martes, 19 de septiembre de 2006

Ca'uno es ca'uno

Sor Leonella

Ca’uno es ca’uno, dicen los andaluces. Y tanto es así que para volver a Roma, he necesitado dar un rodeo por Copertino. No sé si ustedes me entienden. Yo quiero defender al Santo Padre, pero sin poner demasiada trascendencia en el intento y sin inclinar demasiado la testuz.

Estoy pensando en San Remigio, que al bautizar al bárbaro Clodoveo, de la tribu de los sicambros, le ordenó: “Inclina la cerviz, fiero sicambro; quema todo lo que hasta aquí has adorado y adora lo que hasta aquí has quemado”. Y pienso también en el Ogro Romántico rogándole a ella: “Eleva tu cérvix, orgullosa sicambra”. Estoy pensando, en definitiva, que Occidente lleva esencialmente en sus venas un poco de sangre volteriana. Así que, dicho todo esto, me gustaría que leyeran lo que sigue como una defensa volteriana de Benedicto XVI.

¿Intuiría este hombre la avalancha que estaba provocando en Ratisbona? Mi opinión es que sí. Es suficientemente inteligente como para dejar que los seguidores de Mahoma aporten la confirmación experimental de su hipótesis teórica. Y tengo la sospecha de que estamos asistiendo a algo mucho más relevante que una mera anécdota histórica. Para ver su trascendencia hay que atender a lo que se escribe en los países cristianos, es decir, más allá de nuestras fronteras.

Los bien pensantes de Occidente (y España es su reserva espiritual) no se atreven a quitarle la razón en lo fundamental, por eso hacen tanto aspaviento criticando lo accesorio de su discurso. Por ejemplo le recriminan que no haya hecho mención de la larga tradición despótica de la Iglesia. Y efectivamente, desde (al menos) San Agustín han sobrado cristianos dispuestos a utilizar el crucifijazo como herramienta apostólica. Pero quien tenga ojos para leer verá inmediatamente que eso es lo que está criticando el papa. Le echan también en cara que haya ido a buscar sus argumentos en un texto de Manuel Paleólogo, emperador bizantino del siglo XIV. Pero esta referencia es una bomba de relojería, porque remite al tumulto de los turcos sitiando Constantinopla. Curiosamente de Ibn Hazm, el poeta del amor, apenas habla nadie. Y eso que escribió versos como estos: “Yo soy el sol que brilla en el cielo de las ciencias; / mas mi defecto es que mi oriente es el occidente.”

Las cuestiones que el papa plantea de fondo no son ninguna menudencia: ¿Hay o no invitación a la violencia en los textos sagrados, sean de la religión que sean? ¿Es posible o no un análisis racional de esos textos? ¿Hay autoridades, en el seno de las religiones, capaces de denunciar la violencia de los textos? Y ahora pregunto yo, desde este apartado Café de Ocata: ¿Acaso no nos jugamos nada con las respuestas?

Escribo este post, por supuesto, pensando en sor Leonella y en sus últimas palabras.

21 comentarios:

  1. Hace unos días revisitaba la Cappella dei Magi, en el palazzo Medici, una obra excepcional de Benozzo Gozzoli.

    Si no me falla la memoria el primer rey mago pintado es Manuel el Paleólogo que estuvo en Florencia en busca de ayuda contra los otomanos.

    Este viaje desesperado trajo consigo también a grandes intelectuales bizantinos que fueron la chispa de lo que después llamaríamos renacimiento.

    Pillado un poco por los pelos, la amenaza en oriente trajo una explosión cultural en occidente. Lo bello y lo siniestro siempre van a la par.

    Por cierto, en todas las notícias siempre hablan de un intelectual persa desconocido, nunca citan a Ibn Hazm. De dónde lo has sacado?

    ResponderEliminar
  2. Vaja, rellegint els teus posts anteriors veig que abans havies escrit sobre Ibn Hazm, i per tan ho enllaces. El savi persa segueix sent un desconegut ...

    ResponderEliminar
  3. Josep: Ibn Hzm nanció en Córdoba y vivió en la península toda su vida. Le tocó la época de la disolución del califato y de las taifas, así como alguna que otra invasión. Lo tuvo muy negro.
    Lo encontrarás en Alianza Editorial, hay varías ediciones y yo tengo la de 1983, no se si hay posteriores, aunque fcreo que debe de haber. El título es justamente "El Collar de la Paloma".
    Hay un estrudio sobre él muy bueno de Ramón Mújica Pinilla publicado en Hiperión: "El colar de la paloma del alma"

    ResponderEliminar
  4. El nucli del polèmic discurs papal és una altre: el seu concepte "ampli" de raó (o un un Logos capaç d'encabir la Pistis). Quan tingui una estoneta, en faré un post a ENTRELLUM.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Luís,

    Ya he visto mi confusión matutina ...

