martes, 26 de septiembre de 2006

Yo también tengo miedo

Efectivamente, yo también tengo miedo. Y ha llegado la hora de decirlo abiertamente. Estoy cansado de mirar para cualquier lado con tal de no ver mi cara en el espejo; con tal de no reconocer que estamos sometidos a un nuevo régimen de censura que, a este paso, nos hará añorar la ley de la prensa del ínclito don Manuel Fraga.

Lo he leído esta mañana en la prensa y aún estoy asustado. Me parece un hecho de una extraordinaria gravedad pero que, mucho me temo, intentaremos olvidar lo antes posible, para posponer un poco más el enfrentamiento con nuestros fantasmas. Me refiero a la renuncia, a la claudicación de la Deutsche Oper de Berlín, que ha decidido no representar una de las óperas que tenía programadas para esta próxima temporada lírica, y se trata, ni más ni menos, que del Idomeneo, de Mozart. ¿Estoy sobre actuando? ¿Soy un histérico? ¡Pero es que se trata de Idomeneo! ¡Es que al prohibirla nos estamos situando contra Mozart y a favor del Antiguo Régimen! ¿Y esto es meramente anecdótico? ¡Estamos censurando a Mozart!

Es cierto que la puesta en escena, de Hans Neuenfels, es muy provocadora, pero si no se quiere provocar no se le encarga un Idomeneo a un Neuenfels (o a un Bieito). Para escenificar el triunfo del hombre contra los dioses (porque antes de que Nietzsche decretara la muerte de Dios, Mozart había participado en el teicidio) Neuenfels representa a Idomeneo sacando de un saco las cabezas de Buda, Poseidón, Jesús y (este nombre no lo pongo, que tengo miedo). Pero el caso es que se le encargó a Neuenfels. Y, sobre todo, lo cierto es que el argumento para justificar la suspensión no puede ser más lacerante: “el montaje podría herir los sentimientos de los musulmanes”. ¿Y los sentimientos de los demás?

Los demás, evidentemente, no merecen tener sentimientos. Si los tuvieran estarían impidiendo la libre manifestación de la libertad de expresión. Y si no que se lo pregunten al memo del Leo Bassi. Pero toda la hiperbólica gesticulación de este payaso, que para demostrarnos que sigue siendo libre aún necesita recurrir al baúl del anticatolicismo más manido, resulta hoy algo más que sospechosa. Resulta cobarde. Y ruin.

Evidentemente, y por motivos obvios, hoy tampoco pongo imágenes. Que mi sanchopanzismo no para de pedirme -de exigirme- prudencia.

54 comentarios:

  1. Venia yo escuchando la noticia en la radio del coche. Sólo puedo decir que me has pisado el post, lo cual agradezco, por que me evitas el trabajo y, efectivamente, por miedo.
    Bravo, Gregorio.

    Lola

    ResponderEliminar
  2. Lola: lejos de mi pisartte nada, ni aun con garbo. Y me gustarái leer tu opinión.

    Tonibañez: Tienes mi respuesta a tu respuesta en ENTRELLUM

    ResponderEliminar
  3. Sí, pero miedo del miedo que tenemos.

    Dar la razón a un loco por miedo, lo que en occidente estamos haciendo, es volvernos sus sirvientes.

    A mi, quienes me hacen temblar son los que tienen-tenían, mejor o peor dada, mi confianza, ¿qué hacen?, me comienzo a sentir huérfana.

    Yo viví seis meses en Túnez, en el 92, y ya por entonces me cuidé de saltarme la línea...¿entonces? , ¿son ellos que se la han saltado o hubo un momento "a tiempo", a favor nuestro, y lo perdimos?

    Nosotros tenemos miedo a perder la dolce vita y sentimientos de culpa, ¡mucha culpa!: del pasado, del presente y del futuro y perdonamos facilmente..., pero por miedo. A ellos, sólo les queda que ganar...y tienen su mantra y están locos y les seguimos dando la razón... Eso pasa.

    ¿Se entiende entonces como se instaura una agorafobia?

    ResponderEliminar
  4. Tu Toni Ibàñez ets un miserable, i no tens gaire autoritat moral per pontificar sobre res, punt, demà t'ho explico al meu blog, un miserable increïble ets, ridícul però ben miserable, i t'ho dic aquí perque se que hi vens sovint, que al teu blog no hi vull ni posar els peus, llegeix-me demà.

    ResponderEliminar
  5. El miedo se supera enfrentándose a él, no permaneciendo callados, mirando para otro lado. Por eso tu anotación es valiosa, marca el camino a seguir.

    Hay que desenmascarar a todos aquellos que ponen en peligro la convivencia pacífica, sin importarnos creencias o ideologías. LO QUE ESTA MAL, MAL ESTA.

    Ya sea comunismo/estalinismo, fascismo/nazismo, integrismo islamista (el cristiano ni mucho menos puede compararse) o el nacionalismo excluyente.

    Todos esos, sus seguidores, tienen una cosa en común, atacan a la PERSONA, a su DIGNIDAD, a sus LIBERTADES y DEBERES CIVICOS.

    No hay otra, si no queda más salida que el enfrentamiento no hay que rehuirlo. En nuestras manos está no eludir el enfrentamiento ideológico, desnudando a sus seguidores, señalándolos, no permitiendo que se envalentonen.

    No hacerlo ahora, por cobardía, tendrá sus consecuencias.

    Un ejemplo palmario de ello es el nacionalismo excluyente catalán. Demasiados años callando, mirando para otro lado, por mor de no sobresalir y ser señalado por ellos. Pues no, es hora del enfrentamiento ideológico, de recuperar los valores occidentales que han permitido el desarrollo democrático y libre (con sus matices, limitaciones, imperfecciones,.. ) pero son SUPERIORES.

    Yo respeto la ideología/creencia de los demás, PERO SI QUIEREN IMPONERMELA me rebelaré. Ya tengo la piel dura de tanto epíteto recibido. La historia nos dará la razón, como ya se la dió a otros.

    El relativismo moral, el todo vale es sólo un reflejo más de la ausencia de valores reinante, de la carencia de valores sólidos (sean los que sean). Va a ser un camino duro, largo, áspero pero no hay otra, nos están obligando a ello.

    La bondad mal entendida -léase buenismo- no es un bien, es sólo la débil coraza del cobarde, del pusilánime, de aquel que no es capaz de llamar a las cosas por su nombre.

