquizo de las fotos 1 y 3.
    Bueno, eso creo sinceramente.
    Enrri

    ResponderEliminar

Z.

Me cuenta su viuda que en el transcurso de una revisión, a Z. le encontraron un pequeño carcinoma en un pulmón. Nada grave, en estos tiempo...