    ResponderEliminar
  6. No me cabe la menor duda de que el discurso se leyó tal cual se escribió y se escribió tal cual se proyectó. No hay paso sin intención. Fuera a quien fuera dirigida la frase citada del emperador bizantino esa frase se escribió con la intención de querer decir lo que quiere decir para el lector. Y como ent odo escrito hay por lo menos dos lectores, cabe tratar de saber quien es lector musulmán: o el lector principal a quien va dirigido el texto (no parece ser, pero por si acaso) o el lector principal. es decir, el cristiano (y de entre estos cabría averiguar cual) o el hermano musulmán.
    El problema no es el discurso en su universalidad (es decir, su potencial de llegar a todo el mundo si es convenientemente retransmitido, para lo cual son necesarios medios y corifeos).
    El problema es el chantaje. Un sector importante de la globalidad mundial a efectos de ppblación es movilizado contra una frase, de tal manera, que esa cuestión filosófica o semántica o lo que se quiera, se convierte en un asunto de Estado que aterroriza (con razón) a los políticos occidentales y recomiendan a sus administrados (y a la vez electores) mesura en sus expresiones.
    VIVIMOS BAJO UN CHANTAJE QUE SI NO ES CALCULADO LES SALE MAGNÍFICAMENTE BIEN, GRACIAS A DOS COMPLICIDADES (?).
    Los medios de comunicación y el complejo de culpa.
    Leo que Pakistán pide a Naciones Unidas que se juzguen las palabras del Papa como una falta a los Derechos del Hombre. Me asombro, pero no me río.
    En la década de los sesenta el gobierno de Pakistan prohibe la edición del libro de Bernard Lewis "Los árabes en la historia", publicado en España por Edhasa a causa de un párrafo en el que explica, tomando como ejemplo (obviamente negativo) unas palabras de Dante, la leyenda negra que en Europa se tejió en la Edad media en torno al Profeta, al que se llegó a confundir con un cardenal romano frustrado.
    Insisto en que el problema es grave y poñlítico: la sociedad occidental vive bajo el chantaje y quien lo practica lo sabe. Es la estrategia de golpear el hierro de manera continuada sin tregua.
    A mi me da igual lo que diga el Papa (entiéndase que no me voy a meter en sus clases magistrales) pero no quiero tolerar qyue se me chantejee en mi libertad de expresión.

    ResponderEliminar
  7. ¿Hay o no invitación a la violencia en los textos sagrados, sean de la religión que sean? Este es el asunto. Yo creo que la invitación expresa a la violencia tiene más que ver con interpretaciones inmediatamente posteriores a esos textos, que después se han institucionalizado en cada religión; y con la interpretación al pie de la letra de unos textos históricos sin tener en cuenta su contexto histórico.

    Respecto al chantaje que refería Luis, estoy de acuerdo. Me recuerda, permitidme el símil, a los "gorrillas" que tenemos en Sevilla, esos colgaos que supuestamente te "ayudan" a aparcar el coche. Yo les doy el euro de turno no en agradecimiento, sino porque sé que si no se lo doy, me rallan las puertas o me pinchan las ruedas. Así que, por la misma regla de tres, aquí todos calladitos no vayamos a ofender al Islam.

    ¿Llegará un día en que el Islam practique una autocrítica al mismo nivel que el Catolicismo? Con ello no quiero decir que esta última sea "definitiva", pero algo es algo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Después de "no tendrás otro dios más que a mi" o "no hay más dios que Dios" viene el "id y predicad". Hasts aquí es Dios quien habla, (para entendernos)
    A partir de aquí el hombre escucha e interpreta. La violencia está en el hombre, él lee e interpreta y actúa. No olvidemos que a partir de la muerte del profeta, la bandera del islam (comunidad de creyentes) lo que hizo fué institucionalizar la rapiña (el ataque a una caravana era un acto de guerra legítimo) por todo el área de expansión posible.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Tonibañez es un tio serio (y, por lo tanto, divertido y hasta, a veces, más sarcástico que el sulfúrico) y, tanto es así, que se es el suyo es el único blog (al menos entre los que yo conozco) que comenta el polémico texto del papa en alemán:

    http://entrellum.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Luis: A mí lo que más me ha sorprendido no ha sido la visceral y automática reacción del islamismo radical, sino el tono de superioridad moral empleado por los bienpensantes de nuestras latitudes para darle un coscorrón al papa. Pongo un ejemplo: Juan Luis Cebrián. El tono de Le Monde ha sido, en líneas generales mucho más comedido. Y por lo que he visto los socialistas hispanos no han comenzado a replantearse su discurso hasta que un tio serio, Lionel Jospin, ha salido en defensa de la libertad de expresión de Benedicto.