    En la década de los treinta, Churchill y unos pocos más fueron criticados, despreciados, humillados públicamente por tantos ciegos ante la cruda realidad. Cuando reconocieron su error y los recuperaron, el monstruo ya era demasiado grande.

    ¿No hemos de aprender de las lecciones de la Historia? E ideológicamente es una batalla fácilmente ganable, ya que sus discursos son endebles, carentes de lógica racional. Se agarran al sentimentalismo, tan querido por las masas, pero en un debate de igual a igual pierden. Por ello se escudan en la violencia, en la extensión del miedo.

    Y estamos sólo en los comienzos. Antes no tenían la red para comunicarse, para organizarse, ahora sí. APROVECHEMOSLA. Dejemos que nos tilden de fascistas y demás sandeces, que sólo repiten los ignorantes, aquellos incapaces de hilar un discurso propio, de pensar por sí mismos.

    ResponderEliminar
  6. Nada, se llama dhimmitud y, aunque nadie se lo crea no tengo más prejuicio que la precaución y el respeto a los límites de cada persona, que se pone ella misma. Con lo de eurabia estamos llegando a la obsesión paranoide y no nos aclaramos por eso, por miedo.Pero alguna vez lo venceremos, aunque sea por instinto de conservación, malo, malo.
    Respecto de los 'tontos' útiles contaré una anécdota sobre Bassi. Llegó esta primavera a Toledo con su obra y me encargué de sondearle.Entre en su página web, digna de ver:tiene una foto de Franco junto Saddam,unos enlaces de gran profundidad de pensamiento (es broma) y mucha, mucha propaganda y justificación del bufonismo (del que estoy en parte a favor en cuanto a su función en el medioevo).La Curia toledana, el gobierno socialista y el ayuntamiento pepero le quitaron las subvenciones un día antes de la representación, un sábado, en el que iba a ser su escenario, el teatro de Rojas, de gestión también municipal.El viernes, el actor exesposo de María Jiménez Pepe Sancho fue preguntado sobre la 'obra' del (en mi opinión, que lo cortés no quita lo valiente) amable aunque histriónico Leo Bassi y lo puso de 'chúpame dómine'. El sábado por la tarde, en un local de un sindicato 'gestor de las comisiones obreras', con un ambiente ya caldeado en esta adormecida y peñascosa pesadumbre (dfinición de Unamuno)echó por su boca todo lo que pudo, primero contra la iglesia en general, luego, algo más fuerte contra el opus y más suave contra el partido en el gobierno.Le pregunté,-todos los ojos de los 'notarios de la realidad se abalanzaron contra mí-, si él no tiene contradicciones.Balbuceó en la respuesta y, en una finta dialéctica, prosiguió con su monocorde discurso, eso sí, sentimental. Es un hombre amable, repito, muy amenazado y antisistema, aunque un pobre hombre.
    ¿Qué consiguió?Una contrarreacción de las 'fuerzas muertas' de la ciudad, unas trescientas personas en el anfiteatro, la asistencia de tapadillo de la consejera de cultura castellano-manchega y un director general y una gresca que, gracias a policías ocultos, acabó,por suerte, en tan sólo una chica contusionada en un tobillo.Pero casi se monta la gorda¡Hizo bien su papel de agitador...pero dentro del sistema, que como es sabido, todo lo absorbe...Y el sistema en tiempos de zozobra se llama Hobbes.
    Y Gregorio, yo no interpreto tu postura ni la mía ni la de quienes no quieran autocriticarse como sanchopancesca. Es que vivimos en un entorno asfixiante.
    Para sanchopancescos los jóvenes que vestidos de cardenales y monjas gesticulaban sus caderas, al son de tambores, adelante y atrás, unos juntitos tras otros, bailando una multiple lambada sexual para mofarse de lo instituído (que es harina de otro costal)
    Como tú vienes a decir:aquí, menos leer, todo es exabrupto, fast thinking, fast food,fast theatre,fast film, fast fucking...Pero razonar y construir...
    De Bassi,-estuve a medio metro de él-, sólo me quedó el sentimiento de que es eso, lo que él quiere, un bufón, pero fuera de tiempo y lugar.
    (Este café me ha puesto las neuronas muy, pero que muy bien¡)

    ResponderEliminar
  7. Desde un punto de vista sentimental estoy muy de acuerdo con Maty, pero hacerse el quijote me parece incongruente si estamos en un estado de derecho.Son los administradores y no los administrados quienes han de liderar la solución a las necesidades individuales (si quieres llámalas sociales). Claro que hay que hablar con voz densa pero la acción no debe corresponder a quien no le corresponde. Si la acción la entregas , digamos, al pueblo, viene el caos.
    Una cosa me ha satisfecho,Maty:que los cristianos (aún los no creyentes ni practicantes)no somos iguales.¡Pero entonces estamos en contradicción¡Una llamada a la protesta esta bien. Pero cuál es el límite?Y como pregunté en un post sobre los ataques al Papa y a toda una civilización:¿Es justo poner la mejilla tantas veces?Vienen tiempos de heroísmo, aunque sea escasito, ma non troppo.

    ResponderEliminar
  8. Explico mi "miedo": No me estoy refiriendo tanto de un miedo al fanatismo musulmán como a nuestra complacencia, que se expresa en el ejercicio de la autocensura que esta suspensión pone de manifiesto. ¿Os imagináis la que se hubiera armado si el papa hubiese protestado por que en esa obra le cortan la cabeza a Jesús? Tengo miedo a esa reacción que da por supuesto que toda crítica contra la glesia es progre y toda crítica al Islam es de derechas.

    Mar, no se trata, por tanto, de ningún miedo a perder la dolce vita, sino el miedo que surge ante la constatación de que ya hemos comenzado a perder el sentido de la dignidad.

    ResponderEliminar
  9. A ver, Mireia, ¿quién se cree que es usted para venir a ese café a insultar al tonibáez? Aquí no tiene cabida la zafiedad y usted, permítame que se lo diga sin circunloquios, es un poco zafia. No puede ser usted más que profesora de ciencias sociales (¡qué oximoron!) de un IES público. ¿Y no tiene, por cierto, al toniñañez de "cap de departament"? ¿No padecerá usted el síndrome de Estocolmo?

