jueves, 21 de septiembre de 2006

Happening caníbal

En ese país (Lamory, actual Sumatra) hace tanto calor que los hombres y las mujeres van completamente desnudos (…). Ninguna mujer está casada, ya que todas pertenecen a la comunidad y no rechazan a nadie (…). Y cuando tienen un hijo se lo entregan a cualquiera que haya tenido relaciones con ellas. (…) También la tierra es comunal: uno la posee un año; el otro, otro. Los bienes naturales también están puestos en común (…) y nada se esconde ni se encierra (…) y cada uno toma lo que necesita sin ninguna recriminación.” Parece una utopía perfecta. Un paraíso, ¿verdad? Lo conocemos por la descripción de aquel viajero infatigable que fue Jean de Mandeville (muerto en 1372). Los crédulos, como yo, aceptamos que tras ir a Jerusalén recorrió Egipto, Asia Menor, Persia y los confines del mundo. Los escépticos (gente de poco fiar) sospechan que nunca salió de Europa. Volvamos al paraíso. Añade Mandeville que la sociedad comunista que acabamos de describir practicaba con fruición el canibalismo pedófilo. Los mercaderes vendían a los lamorianos niños que habían raptado en otros lugares y éstos los engordaban como a cerditos, ya que consideraban que la carne de criatura es la más dulce del mundo. El relato de Mandeville está plagado de maravillas, Cuenta, por ejemplo, que «en muchos lugares de India hay cocodrilos, una especie de largas serpientes, que matan hombres y después se los comen llorando».

Si hoy me ha dado por el canibalismo, la culpa la tiene la hermana de la Maga, que me ha llamado desde Madrid y hemos estado discutiendo de forma desabrida por teléfono. A propósito, claro está, del –llamémoslo así- “affaire Ratisbona”. Ella cree que los europeos tenemos la obligación moral de ser relativistas. Así que el papa debería defender que “todas” las religiones son igualmente verdaderas. ¿Qué os parece? “¿También las que practican el canibalismo?”, le he preguntado con mala fe. Y es que me he acordado de aquello que sostenía Strauss: si el relativismo es verdadero, entonces el canibalismo es asunto meramente gastronómico.

Claro que Strauss no se podía ni imaginar que con el tiempo (podéis buscar la información por internet) la televisión británica “Channel 4 emitiría un reportaje en el que un artista chino, llamado Zhu Yu (¡otra vez los chinos!) se comería a un bebé nacido muerto. The Guardian, al referir la noticia, contaba que el chino este era cristiano. ¡Para más INRI! Zhu Yu, más fresco que unas pascuas declaró que “ninguna religión prohíbe el canibalismo (...) y en China no existe ninguna ley que prohíba comerse a las personas». El programa, presentado por el crítico de arte del periódico The Sunday Times, Waldemar Januszczak, fue visto por un millón de británicos.

En Google encontraréis las fotos del happening caníbal de Zhu Yu. No tenéis más que teclear su nombre. También hoy paso de imágenes. Tengo un estómago poco dado al relativismo.

El post quedaba así perfecto. Y así lo he colgado en un primer momento. He cambiado de opinión y he vuelto sobre mis pasos. De repente me he acordado de una canción de Sacha Distel, "Monsieur cannibal", ¿alguno de vosotros sabe de qué estoy hablando? Intentando encontrarla he dado con esta maravilla. Es Marie Laforet cantando Ivan Boris & Moi en el Show de Sacha, en 1968. Lo más sorprendente del vídeo son los bailarines. Ni más ni menos que Jean Yanne, Sacha Distel y Serge Gainsbourg. ¿Podemos considerar a este último un caníbal? (de nuevo se despiertan mis obsesiones adolescentes y se entrometen en mi presente para arruinar un post que me había salido tan redondo).

20 comentarios:

  1. Brutal Strauss: vamos a lo importante, a las cosas de comer, a ver quién se atreve.
    Además, hay pocos capaces de reírse de sí mismos, como hacía el gran Hume (lo adoro) al topar con la paradoja: Ninguna proposición universal es verdadera, incluída ésta.
    Una monada, el video.