    ResponderEliminar
  12. Umla2001: Claro, pero aquí el papa ha sido muy hábil, porque si la supuesta violencia de los textos sagrados depende de la interpretación, entonces faltan personas de autoridad que se atrevan a interpretar los textos de forma no violenta. Y, hay que reconocerlo, aquí cada uno ha salido perfectamente retratado.

    ResponderEliminar
  13. Leído en el NY Times:

    VATICAN CITY (AP) -- Pope Benedict XVI said Wednesday that he has ''deep respect'' for Islam and hopes that his recent remarks that sparked anger from Muslims lead to dialogue among religions.

    ''I hope that ... my deep respect for great religions, in particular for Muslims ... has emerged clearly,'' the pope said during his weekly audience at the Vatican.

    Speaking last week at the University of Regensburg in his native Germany, Benedict cited a Medieval text that characterized some of the teachings of the Prophet Muhammad as ''evil and inhuman,'' particularly ''his command to spread by the sword the faith.''

    ''I trust that after the initial reaction, my words at the University of Regensburg can constitute an impulse and encouragement toward positive, even self-critical dialogue both among religions and between modern reason and Christian faith,'' the pope told thousands of faithful in St. Peter's Square Wednesday. Security in the square had been stepped up.

    Benedict said Sunday that he was ''deeply sorry'' about the reaction to his remarks, and the quoted text did not reflect his own opinions.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por lo de "serio" (aunque me gustó más todo lo del paréntesis). Ya encontre tiempo robándolo a la hora de comer. Un nuevo post sobre el discursito papal (Nichts auf deutsch! sí en griego...) Espero que gustes:

    Logos eròtic

    ResponderEliminar
  15. Claro, Gregorio, es el puñetero complejo de culpa que no se de donde viene; tal vez de que somos ricos, guapos y rubios (algunos) o que hemos sido colonialistas (otros). No lo entiendo. Damos normas de comportamiento contra nuestros principios básicos: libertad de expresión, derechos del hombre y estado democrático (bueno, entre más).

    ResponderEliminar
  16. Recomiendo -¿cómo no?- la visita al Blog de Tonibañez. Hace lo que hay que hacer si se tiene lo que hay que tener para discurtir, es decir, sentido común. Y para ello comienza leyendo el texto del papa en alemán.

    Luis: Parece como si por una endiablada paradoja los europeos sólo nos sentiríamos moralmente supèriores sintiéndonos culpables.

    ResponderEliminar
  17. Me llama la atención que menciones el sentimiento de culpa europeo vinculado al sentimiento de superioridad en este contexto. El sentimiento de culpa es algo tan... católico. Y el sentimiento de superioridad, sin embargo, es algo común a las religiones "del libro", porque las tres consideran que "la verdad" ha sido revelada a ellos y exclusivamente a ellos. Y sin embargo, nuestra verdad occidental, moral, no es una verdad "revelada", sino razonada y demostrada, lo que la pone por encima de la verdad revelada de siempre.

    Si fuera un hombre, diría que me acabo de hacer la picha un lío.

    Al final todo es antropológico, ¿no? La mitad de las cosas se explican con un "el ser humano es que es así".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Umla2001: No soy en absoluto partidario de ese recurso tan fácil a "el ser humano es que es así". Más bien tiendo a pensar que puede ser así o asá o de mil maneras diferentes. Me gusta creer que soy responsables de lo que hago y de lo que dejo de hacer. En cuanto a la superioridad moral ligada al complejo de culpa, llevo bastante tiempo dándole vueltas a esta idea: el narcisismo europeo, que tradicionalmente se ha sentido satisfecho mirándose en lo que era, ahora se siente orgulloso de sí precisamente porque desprecia lo que ve en el espejo cuando se mira. Es la nueva patología del narcisismo culpale. El europeo se siente superior porque se reconcoe a sí mismo como culpable de buena parte de los males del mundo. O, dicho de otra manera: se siente superior poque tiende a considerar inoentes al resto (excepto a los americanos y los israelitas). Es la proyección postmoderna de la imagen del buen salvaje por parte de una cultura cansada de sí misma. ¿Es excesiva, por tremendista, esta teoría?