    Puedo acordar con usted que el tonibañez no tiene mucha autoridad moral para pontificar sobre nada, pero, primero, ¿quién la tiene, exceptuando al Sumo Pontífice? y, segundo. ¿Realmente pontifica? Aún no se ha dado cuenta usted de que quienes andamos blogueando somos todos unos exhibicionistas? Lo que ocurre es que el sentido del pudor que nos sobra a la hora de enseñar el culo nos falta a la hora de enseñar otras partes supuestamente más nobles de nuestro ser. (y el ser, ¡ay!, es lo que le queda a uno cuando la juventud pasada se ha llevado con ella las lozanías).

    Y por cierto, para exhibicionista usted, que viene aquí (donde, es cierto, todo el mundo está invitado) a hacer publicidad de su blog. Evidentemente recomiendo encarecidamente a todos los tertulianos del Café de Ocata que se abstengan de visitarlo. Si les apetece un sorbito de emociones fuertes que se den una vuelta por el blog de mi exalumna de ética, Dadanoias (para que veais lo que puedo dar de mí como pontífice de la moralidad), o por el antro (en sentido etimológico, entiéndame usted, como el “antro nimpharum” de los antiguos) de Kasandra, la bruja (y de paso me aclaran si es de las blancas o de las negras).


    Me estoy alargando demasiado porque tengo que excusarme. Es cierto que yo a veces voy de visita a su blog. Me gusta su prosa, lo reconozco. Podría ser usted, si quisiera, la Houllebecq catalana, pero ara eso tendría que ser un poco menos cursi. Inténtelo, quizás sea capaz de progresar adecuadamente.

    ResponderEliminar
  10. Maty: me ha llegado al alma eso de "marca el camino a seguir". Inmediatamente me he lanzado a la prensa internacional y he comprobado que, efectivamente, siguen las directrices marcadas por El Café de Ocata. ¡Tengo el pecho más lleno de orgullo que el de un general octogenario de la Unión Soviética!

    Ahora bien: yo no mezclaría en el mismo saco el nacionalismo y el fanatismo musulmán. Aunque reconozco que ciertos nacionalistas (y me paro aquí, me da igual de dónde sean) son, literalmente, la peste. Pero, me guste o no, la reivindicación nacional me parece legítima; incluso me parece legítima la aspiración a vivir en una arcadia feliz. Recuerdo un panfleto de ETA hace ya algunos años en el que se afirmaba que la lucha del pueblo vasco por su libertad no se detendría hasta que los rebaños de ovejas pudieran volver a recorrer el boulevard de Donosti. Lo que no me parecen legítimo es que uno se considera moralmente autorizado a utilizar cualquier método contra el adversario por el simple hecho de que está convencido de la dignidad ultrasuperior de su causa.

    ResponderEliminar
  11. Avanti: no tengo inconveniente en aceptar que Leo Bassi es una persona encantadora, un buen padre de familia (si tiene familia) y un vecino ejemplar. El otro día organizó en Barcelona una comitiva periodística para ir a entregarle una invitación de su espectáculo al cardenal. ¡Qué divertido! Pero sería aún mucho más divertido si ahora montase un espectáculo sobre el Corán y fuera a repartir invitaciones por las mezquitas de Cataluña. ¡Eso sí que sería estar a la altura de lo que un bufón puede dar de sí! Mientras nuestros humoristas, bufones, payasos y buenafuentes no hagan nada de esto, todas sus andanadas satíricas contra la Iglesia me parecerán, de aquí en adelante, un gesto de cobardía.

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo con casi todo lo que dice, Gregorio, pero debo matizar algo, en mi opinión bastante importante: a nuestra Iglesia (y, en general, a cualquier cosa nuestra) no se la puede juzgar con la misma vara de medir que a la sociedad de los países musulmanes; y viceversa. Por motivos evidentes, en mi opinión.

    Claro que lo que dice que está mal está mal. Pero es callar gran parte de la verdad dejar la comparación en "reacción a la reacción musulmana vs. posible reacción a hipotética reacción papal". Habría que comparar muchas más cosas. Habría que contextualizar ambas respuestas.

    En fin, no quiero seguir por ahí, porque hace meses me agoté hablando del tema (cuando lo de las caricaturas). Resumo: no seamos hipócritas rasgándonos las vestiduras por cómo son ellos sólo cuando la toman con nosotros, sólo cuando nos afecta, y callando en cambio ante todas las demás diferencias, obviando el detalle de que ellos viven en otro mundo (y estoy generalizando, of course).

    Un abrazo, y mi enhorabuena por la altura del blog, en serio.

    ResponderEliminar
  13. Que el mundo es demasiado complejo, vamos.

    ¿Relativismo? Acepto y apruebo un relativo relativismo.

    Pero creo que sí hay criterios, sí se puede opinar; pero sin simplificar, pues seríamos injustos.

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que está bien puesto lo del nacionalismo EXCLUYENTE, porque va en contra de la CONVIVENCIA. Eso es lo que he escrito y no otra cosa. Que un lector vaya más allá y extrapole, allá él.

    Toda ideología o creencia que se base en la exaltación de los sentimientos, en su sublimación, anteponiéndolos a los derechos inalienables de las PERSONAS merece ser señalado públicamente y combatido IDEOLOGICAMENTE (si el lector vuelve a extrapolar, no es culpa mía, yo dejo bien claro a qué me refiero).

    Hoy el cristianismo no tiene nada que ver con el de siglos atrás o, si se quiere, el de hace sólo unas décadas. Como en toda religión, hay extremistas, pero son los menos y NO ATENTAN CONTRA LA CONVIVENCIA. Esa es la cuestión, y no otra, la CONVIVENCIA.

    Nuestro discurso, como ciudadanos europeos, ha de centrarse en el de la Ilustración, en el de la Razón. Ojo, también hay fanáticos en ese campo, que confunden la defensa de tales principios con el laicismo agresivo. Allá cada uno con su fe o su carencia, es un tema personal. Deja de serlo si trata de IMPONERLO por la fuerza, por el miedo, por la coacción. Hoy en día, en Europa, sólo el integrismo islamista está en ello, esa es la realidad. Ni los sectores más "conservadores" de la Iglesia católica andan ese camino. Defienden su fe, su versión del catolicismo/cristianismo, PERO NO LO IMPONEN. Como en todo, siempre hay personas que no hacen honor a ello.

    Pero los musulmanes callan, miran para otro lado. Comparten gran parte del discuros integrista. Con su SILENCIO se hacen COMPLICES, al no desmarcarse.