    Lola

    ResponderEliminar
  2. En mi pueblo, cuando alguien tiene hambre, acostumbra a decir "em menjaria un nen acabat de nàixer", aunque no puedo identificar los orígnes de dicha expresión.

    Tu relato me ha recordado la canción "na tonga da milonga do Kabuleté" interpretada por Vinicius i Toquinho. El primero, introduciendo la canción, cuenta que la expresión del título proviene de una expresión de unos pueblos africanos, que parece ser muy insultante, y por eso, los pueblos entran en guerras terribles "en las que se comen el hígado". De hecho, esta, literalmente, entrañable costumbre, la procticaban los guerreros camboyanos de Lon Nol (bonito palíndromo, por cierto) luchando contra los jemeres y sus aliados.

    ResponderEliminar
  3. A mí del video lo que más me ha gustado han sido las Matruskas.

    Recibí aquel mail en que aparecía este individuo (yo me niego a llamarle artista a no ser añadiendo un 'del horror' posterior) hace unos cuatro años guisando y comiéndose a un bebé y también esos cerebros infantiles que se comercializaban en algunas tiendas de ultramarinos de Taiwan. Creo que lloré entonces. Era muy sensible entonces. Y se me revolvió algo dentro que no era el estómago. Como el de los gatitos-bonsais ... y después de unos dos años también otro correo donde se especificaba que todo había sido un 'hoax'. Me alivié entonces. Hoy no sé cómo sentirme. Pero sé que me gusta creer sólo en las cosas que puedo más que ver tocar. Y la pantalla de los televisores no tiene un tacto que me llame.

    ResponderEliminar
  4. También hay aquella canción del "Duerme negrito";allí es el "diablo blanco" que viene ("si el negro no se duerme") y "se te come la patita".
    Debe haber algo de ancestral horrible en comer bebés.
    Y, rmf, si no recuerdo mal eres de Lleida. Mis ancestros también; son de una brutalidad verbal que impresiona a quien no los conozca.

    Lola

    ResponderEliminar
  5. Una historia reciente en Alemania: un hombre pone en internet un anuncio pidoendo a alguien que se deje comer y aparece un tipo, depresivo sería, que se ofrece. Se produce el asesinato y el acto de canibalismo. Cuando la policía le detiene, tiene en su nevera, perfectamente guardada, la despensa para meses.
    El acto guerrero de comer al enemigo es un acto de apropiación de sus valores. Los aztecas lo hacían con sus víctimas sacrificiales; arrancaban el corazón del pecho, en vida. Los hombres de Cortes, huyendo hacia Otumba, oían los gritos de sus compañeros apresados en aquella noche que debíó ser horrorosa.
    Sightin Bull (Totanka Satanka) sioux que terminó en el espectáculo circense de William Cody (Búfalo Bill) se comió el corazón vanidoso del coronel Custer, porque lo había prometido, pero es dudoso que se lo comiera entero, sino que le abrió el pecho y se lo arrancó a la vista de toda su tropa, y lo mordió. No era un hábito gastronómico.
    Corazón e hígado han sido vísceras para el sacrificio.
    En general el canibalismo es una práctica rechazada por las civilizacioness por casi todas las culturas. Es una aberración.
    El caso de Camboya procede de una aberración mayor, que fué el genocidio. En algunas tribus de las montañas se había practicado el canibalismo (siempre con enemigos)
    Tengo para mi que el desarrollo cultural de casi todas las civilizaciones (con excepociones) ha rechazado esta fórmula que de aplicarse lo ha sido en caso de guerra o lucha tribal.
    Las especies no se comen (salvo excepciones) a si mismas.

    ResponderEliminar
  6. ¿Y qué decís de esa expresión castiza -y terrible, y completamente intraducible-: "¡Qué ......, ni qué niño muerto!"... pero yo pretendía hablar del relativismo, aunque, por supuesto, pedid lo que se os de la gana.