    ResponderEliminar
  19. Creo que ese complejo de culpa es herencia del izquierdismo que algunos practicamos en España como alternativa al franquismo y a los movimientos históricos pre bélicos (me refiero a la Segunda Guerra Mundial)
    En cuaqluier caso la "inteligencia" europea univestitaria, con posterioridad a los hechos de Postdam y Hungría, se acercó a los Paises del tercer Mundo en la época del Movimiento de No Alineados, encabezados por figuras tales como Nerhu, Nasser, Tito, Krhuma, Senghor, el Sha, Fidel después del 59, etc. Aquí leíamos a Franz Fanon (Les damnés de la terre) y nos interesaba el sistema de autogestión yugoeslado y Milovan Djilas, un opositor a Tito desde sus propia filas. En esas viene la invasión de Cochinos de Kennedy con Cuba y empieza el fracaso de Viet Nam. USA pierde imagen a chorros y parece la agresora. Recordemos: Maccartysmo 8 ó 10 años antes, intervenciones en América Central (derrocamiento de Arbenz en Guatemala, Coronel Caamaño en Santo Domingo, apoyo a Perez Gimenez, a Somoza, a Trujillos, etc.
    La Unión soviética debía frotarse las manos; le caían las manzanas maduras.
    Creo que USA comemtió error tras error (no financiar Asuan a Naser, por ejemplo), pero la realidad es que aprendimos a alinearnos junto a "les damnés de la terra" sin darnos cuenta de que se trataba en rtealidad de una bomba de relojería.

    ResponderEliminar
  20. He seguido el debate que lleváis aquí con las palabras del Papa y, en algunos momentos, me siento confundida. Si, como sostienen Gregorio y Luis, el Papa ha dicho exactamente lo que quería decir, los efectos que persigue (más allá de hacer visible esa violencia que atribuye intrínsecamente al islam) se me escapan. He leído esta mañana el artículo de Tamayo en El País y me ha parecido muy interesante. Él considera que no son las palabras de la cita, sino el discurso del Papa (referido a su pensamiento) el que va en la línea de ruptura de los intentos realizados para limar diferencias y acercar las distintas confesiones religiosas. Creo que el Papa ha dicho lo que quería decir, pero no ha sabido medir el alcance de sus palabras. En cuanto a la libertad de expresión que invoca luis, estoy de acuerdo en que es un valor que debemos resguardar celosamente. Pero como no vivimos solos en el mundo, hay que medir también el uso que se hace de esa libertad. Y echar gasolina al fuego no sé si puede llamarse libertad. También coincido en que parecemos sentirnos culpables frente a esos paises de oriente medio, y es posible que tengamos motivos para ello. Otra cosa es que sus extremistas, como los nuestros, aprovechen cualquier oportunidad para armar un cisco enorme, desmadrarlo todo y manipularlo a placer. ¿No suena a algo parecido aquello de las armas de destrucción masiva? En fin, queridos amigos, todo es muy complejo. Para mí, el problema principal es que, en este momento, nadie parece saber cómo cambiar esta situación. Besos a todos.

    ResponderEliminar
  21. Isabel: Sí sabe alguien cómo solucionar el entuerto, creado, antes que por la guerra contra Saddam, a la que aludes, por decenas de atentados de extremistas islámicos previos, que se han confirmado estos días con el crímen de una monja, amenazas sangrientas y manifestaciones de mujeres (?) de rostro tapado con burkas, impulsadas por intereses espúreos pero visibles. Son fácilmente reconocibles mediante datos (que abundan en la red) como la falta de libre expresión en países como, por ejemplo, Irán, -además de 'superpetrolero' pretende nuclearizar un régimen digno de desconfianza porque así lo quiere-; la ausencia de mecanismos socioeconómicos durante décadas para promover una mejor calidad de vida en países con diferencias económicas abismales a pesar de sus riquezas; la anulación de elementales derechos de la persona;la falta de garantías jurídicas;la imposición del silencio a individuos, colectivos y medios; el adoctrinamiento encerrado en dogmas;en fin,la aniquilación de la libertad de la que por ahora, más ó menos, 'disfrutamos' en Occidente.
    Contra eso hay solución y,a duras penas,gran parte de 'Occidente' está en ello.
    Dices que es echar gasolina al fuego ratificar hechos como lo ha hecho el Papa y que eso no es fácilmente concebible como libertad. Te diré que no hay más límites que la falta de respeto y Benedicto XVI no ha faltado.Más bien al contrario, se ha expresado sincero, es decir, tratando con madurez el problema y con muy elevadas dósis d respeto.
    Añades que es posible que tengamos motivos para sentirnos culpables y también disiento.Si, como supongo, el fondo de tal autocrítica es la pobreza (material) de miles de millones de personas te recomiendo preguntarte sólo algunas obviedades:¿Cómo es que hay otros cuántos miles de millones que han progresado (materialmente)?¿No será que en los países donde mueren de hambre hay seres interesados en que ello suceda?¿Porqué hay tantas personas que como Leonella tienen que ir allí?
    En fin, caben muchas preguntas y todas tienen respuesta menos la duda atenazada entre el fast thinking y lo políticamente correcto.
    Besos.

    ResponderEliminar

El landismo dramático

El landismo dramático, en El Subjetivo.