    Volviendo sobre el nacionalismo EXCLUYENTE, el catalán, utiliza la COACCION, la EXCLUSION, el AMEDRENTAMIENTO. Cierto es que ahora ya no ponen bombas ni asesinan (que lo hicieron), pero muchos miembros de la agrupación terrorista Terra Lliure, forman parte de la DIRECTIVA de ERC. Para mí eso es una vergüenza. Está bien que ejerzan su derecho a la militancia de base, pero que tengan cargos, condicionando el discurso, es una villanía.

    Hoy en día, los partidos políticos catalanes con representación parlamentaria, comulgan con dicho nacionalismo, por obra u omisión. Utilizan el poder para la IMPOSICION, anteponiendo su ideología a los DERECHOS DE LAS PERSONAS, violentando varios artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

    A mí me es indiferente la ideología o creencia que esté detrás, pero si violentan a la PERSONA, su LIBRE ALBEDRIO, me hallarán en contra.

    Ese es el discurso correcto. No hay que tener miedo de llamar a las cosas por su nombre, SIN CAER EN LA MALA EDUCACION. Procurando siempre razonar, argumentar debidamente nuestro discurso, no basándolo en improperios sin fin, diatribas repetidas una y otra vez.

    Pero para eso hace falta un SISTEMA EDUCATIVO que realmente funcione, que forme a los alumnos para que sean capaces del autoaprendizaje, que valoren la buena educación y el respeto al otro. Alumnos, ciudadanos en definitiva, que sean hábiles para elaborar un discurso propio, para sostener un debate intelectual.

    Esa es la raíz de los graves problemas de Europa, la degradación de su sistema educativo, de la no inculcación de valores democráticos sólidos, de los principios de la Ilustración (que también fueron malinterpretados, léase los años del "Terror" de la revolución francesa).

    En fin, TODO EXTREMISMO, incluido el basado en la razón, que minimice a la PERSONA, ha de ser denunciado públicamente, SIN EXCEPCION. Quien distingue, cae en uno más de nuestros grandes males: el SECTARISMO.

    ResponderEliminar
  15. Entiendo el miedo de Luri, y como le supongo un poco provocador a la hora de poner en marcha este su blog de cada día, acude al miedo, que es terrible, y yo leo preocupación, que es más llevable para el desayuno.
    Preocupación pòr nuestra sociedad y su capacidad autocensora.
    Recomiendo la lectura de una obrita de teatro que en mi juventud veinteañera explicaba perfectamente el ascenso del fascismo reptando por las conciencias individuales: El Señor Biederman y los incendiarios.
    Occidente, el de hoy, se ha construído en una lucha permanente en busca de valores, y en esa lucha la Iglesia Católica ha sido un integrante que a veces (muchas) ha marcado un camino d emodernidad y en otras se ha opuesto. Solemos ver siempre sus actitudes contrarios a la modernidad, que en Europa es laica en términos de Iglesia, no de base cristiana, que es la que hay. Y es curioso, porque la memoria selectiva tiende a olvidar lo malo y a recordar lo bueno, pero con la Iglesia pasa lo contrario que con la Revolución Francesa o con Napoleón, de los que recordamos lo bueno y lo espectacular y olvidamos lo terrible. Como dijo en su día la señora Tatcher, a Inglaterra no le hizo falta yuna Revolución para llegar a la democracia.
    De nuestra Iglesia Católica, aunque muchos no ejerzamos en ella por motivos teológicos o de comodidad (mi caso es el primero) no podemos ignorar su tendencia, siempre anclada en quien defiende sus valores, a poner palos en las ruedas de la modernidad, todavía hoy. Y es natural, la sociedad democrática y laica se puede defender cuando uno de sus agentes, como una mosca, le zumba en el oído.
    ¿Porqué entonces esa permanente autocensura en todo lo que respecta a los signos del Islam?
    No tengo respuesta, pero creo que una probable sería "la sinrazón". Una especie de histeria contagiosa que se extiende entre los políticos, que mesuran cuidadosamente los conflictos que pueden desencadenar sus ciudadanos cuando actúan en libertad y opinan sobre el islam en libertad.
    Es como el miedo de los padres a que los hijos salgan el viernes por la noche. Es que siempre nos puede pasar algo.
    Entiendo que ese es el miedo de Luri y lo comparto plenamente.
    También estoy de acuerdo en que los nacionalismos, para mi detestables, forman parte del progreso de esta sociedad europea que, por las razones que ya he expuesta, es laica en todo o casi todo.
    Y no considero progreso caminar hacia el lugar políticamente correcto o politícamente deseable, sino el avanzar en los días simplemente. Progresar es algo que hacemos todos: la vía adecuada es otra cosa.

    ResponderEliminar
  16. He olvidado algo:
    A base de disimular nuestra libertad aurtocensurándonos, ¿que nos sucederá?
    Una de dos:
    Nos convertiremos en la línea de la autocensura y eliminaremos parcelas de libertad en nuestro comportamiento?
    Les engañaremos y volveremos a las andadas más adelante?

    El autor de la obrita a que hago mención arriba es Max Fritz

    ResponderEliminar
  17. Y yo creo que al leerle si he sentido cuál era su miedo.

    Me gustó su crítica y también pasearme por estos educativos comentarios.

    Pero me muero de curiosidad por saber qué motivo hubiera ocupado el espacio de la imagen que falta :)

    ¿Alguna sugerencia sobre eso, señor Lury? :)

    Hoy un beso.

    ResponderEliminar
  18. Portorosa: Acabo de leer a estas declaraciones de Pepe Rubianes: "A MI ME PERSIGUE LA YIHAD HISPÁNICA". Bueno, a esto exactamente me refiero. Es la cultura del "ja-ja-já", pero respecto a los nuestros. Porque yo, se lo digo claramente, creo que hay que diferenciar entre nosotros y ellos.

    ResponderEliminar
  19. Pepe Rubianes ha sido censurado en Madrid por el proio alcalde. Su espectáculo, contratado, se ha retirado por presiones derivadas de las estupideces que dijo en TV3. Es nuestto Leo Bassi, si se quiere, a mucha distancia del original. LO evidente no es la calidad del individuo, sino la censura aplicada. No se que público hubiera tenido, pero scaarlo de cartel es una vez más el juego de "soy liberal pero nop tanto" Lo contrató Mario Gas. ¿Por la calidad del espoectáculo? Oh tempus, o mores...

