viernes, 24 de agosto de 2007

Novedades en el Cabaret Neopatético

I

Sarkozy propone medidas concretas y contundentes y su apoyo social anda por las nubes, ergo, para conseguir a “casa nostra” un apoyo semejante, nada mejor –parecen pensar algunos- que copiar sus ideas. Leo en El País de hoy: “El secretario general de CiU, Duran Lleida y el presidente del PP catalán, Daniel Sirera, apoyaron ayer la idea de la castración química de los pederastas violadores propuesta por el presidente francés, porque [atentos a lo siguiente] la penalización y la reinserción no funcionan.”
Si el apoyo a las medidas drásticas se fundamenta en que (como, por otra parte, parece indudable) ni la penalización ni la reinserción funcionan, la pregunta es obvia: ¿Qué tipo de castración proponemos para todos aquellos delincuentes para los que no funciona ni la penalización ni la reinserción? ¿Por qué sólo limitarnos a los delitos sexuales?
Aceptamos, pues –o eso parece- que la naturaleza es muy suya y que tiene un componente azaroso, que es el que nos arroja a un nacimiento de estrella o de estrellado. Enterremos el teleologismo progresista y naturalicemos por completo al hombre. Pero la socialización es la desnaturalización. Eso es básicamente lo que se proponen las instituciones sociales, desde la escuela a los juzgados. La ley, de hecho, es la construcción social que pretende hacernos olvidar nuestra naturaleza. Si seguimos por el camino marcado por Sarko, la ley debe proteger a la sociedad de manera definitiva contra quienes se nieguen a desnaturalizarse. Y debe hacerlo amputando la parte rebelde de su naturaleza indómita (otra evidencia: toda culturalización es una domesticación).
¿Pero no es este, en el fondo, el argumento que defienden los partidarios de la pena de muerte en los Estados Unidos? ¿Qué porcentaje de amputación penal estaríamos dispuestos a asumir sin renunciar a nuestra diferencia específica respecto a los norteramericanos?

II

Hace mucho tiempo que renuncié a entender las ocurrencias de Maragall. Ahora predica la integración del PSC y de CiU en un partido de ámbito europeo, el llamado –parece- Partido Demócrata Europeo, que el mismo Maragall contribuyó a crear mientras era presidente de su partido, el PSC. Eso parece implicar la rupturas del PSC con el PSOE y la unión del PSC con CiU (y probablemente también con el PNV y alguien más). Esto lo sugiere el mismo President que hizo de la defensa del Tripartit la causa histórica de la Cataluña del presente.

III

¿Es la realidad política, toda ella, una serpiente de verano?

Definitivamente, se estaba mejor de vacaciones.
Imagen: Ruinas de Bolonia, en la costa de Cádiz.

15 comentarios:

  1. ofrezco un premio de un millon de maravedies y una patente de corso en el mediterraneo oriental para quien me defina ideologicamente a maragall...

    a ver quien es el valiente que tiene lo que hay que tener.

    ResponderEliminar
  2. Parece que esta propuesta de los grupos catalanes es anterior a la de Sarkozy, y se hizo precisamente a raíz de la excarcelación de ese violador del que hablé en un comentario anterior. Por lo que leí, el propio violador solicitó la castración química y le fue denegada. De ahí que se hiciera una comisión.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Don Gregori ha aterrizado usted en un mal momento, , venir de vacaciones y encontrarse con este paronama, es casi un shock, tenga paciencia y siga con sus pensamientos de siempre!!!!, lo de ahora no lleva a ningun sitio.
    A la pregunta del señor anonimo yo le pondria " Jaimito el primero de la clase" ( la cosa s no perder comba!! y otro es en catalan "Chupandelbote" ( creo ue se entiende bien).

    ResponderEliminar
  4. Anduve por Bolonia justo el año pasado por estas fechas. Lo posteé aquí: Moleskine VI. ¿Subió Vd. a la duna?

    ResponderEliminar
  5. Creo que fue como cuenta Gabriela y el debate, en caso de que lo solicite la persona, me parece interesante y también inquietante. Todo lo relativo al sexo siempre inquieta -todavía- pero creo que vienen tiempos grises.

    Hablando de gris, yo a Maragall, como dice anónimo, tampoc l'acabo d'entendre... y mira, me cae simpático y todo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo: Eso no vale. La ideología de Maragall está secuestrada por su incontinente sentido de la ocurrencia.

    ResponderEliminar
  7. Gabriela y Júlia: os dedico el siguiente post. Agradezco vuestro sentido de la providad intelectual.

    ResponderEliminar
  8. Glauka: Pero a pesar de todas mis quejas, a mi me gusta Cataluña. Este es un país magnífico que no se deja reducir facilmente a nuestras quejas. Lo cual, evidentemente, no significa que no debamos quejarnos.

    ResponderEliminar
  9. Tonibanez: ¡Cómo disfruté en esas dunas! Hay veces en que a uno le sale a flote el crío que fue y no hay que desaprovechar la oportunidad para dejarle con los mandos un rato.

    ResponderEliminar
  10. Espero que disfrutases de las factorías atuneras donde se preparaba el famoso "garum", delicatesse de los romanos. Si no soplaba el viento de Levante, habría hecho un excelente día de excursión.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Maragall es un sanjuanbautista; o sea, un "no soy digno...". Indignidad tal la suya en relación con los grandes tiempos que anuncia que no se reprime a la hora de humillar cualquier institución que toca si así cree que ayuda a su venida.

    ResponderEliminar
  12. Joaquín: me interesaba sobre todo el templo de Isis, situado justo al lado de la triada capitolina. En cualquier caso hay en esas ruinas mucho que aprender y, como al mismo tiempo, aún hay mucho que excavar, estoy seguro de que nos deparan interesantes sorpresas.

    ResponderEliminar
  13. No conozco esos vestigios , por lo que veo de su viaje es interesante ....:)

    ResponderEliminar

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...