jueves, 19 de octubre de 2006

Billie Holiday - Fine and Mellow (1957)

Llevamos varios días discutiendo en El Café de Ocata, de una manera o de otra, sobre la religión. Hoy pensaba cambiar radicalmente de tema, pero me he encontrado, en el imprescindible Periodistas 21 con una prueba de la existencia de Dios mucho más contundente que la de San Anselmo y las de Santo Tomás juntas. En realidad se trata de una confirmación experimental y absolutamente irrefutable del politeísmo. Así que, si no tenéis inconveniente os invito al Olimpo. Nos encontraremos con una de las magnas diosas, Billie Holiday, y un séquito de divinidades mayores, como Lester Yung, Coleman Hawkins y Ferry Mulligan. La introducción –es decir, el papel de Hermes Psicopompo- le corresponde a Robbert Herridge, productor del programa de la CBSThe Sound of Jazz”. Probablemente estamos ante una de las actuaciones más memorables de la historia del jazz.



Remito con urgencia a los amantes de Lady Day a Fum i Estalzí.

16 comentarios:

  1. Claudio.

    Es un lugar común, posiblemente implantado por los "revolucionarios sesentas", mirar a la sociedad USA de los cincuenta por encima del hombro. Ya saben, Eisenhower, suburbia, etc.
    Pero, a medida que pasa el tiempo, es posible establecer comparaciones entre ese período y los años siguientes. No se trata del "cualquier tiempo pasado" (ambos están ya bien pasados), sino en dejarse "asaltar por la realidad" (por decirlo sgún el libro de Don Gregorio).
    Veamos las novelas, películas, música, filtradas por la distancia, y veremos que poco acordes son con esa imagen de supuesta edulcoración.
    Viendo a BH y compañía, es difícil no caer en el Ubi sunt?

    ResponderEliminar
  2. Demos a Kristol lo que es de Kristol,Claudio, y recibamos de los USA, con la gratitud debida, todo cuanto de bello nos entrega.

    ResponderEliminar
  3. Algunos detalles de la grabación le dan, incluso, un toque dramático. Lo conté aquí (pido disculpas por la autocita):

    "Una anècdota de la gravació, que Borges qualificaria de “desagradablement sentimental”: Billie i Lester havien tingut una intensa relació quan eren joves, i aquí es retroben al final de la seva vida, ja molt cascats (cap dels dos duraria més d’un any); especialment Lester Young (assegut a mà esquerra de la cantant, com es pot veure a les primeres escenes; observar com no s'asseu, sinó que pràcticament es derrumba sobre la cadira), que havia de fer el seu solo assegut perquè no es mantenia dempeus. Però al moment de fer-lo s’aixeca; ella se’l mira assentint i somriu, com agraint el gest. És magnífic el contrast del primer solo de Coleman Hawkins i el seu estil sinuós però viril, amb el de Lester Young, tendre i sentimental, femení si voleu."

    ResponderEliminar
  4. Ah, te odio. Me has obligado a levantar la aguja del Jazz at Massey Hall -soberbios Bird, Gillespie, Powell y compañía- que estaba sonado en mi casa para escuchar esta otra joya.
    Te odio, sí, pero te lo perdono.
    Si te pasas por mi "casa", verás otra joya. Se trata de las sesiones de presentación de Kind of Blue, en el 59, con un Miles Davis pletórico.
    Y si te da pereza visitarme, te dejo aquí el link http://www.youtube.com/watch?v=Cg5cUIU7oHs&embed=1

    ResponderEliminar
  5. RMF tiene razón, así que los que quieran saber lo más relevante sobre esta canción que lo visiten con urgencia. ¿Será esto una conspiración USA? Estaremos padeciendo un ataque de devoción masiva a Billie Holiday?

    ResponderEliminar
  6. Claudio.

    Ni añoranza ni devoción. Habituados a la dieta de sardina, se agradece de cuando en cuando la langosta.

    ResponderEliminar
  7. Estoy releyendo fragmentos de las memorias de Kisinger (período desde la toma de posesión a las conversaciones de París) y francamente impresiona ver el rigor analítico, la riqueza de conceptos, la plantilla de actuaciones, etc.

    Y en cuanto al aperitivo musical, es una cena entera. Supongo que conoceis la historia que narra Cortazar en In Memoriam sobre Charlie Parker y su "esto ya lo toqué mañana"

    ResponderEliminar
  8. Estara todo lo bien que todos queramos, pero... el Jazz se consume fresco. Parafraseando, la langosta enlatada sabe peor que la sardina fresca a la brasa. Hala a salir y que lleguen algunos euros al bosillos de la sardina/o del barrio que se atreve con un saxo.

    ResponderEliminar
  9. Ra recuperó mi cuerpo que recela de la mitomanía. Es la grabación tan sugestiva que poco me extraña que excite la imaginación de mentes poderosas. Cuando ves cantar a Holiday se unen todas las magias, detrás de ella con nitidez está ella y su voz lo refleja. No quiero hablar de sus ojos porque seguro mi comentario quedaría simple y torpe.

    ResponderEliminar
  10. rA, no estoy de acuerdo: el jazz debe producirse fresco y, si es así, siempre permanecerá fresco (de hecho, como cualquier arte), independientemente de cuando se consuma. Diré más: creo que mejora con el tiempo (quizá porque el resto del mundo empeora). Incluso el humo, que revolotea permanentemente en la grabación, tiene un potencial poético que en su momento no tenía, ni pretendía tener.

    ResponderEliminar
  11. rmf: De acuerdo. No tengo ni idea cuáles fueron las sensaciones de quienes estuvieron allí en vivo y en directo, pero siento como si, en cierta forma, esta actuación estuviera dirigida a nosotros; como si hubiese encontrado en nosotros a su auténtico destinatario. Sabemos lo suficiente como para notar el profundo desgarro que hay en cada elemento de esta grabación. La perspectiva, ante lo grande, no necesariamente significa perdida de inmediatez. Más aún: si con la perspectiva la grandeza del objeto va disminuyendo, es que nunca fue demasiado grande.

    ResponderEliminar
  12. Una vez escuché que el jazz venía decir algo así como ''hacer el amor''. No lo sé, pero desde luego éste de hoy es un ritmo estupendo para los prologómenos de lo que a mí ni se me ocurre llamar ya así ;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Hoy me voy a quedar aquí un buen rato escuchando esto mientras ...

    ¡Con esta música sí que se puede flipar!

    ResponderEliminar
  14. Gregorio, como ya es habitual, encuentras las palabras exactas.

    ResponderEliminar
  15. Kasandra, póngase cómoda. La casa invita. En cuanto a sus caprichos, no se corte, que aquí somos todos muy liberales.

    rmf: barra libre también para tí.

    ResponderEliminar

Nuevo soliloquio

 Nueva entrega de mi "soliloquio" en el Tribú . Eas un ejercicio divertido este de dejarse llevar por el capricho y ordenarlo alfa...