    ResponderEliminar
  20. Hola a todos:
    Aunque estoy de acuerdo con el tono general del articulo y de los comentarios, tengo que hacer un par de matizaciones
    1º. ¿Que diantes le pasa a los profesores de Ciencias Sociales de un IES Publico? Tiene usted que retirar ese comentario porque me ha ofendido como profesor de Ciencias Sociales y a todos nuestro colectivo. Por lo tanto, siendo coherente con este relativismo actual, debe pedir perdon a toda la comunidad de Ciencias Sociales;).
    2º Luis solo una matizacion historica. En Inglaterra le dan el afeitado definitivo a un rey cerca de 150 años antes que a Luis XVI. Por otro lado, el parlamentarismo ingles se consolida tras la Revolucion de 1688.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  21. LUis: para eliminar todo tipo de ambigüedades. Si contratas a Pepe Rubianes, a Bassi, a Hans Neuenfels o a Beito, deberá ser el público el que decida. Con aplausos o con la bronca que creen conveniente. No estoy por la labor de tutelar políticamente lo que los adultos pueden o no pueden ver en un teatro. Másaún lo del alcande de Madrid con Rubianes tiene toda la apariencia de una cacicada. Simplemente me cabreacada día más la gente que para demostrar que son progres siguen imitando a Voltaire (aunque sin su genio). No debieran salir ya del siglo XVIII y enfrentarse a la realidad de hoy día de cara?

    ResponderEliminar
  22. Wallenstein: Me va a permitir usted (o no) que uno de mis prejuicios sean los profesores de ciencias sociales (sean o no de instituto). Yo lamento que se ofenda usted, cuando en realidad debería tener piedad de mi, que ando tan sujeto a prejuicios. Es que, verá used, como filó-sofo (en el sentido más literal del término) que quiero ser, eso de que se atrevan ustedes a enseñarles a los alumnos las cuatro (o cinco, o nueve) causas de la Revolución Francesa, siempre me ha escandalizado. Algo les pasó a ustedes cuando quisieron hacer historia social, que vendieron su alma romántica al diablo de la economía y las estadísticas. A mi me gustan -y mucho- los grandes historiadores románticos del XIX que escribían obras de arte y respetaban el alma narrativa de la Historia; mientras que me aburren los historiadores modernos (especialmente los analistas y toda su secuela, con su temor pánico al "événement")que sólo escriben informes oficiales. Volveré a respetar a los historiadores cuando los historiadores reivindiquen de nuevo a Michelet o cuando sean ustedes capaces de escribir manuales que estén a la altura de los de un Rafael Altamira ("Historia de la civilización española", Calpe, 1925). Algo más: la historia no es maestra de nada. Y ustedes son maestros de Historia. Pero todo esto de buen rollo, no se me vaya a enfadar. Un abrazo. Y tiene usted barra libre para meterse a su antojo con la filosofía.

    ResponderEliminar
  23. Normalmente me abstengo de participar en estos debates, por sentimientos encontrados. No obstante, esta vez haré excepción, porque se está pasando por alto que las libertades creativas, de expresión o comunicación, no son absolutas, sino que están sujetas a importantes límites de orden público. Tal vez sea deformación profesional, pero me gustaría invocar nuestro vigente Código Penal. En la carrera nos enseñaban que, en importancia para la convivencia ciudadana, el Código Penal sólo está superado por la Constitución. Creo que es evidente.

    CAPÍTULO VI. DE LOS ULTRAJES A ESPAÑA.
    Artículo 543.
    Las ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad, se castigarán con la pena de multa de siete a doce meses.
    SECCIÓN 2. DE LOS DELITOS CONTRA LA LIBERTAD DE CONCIENCIA, LOS SENTIMIENTOS RELIGIOSOS Y EL RESPETO A LOS DIFUNTOS.
    Artículo 525.
    1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.
    2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.


    Y una última consideración. Pongo en duda que tenga valor artístico lo que agrede gratuitamente las creencias sagradas.

    ResponderEliminar
  24. claudio
    Les adjunto un link a propósito del tema de hoy. A raiz de un artículo en el Al Guardian (antes The) que califica al Papa de estúpido por no medir las consecuencias de lo que dice, el autor plantea que pasaría si a raiz de, por ejemplo, una conferencia de Dawkins descalificando la Biblia en nombre de la ciencia, un profesor de biología fuera asesinado y departamentos de biología atacados.¿Se daría la culpa a Dawkins, se le llamaría estúpido por no tener en cuenta lo sagrada que es para los cristianos la Biblia?
    Y acaba diciendo, irónicamente, que quizá los cristianos deberían tomar ejemplo para que se los tome en serio.
    http://www.tcsdaily.com/article.aspx?id=092606A
    ¿Y Orwell?

    ResponderEliminar
  25. De acuerdo, de acuerdo con que es fácil enfrentarse con los intolerantes de aquí, que son muy civilizados, pero insisto: por supuesto que hay diferencias, pero las hay en muchas más cosas que en éstas que desde hace un poco nos están molestando tanto; de hecho ya las había desde hace mucho y no nos ha importado: no es justo, ni inteligente, ni aceptable comparar comportamientos de quienes no son comparables en casi nada (como parece ser que hace, por ejemplo, el autor que este usuario anónimo cita).
    ¿Sentimiento de culpa? El justo, el que es de justicia; sin caer por ello tampoco en complejos.

    No defiendo, por tanto, a ningún listo de aquí, sino que trato de comprender qué pasa con los de allí. Yo no me creo que un tercio de la humanidad sea mala; y sobre esa base empiezo a pensar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Gregorio Luri, vostè llegeixi el post que publicaré aquesta tarda i després opini, que tot te els seu límit moral i el seu límit legal, i el Toni Ibàñez ha anat mes enllà dels dos llindars, el primer es opinable, però el segon es recull a una cosa que es diu Llei de la Propietat Intel·lectual, un ou s'ha passat el Toni Ibàñez amb mi, per la resta hem semblen molt be les opinions de vostè sobre el meu blog senyor Gregori.

    ResponderEliminar
  27. Claudio: Orwell está en prensa. Ya verás, yo soy bastante programado, y tengo el material de varios posts futuros preparados, pero no permito ermitir que en El Café de Ocata la programación pueda más que el capricho y, por lo tanto, me dejo llevar por la dinámica de los propios posts.

    Joaquín: te leía y pensaba en Kelsen.