    Kasandra, lo del chino es completamente verídico. La información en internet es bastante precisa.

    rmf: Al leerte me han venido a la imaginación unos cuantos cuentos infantiles en los que gente de la peor calaña esá siempre dispuesta a comerse a niños inocentes de las maneras más crueles. ¡Dios Santo, con qué historias nos hemos criado!

    Luis: te agradezco tus siempre oportunos y eruditos comentarios.

    ResponderEliminar
  7. En efecto, lola, soy de Lleida, y la brutalidad va más allá de lo verbal. Sucede siempre en tierras fronterizas. Y ahora entiendo tu radicalidad (si puedo llarmarla así).

    y Luís, tengo entendido que el canibalismo precede al horror jemer, y era una costumbre extendida y cortés, porque además de gastronómico-guerrera, era un símbolo de cortesía invitar a los visitantes al suculento festín. Recuerdo un reportage en que un periodista inglés comentaba que mientras comía (otras especies no racionales, suponemos) con el general Lon Nol, en el patio un grupo de soldados y otra gente compartían un festín de hígado.

    ResponderEliminar
  8. Ogros. Los cuentos infantiles están llenos de ogros. Brujas que se comen a hansel y gretel, a pulgarcitos y otras criaturas inocentes pero ingeniosas.

    Parece ser que el canibalismo no es tan extraño, aunque sí en nuestra civilización. Y de alguna manera existe una cierta fascinación.

    Parece que hasta tiempos recientes la practicaban tribus aisladas de Nueva Guinea y probablemente algunas de la Amazonía.

    El canibalismo está sugerido en obras literarias, como "El corazón de las tinieblas" y su traslado cinematográfico "Apocalypse Now" y más recientemente en "Meridiano de sangre" de Cormac McCarthy.

    En cualquier caso, hay un tipo de canibalismo ritual que se asienta en creencias atávicas y un canibalismo morboso.

    A ello habría que añadir el canibalismo de supervivencia -que incluso tiene connotaciones religiosas- como es el caso de los supervivientes del accidente de aviación andino de 1972.

    ResponderEliminar
  9. Veo que, al final vamos a darle la razón a Leo Strauss. Así pues, ¿la diferencia entre el chiclé, un filete de bebé a la plancha y un bacalao al pil pil se reduce a un asunto de gustos?

    ResponderEliminar
  10. RMF: si, ciertamente y eso es lo que intento dar a entender en mi comentario. No se trataba de una actitud extendida en Camboya, sino de costumbres de las montañas. Yo también ví o leí ese reportaje y se trataba de un grupo de soldados, unidos por procedencia, que practicaban una comida tradicional dentyro de sus costumbres. El ejército lo digiere todo.

    ResponderEliminar
  11. Expresiones usuales:
    Cariñosa: te comería a besos
    Airada: te comeré el hígado
    Cariñoso a los niños. Oído por aquí: Te comería con patatitas fritas.
    Cariñoso indiscriminado: Está para comérsela / o
    Sexo: te comeré el / la ...
    Al parchís: te como la pieza y cuento 20
    Como espectador de un combate: ¡Comételo!
    En un match deportivo: literalmente se comió a sus contrarios.
    De un viejo chiste: ¿Te gustan los niños? MUcho, a la plancha.

    Hay más, pero son las 14,15 y me voy a comer dentro de la norma.

    ResponderEliminar
  12. Osado Goyo.Cómo te atreves a polemizar con una alumna de la Universidad Pontificia Sto Tomas,el Angélicum ,de Roma?.Abundantes Papas sabios se han codeado con ella.Con todo relativismo espero impaciente el combate.Te aconsejo leer antes a Ratzinger en su lengua materna,para captar los matices.