    Portorosa: No se trata de calificar a nadie ni de peor ni de inferior a nosotros; pero tampoco de mejor o de superior. Cada ámbito cultural (y yo pienso sobre todo en Europa), más allá de sus evidentes complejidades y diferencias, se basa en la afirmación de ciertos (vagos, si se quiere)principios que tiene como criterios orientadores y que posibilitan la vida en común. Son las paredes maestras. Desde luego, no son inmutables; pero es bueno garantizar una continuidad en la transmisión. Porque no hay manera de ser humano más llá de los límites de toda cultura. Yo estoy en esas. No creo que deba protegerme de los otros por considerarlos inferiores, sino -voy a decir algo que puede sonar muy fuerte en nuestra actual situación ideológica- porque su diferencia, si es muy marcada, puede arruinar mi identidad cultural. Y cada vez tengo más dudas que haya una ética capaz de evaluar con un criterio común a sistemas culturales heterogéneos. La ética es inseparable de la política. Así, pues, soy europeo, y me gustaría que lo europeo tuviese una larga vida por delante. Tengo que hablar en un proximo post -con permiso de Claudio- del famoso discurso de Husserl defendiendo la universalidad del proyecto europeo precisamente por su racionalidad-.

    ResponderEliminar
  28. Hola a todos:
    Me ha vuelto a tocar la vena sensible con la referencia a Annales. Esta claro que usted no comprende los avances cientificos en la disciplina de Historia (no me considero historiador, en el mejor de los casos aprendiz) aunque si tengo que admitir, que como señala el profesor Arostegui, si nos hace falta una filosofia de la Historia. Pero no quiero acaparar el debate sobre un aspecto secundario, teniendo en cuenta el poco respeto que usted muestra a la Historia, cuando todos sabemos que es la principal disciplina de las Humanidades y Ciencias Sociales;)Suerte que en el gremio no hay muchos fanaticos. Saludos a todos y les invito a mi propia casa si ustedes tienen a bien visitarnos.
    Posdata: AUnque tengo tono de ofendido, que nadie piense que soy un integrista, para los mal pensados.

    ResponderEliminar
  29. Mireia: usted es una puñetera, haciendo publicidad de su blog por ls blogs ajenos (que la he visto en otros, siguiendo el rastro del tonibañez), como quien cuelga anuncios por las esquinas ofreciéndose de señorita de compañía. Reconozco que el daimon que la guia es, como el platónico, un "metaxý". ¿Sabe de qué le estoy hablando? ¡Y deje ya de hacerse publicidad gratuita en El Café de Ocata.

    ResponderEliminar
  30. Gregorio Luri, naturalment que hem passo pels blogs que visita el Toni Ibàñez, perque vull que sapigueu fins on pot arribar el molt miserable, t'ho torno a dir, llegeix el meu blog aquesta tarda i no tornis mai mes al meu blog, només aquesta tarda, el post "El miserable Toni Ibàñez", i després que ni tu ni ningú llegeixi el meu blog mai mes, que mes igual, que lo que vull es que lo que es meu sigui reconegut com a meu, i no del miserable Toni Ibàñez, res mes, per molt merda que sigui el meu blog.

    ResponderEliminar
  31. Wallenstein: vamos a sincerarnos: No se puede ser a la vez inteligente y "annalista". Y perdone usted el tono.¡No sé que me pasa hoy que me encuentro inusualmente agresivo. ¡Debe ser la Mireia esa de las narices! Y efectivamente, no comprendo los avances científicos en la disciplina de la historia. Pero soy un lector asiduo de historiografía. Y de Croce aprendí la diferencia entre "crónica" e "historia". Collingwood lo repitio con bastante poca originalidad. Otra cosa: recuerde que estro es un café, y cada mesa puede tener su tertulia.

    Y, por supuesto, me pasaré encantado por las "Reflexiones de un modernista".

    Y un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. ¡¡¡KELSEN!!!

    "Con no menor frecuencia cabe oír que la 'Teoría pura del derecho' no estaría de manera alguna en condiciones de satisfacer sus exigencias metódicas básicas, siendo ella misma nada más que la expresión de una determinada actitud axiológica política. Pero ¿cuál? Los fascistas la explican como un liberalismo democrático; los demócratas, liberales o socialistas, la tienen por una avanzada del fascismo. Desde el lado comunista es descalificada como ideología del estatismo capitalista; desde el lado del capitalismo nacionalista, es descalificada como un craso bolchevismo o, de pronto, como un disimulado anarquismo. Por su espíritu -aseguran algunos- estaría emparentada con la escolástica católica, mientras que otros creen reconocer en ella las notas características de una doctrina protestante del Estado y del derecho. Y tampoco faltan aquellos que quisieran estigmatizarla como atea. En suma: no hay orientación política alguna de la que la 'Teoría pura del derecho' no haya sido sospechada. Pero justamente ello demuestra, mejor de lo que yo podría hacerlo, su pureza" (Prólogo a la primera edición, Ginebra, mayo de 1934).

    Aunque discutible, no viene mal invocar, como haces, Gregorio, la extraordinaria autoridad de Hans Kelsen. Pienso yo también que debieramos ventilar la casa de intoxicaciones ideológicas.

    ResponderEliminar
  33. Hola a todos:
    Gregorio lo de inteligente y annalista ha sido ya la gota que colma el vaso. Que poco respeto por la Escuela de Annales y luego todo el mundo tiene miedo de contar un chiste sobre cierto ultimo Profeta de la religión revelada verdadera. Que poco se nos toma en serio a la Historia pardiez. Eso si, no contemos un chiste sobre cierta religión. No hagamos unas declaraciones con base histórica sobre la expansión de cierta religión, etc. pero hagamos chistes de la pobre Historia.
    Ahora en serio, la Historia hoy día no tiene un paradigma e incluso alguno se atrevió en su día a poner lapida a la Historia (parece que ahora la quiere desenterrar cuando recibe leches de sus antiguos correligionarios). Creo que por ejemplo la formulación de los tiempos de Braudel es uno de los grandes avances en la Historiografía y que el XIX se baso demasiado en datos oficiales y espectaculares, dejando de lado los datos mas modestos y ya no digamos las opiniones de los "sin voz". También a finales del XIX estuvo Henri Berr, que si la memoria no me falla venia del campo de la sociología, siendo uno de los guías de Annales. Hoy estamos pagando ese "historicismo" oficial, que a pesar de pretender ser objetivo no lo era y ahora solo importa lo que dicen los "sin voz" (aunque no tengan nada que decir) y se reniega de los datos oficiales, de los grandes personajes, etc. Por otro lado tenemos el uso y el abuso de la Cliometria.
    Pero Annales, además de su ultima fase con Leroy Ladurie, también aposto por una historia de enfoque amplio, mas allá de la documentación oficial o de las fuentes mas espectaculares, con todas las contradicciones e inconsistencia teórica de dicha corriente historiográfica.
    Para finalizar ahora parece que la Historia no puede ni debe ser objetiva porque no es mas que una recreación literaria subjetiva de cada autor. Es decir, que hay que hacer literatura y no buscar los problemas de la Historia o las explicaciones de la misma, lo cual no quiere decir que no sea recomendable saber escribir.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  34. Uysh, yo me he perdido completamente
    entre lo de la Mireia, su blog y no sé que más....
    Pero no se hablaba de Mozart y de la censura??

    Si es que con esto del desfase horario siempre llego tarde a las tertulias del café...
    Alguien quiere sushi?

    ResponderEliminar
  35. Wallenstein: ¡No sabe usted hasta qué punto me interesa este tema!

    1. Sigo leyendo a Heródoto y Tucídides. No puedo con Fontana o con Moreno Fraginals.

    2. El historiador debe, por honestidad intelectual, prohibirse la mentira; pero lo difícil viene después, cuando tiene que dar forma a la verdad. Es decir, a la complejidad.

    3.- Pero si la vida es compleja, su cuantificación, lejos de explicarla, la reduce a la nada. Hemos pagado un alto tributo por querer hacer de las humanidades ciencias positivas. La filosofía será siempre más filosófica que la historia; pero eso no significa que la historia tenga que renunciar ni a ser filosófica ni, mucho menos, poética. Por eso, todos mis respetos por Braudel.

    4. Hay una deriva hacia lo cursi de la historia y de la sociología que se expresa en estudios aparentementemente serios sobre fenómenos carentes de toda seriedad. Así se escribe sobre la cultura de la droga, la cultura de las tribus urbanas, la del adolescente, o la del camionero... y si todo es cultura, nadie es realmente culto. Bien está hablar del queso y los gusanos en historia, siempre que se nos hable muy poco del estricto queso y de los estrictos gusanos.

    5. La historia se comporta demasiado facilmente como la materia de la ideología (pienso en la dicotomía materia-forma de Aristóteles). Y los historiadores aquí son poco beligerantes. Deberían cumplir una cierta función terapéutica con respecto a las ideologías desvergonzadas que utilizan la historia a su antojo para cualquier fin espúreo.

    ResponderEliminar
  36. Por cierto: os animo también a vsitar a Cel·lia a Japón aunque, lamentablemente, ponga poquísimas fotos de las que a mi me gustan.

    Cel·lia, tienes razón; esto es la anarquía dialéctica, es decir, un café.

    ResponderEliminar
  37. Hola a todos:
    Creo que estamos mas de acuerdo que en desacuerdo. Para empezar, nadie es ni objetivo ni imparcial, aunque si lo puede intentar. El problema esta en los que ni quieren ni lo intentan, que por desgracia hay alguno, mas los que se creen historiadores. Annales no implica la cuantificacion, que se considera en ciertos ambitos como un nuevo positivismo, ya que solo dan importancia a los datos y solo valor cientifico a lo cuantificable, lo cual es una aberracion. En el libro de Arostegui (La investigacion historica: Teoria y metodo) se habla precisamente de la necesidad de una filosofia de la Historia para comprender esta disciplina, siendo una de las lagunas segun este profesor. Es cuando la figura de Braudel cuando desaparece y empiezan a llegar los "discipulos" cuando se da esa cuantificacion y ese desmijamiento de la Historia, haciendo estudios de cualquier cosa y como señalas, de cosas que siendo generosos, son ridiculas y mas propias de otras disciplinas.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  38. Como no se pòr donde empezar, no empezaré. Este debate (¿lo es?) es fascinante porque parece que todos hayamos sido contaminados por el fenómeno de la vociferación, tan agradable para las tertulias d emedia tarde.
    Creo que Joaquín expone razones suficiuentes para aceptar que no todo está permitido. Pero frente a la ley liberal con matices, el sacrosante y vociferante derecho a la libertad de expresión.
    Si todos nosotros, o casi todos, despreciamos o no somos muy partidarios de Pepe Rubianes o de Leo Bassi, lo inteligente es dejarlos en la cuneta de nuestro interés. Una minoría o una mayoría o una medianía irá a verlos y tomará partido.
    ¿Porqué Mozart? ¿Vamos a renunciar a Mozart? Vamos, ni con copas, señores... Podemos renunciar al Rubianes, pero a Mozart.,
    Imaginemos: un ayatollah ebcuentra un libro de Nietzsche y ñee: Dios ha muertto. Convoca a sus partidarios (memdio mundo a lo que se ve) y la hemos liado. Queman retratos del autor, lo compatarn con Saytan, asaltan embajadas (la alemana por ejemplo) y ¿que hacemos? ¿Quien pide perdón? Caramba, que el tema es importante, ¿quien pide perdón?
    ¿Y sobre Mozart?
    En el Quijote hay párrafos sospechosos, aunque la versión oficial del autor es que el manuscrito lo escribió un tal Cidi Hamet Benghelí.
    Hay límites, pero son personales. ¿Imaginamos que pasaría si la ley pusiera una multa al director o al productor de la producción mozartiana?
    ¿Quien está moralmente autorizado para saber que se puede decir?
    Vuelvo a la imagen que ponía antes, debe de ser muy débil porque nadie ha hecho mención a ella: los políticos nos tratan como a niños que salen por la noche; tienen miedo de lo que pueda pasar.
    Wallenstein, Luri: Que si, que Braudel es un punto y aparte.

    ResponderEliminar
  39. Wallenstein: ¡Hay que reconocer que el desacuerdo da mucho más de sí que el acuerdo! ¡Pero qué le voy a hacer, si estoy de acuerdo!

    ResponderEliminar
  40. Luis: Compruebo por tus palabras mi derrota como moderador. Pero, para serte sincero, no tengo ningún propósito de enmienda.

    ¡Claro! ¿Cómo podemos censurar a Mozart? Este es un momento crucial. No es ninguna tontería.