    ResponderEliminar
  13. Queridísima Maga: En este humilde Café de Ocata ya estamos muy al tanto de que el concepte papal "de raó segons el qual la raó (logos) hauria d'ampliar-se fins a poder encabir la fe (pistis). Ratzinger critica la raó científica moderna perquè és massa reduccionista, incapaç d'admetre les dimensions ètica i religiosa de l'ésser humà. El papa proposa "una nova raó" (Gran Logos Comú) que, a més d'incloure la fe, també pogués servir com a pont per al diàleg (dia-logos) entre les distintes civilitzacions, cultures i religions que conformen l'espectre actual de la humanitat". Nos lo ah contado todo muy bien Tonibañez: http://entrellum.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Adivinanza:qué libros de cabecera se llevó la sabia relativa a Colombia?.Qué leia en el Caribe,a la sombra de un cocotero,mientras su hermanita jugaba con los pececillos sargentos,luchaba con los corales en el fondo del mar?.Siempre bajo la protección del Angel de la Guarda.

    ResponderEliminar
  15. Titular de la portada del Diario de Navarra (gracias Maga por comunicármelo): "La Ciudad de la Carne divide a UPN y CDN en el Gobierno
    de Navarra". Cualquier intento de explicación sólo sería prosa.

    ResponderEliminar
  16. A esta hora del día y, a pesar del tema, no ha salido Freud. Vamos progresando. ¡Toco madera!

    ResponderEliminar
  17. ...and now for something completely different.

    Fragmento de la crítica del último libro de Fukuyama en el TLS (K.Anderson).

    "Fukuyama’s solution to this can better be described as ineffectual internationalism. This version of idealism seems doomed from the outset to be heroically internationalist in precisely the ways that most ensure its ineffectiveness. The effects can be seen in the current inaction over Sudan. They were chronicled in the New York Times Magazine a few months ago, in a profile of the Chief Prosecutor of the International Criminal Court. The international community will not prevent genocide in Darfur, the article argued, so instead let us get on with preparing criminal trials for those we were unwilling to stop in the first place. But, in this case, why should the ICC bother? Is it not morally corrupt to stand and watch genocide go by, comforting oneself with a stern but vague promise to arrest some people after it is over? This is an example of the vices both of internationalism and realism. In the case of Iraq neoconservatives preferred war. Their search for a quick and painless democratic transformation, which they did not find, was a naive one. But their other belief was not so naive: this is the belief that over the long run, the realist strategy of accommodation and containment of execrable regimes – the pursuit of stability at all moral costs practised by the West for thirty years – would only serve to feed the beast"

    ResponderEliminar
  18. Querido(s) usiario(s) anónimo(s): no sé si eres uno y ubicuo o dos y homónimo. Y eso me dificulta la respuesta. Pero vamos allá:

    1) Has sido tú quien ha mentado a la bicha y de esta manera has incumplido tu propio mensaje. Por tu culpa ningún otro puede repetir lo que tu has dicho, ni tú mismo.

    2)¿Hablamos de la ingenuidad neconservadora? En contra de lo que se dice por ahí yo critico a los neoconservadores por haber sido muy poco straussianos. Si lo hubiesen sido, aunque fuera un poquito, se habrían enterado de que la ciudad es la caverna. Y de que no hay vida política más allá de la caverna. Eso significa que hay que hacer política contando con simulacros. Y en política interior la cosa les ha salido bastante bien. En política exterior, reconozcamos que no. Da igual si tienen o no tienen razón. Lo que no tienen internacionalmente es verosimilitud. La tuvieron cuando los países del este europeo apoyaban a los EEUU por principio. Conozco bastante bien sus motivos: sospechaban que había que estar con el Tio Sam porque si alguna vez necesitaban que alguien les echase una mano era mejor no tener las esperanzas puestas exclusivamente en la Unión Europea "lasciate...."). Hoy el proamericanismo de estos países ha perdido su automatismo. Fukuyama tiene toda la razón -creo yo- cuando analiza el famoso "nation building" y resalta la trascendencia de la legitimidad. ¡Este es, probablemente, el gran debate político del momento!

    ResponderEliminar
  19. soy el anterior "usuario anónimo" (ambos).

    1. touché
    2. de acuerdo. el texto enviado era sólo una forma de "obwohl".

    ResponderEliminar
  20. Benvenido al lado postivo de la fuerza, Claudio, es decir, a la luz, aunque sea seudónima.

    ResponderEliminar

El landismo dramático

El landismo dramático, en El Subjetivo.