    ResponderEliminar
  41. En Periodistas21: "Cuando no dejamos que rueden las cabezas de los dioses por la rebelión de los hombres es que hemos perdido la batalla contra el totalitarismo y el terror. Prometeo encadenado.
    Una Europa bajo el miedo divino no es la Europa de la luz ni de la razón.
    Y menos la de la libertad, cuya más radical expresión es la revuelta contra dios."

    ResponderEliminar
  42. Tienen que ser los políticos quienes reaccionen (Bien, ahí, Merkel); a nosotros, claro, nos toca presionar.
    Es un chantaje en toda regla a las paredes maestras de nuestra cultura, y como todo chantaje, pone en evidencia las contradicciones de esa misma cultura: la contradicción inherente al relativismo. Respeto igual para todos, piden (los he oído hoy an la radio) los representantes de los musulmanes patrios. Bien, subamos un poco el listón del respeto para todos. Más chantaje. Más pactos, más censura Y qué? Ellos no son relativistas, no se mueven de sus posiciones, al contrario se afianzan en ellas. Quienes vamos perdiendo jirones de dignidad (por tanto de moral, de fuerza moral) somos nosotros.
    El otro día en el telediario de la 1 dieron un mini reportaje sobre lo mal que lo pasan las familias musulmanas (salieron algunas mujeres musiulmanas hablando de ello) no monógamas en España; no pueden todas las mujeres cobrar pensiones, ni tener la misma cartilla de la SS, en fin no hay reconocimiento jurídico ninguno. Lo presentaban, además, desde el sentimentalismo tan peligroso y tan a la orden del día. Lo presentaban como algo anómalo que sólo podía tener una conclusión lógica: legalizar la poligamia. Claro, por qué no. Me quedé de piedra.

    Lola

    ResponderEliminar
  43. Buff
    joder, esto es la puta mierda de lo políticamente correcto, y mejor no meter la pata, y no decir eso, ni decir coño, que se nos vuelven locas las feministas por utilizar esa palabra como despectiva, y en cambio "ser la polla" significa ser la hostia.
    Pero joder, es que es la mierda de lo políticamente correcto, de no hagas chistes sobre maricones, que el vicepresidente tiene un hijo gay y se te va caer el pelo.
    Y mandanguevos, hostia puta, que era eso, la cabeza de Mahoma? joder, tú sabes la que nos puede caer encima si lo ven los del locutorio del barrio, se nos alzan en armas y nos toman Ciutat Vella y entonces tendríamos que llamarla La Medina.
    Me revienta el tema de lo políticamente correcto, porque no deja de ser una manera, puteante, de recortar conscientemente nuestras propias libertades.
    P.D. Perdónenme si he ofendido a alguien con mi vocabulario, lo he hecho queriendo.
    Joder.

    ResponderEliminar
  44. claudio.
    creo que deberíamos estar todos de acuerdo, desde bassi hasta el papa, que lo que nos une es la libertad de expresión. el papa no debería haber sido comprensivo con los musulmanes cuando las caricaturas, ni ahora los "liberales" deben serlo en cuanto hace al discurso. y eso nos hace un "nosotros", con nuestras diferencias interiores y sin que ello implique ataque. pero tampoco rendición.
    jamás se me ocurriría ir a ver al bassi (lo encuentro tan previsible como al bieito: el niño de la clase que dice ¡caca!). pero si viene alguien a prohibir la obra, me tiene enfrente. otra cosa es que yo la pague vía subvenciones (pero éste es otro tema)

    ¡CEL.LIA! que aproveche ¿el sushi de verdad es cómo el de aquí?

    ResponderEliminar
  45. ¡Qué bien me lo paso en este café! ¡Gracias a todos!

    ResponderEliminar
  46. Llego cansada por un día agotador, vuelvo a entrar en el café, os vuelvo a leer y Cel.lia hasta me hace reir. Todos geniales, pero yo ahora, el café descafeinado que es tarde...;) Luri, felicidades por esta tertulia.

    ResponderEliminar
  47. El sushi aqui, es como el de allí, pero con el pescado más rico y los trozos más grandes.
    La proxima vez traigo más en el tupperware así lo probais todos.

    ResponderEliminar
  48. Ciertamente ha estado jugoso leeros y muy entretenido.
    Comparto el miedo y la indignación de Gregorio.
    Ya sabréis que Angela Merkel ha dicho ayer que "La autocensura por miedo es insoportable" y se opone a la supresión de la ópera. Hay que tener en cuenta que al mismo tiempo , según dice el artículo de El Pais, ayer se inauguraba en Berlín , la Conferencia Alemana sobre el Islam

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  49. Gregorio, no me veo con tiempo ni con ánimos para seguir desarrollando el tema (sobre el que, por otra parte, quizá me decida a escribir de nuevo), que me dejó harto hace unos meses (agotador resumen).

    No estoy de acuerdo con la compartimentación del mundo. Eso es historia. La globalización es más que internet; es esto, es que ahora ya tengamos que tenerlos en cuenta, porque están entre nosotros, o muy cerca. Lo de las diferentes culturas cada vez es menos cierto.

    Lo de Periodistas21 me parece, como tantas otras cosas, una muestra clara de que no se comprende cuál es la situación. Se está juzgando la situación desde poca altura, sin entender, en mi opinión, que estamos ante un problema nuevo, en un escenario nuevo. Se reacciona de acuerdo con criterios obsoletos... En fin, me vuelvo a liar; sólo déjeme apuntarle que lo que yo creo es que hay que tratar a los países islámicos como antaño tratábamos a los sectores más ignorantes, atrasados, y por tanto susceptibles, de nuestra sociedad. Tenemos que volver a educarnos; pero a otra escala.

    Felicidades de nuevo por este blog.

    ResponderEliminar
  50. Y, sobre todo, qué fácil es (repito) escandalizarse ahora de cómo son, o como están; ahora que nos afecta.

    Cuando sólo se cortaban las manos entre ellos daba igual.

    ResponderEliminar
  51. Levanto acta, pues, de nuestra discrepancia, que en este caso es radical. Y, a continuación, te invito a lo que quieras. A estas horas de la mañana es cuando mejor sabe el café.

    ResponderEliminar

Nuevo soliloquio

 Nueva entrega de mi "soliloquio" en el Tribú . Eas un ejercicio divertido este de dejarse llevar por el capricho y ordenarlo alfa...