martes, 5 de septiembre de 2006

Máquinas de a(r)mar III

Tenía 17 añitos la criatura cuando se quedó atrapada en mi infancia. ¿O fui yo quien se quedó atrapado en su adolescencia hasta que me enteré de toda la historia? No la ví en Eurovisión. No sé ni si TVE participó en el X Festival de Eurovisión (Nápoles el 20 de marzo de 1965). Y si lo hizo tampoco penséis que había muchas teles en mi pueblo para recoger el evento. Aún no había estallado la fiebre eurovisiva por los pueblos de España. Lo que sí que recuerdo es que de repente todas las niñas querían ser France Gall (pronúnciese con todas las letras, a la española), y todos los niños soñábamos con una novia que se pareciera a France Gall. No podíamos ser conscientes entonces de que con Poupée de cire, poupée de son cantábamos el primer himno paneuropeo. Aunque entre nosotros la letra era distinta, ¿recordáis? Mucho después supe el resto de la historia: detrás de esta modosita adolescente francesa estaba el inevitable Serge Gainsbourg, compositor y letrista de ésta y otras muñecas de cera y eso fue un desastre. France Gall dejó de ser France Gall y "Poupée de cire, poupée de son" se convirtió en una canción cargada de retruécanos morbosos. Es lo que tenía el Gainsbourg, que todo lo que tocaba lo convertía en sexo. Para esta fecha se había separado de su primera mujer y andaba persiguiendo a todas las jóvenes ninfas que le salían al paso. Este sátiro metomentodo se anduvo entrometiendo por mis sueños de adolescente como Pedro por su casa.

Y para proporcionaros una cura de choque contra la melancolía, os aconsejo ir a hablar un rato con Eva, a la NASA.

Por cierto, he decidido, porque sí, que de vez en cuando dejaré colgada alguna pregunta relacionada con la historia de la filosofía. Y para comenzar la siguiente: ¿Quiénes eran Lastenia de Mantinea y Asiotea de Fliunte?

16 comentarios:

  1. ehemmm, respecto a la pregunta... ¿vale hacer uso del horáculo Papa-Google?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Eran dos mujeres, ¿no?;)...

    Eva me ha producido grima y tus nostalgias, una sonrisa.

    ResponderEliminar
  4. Yo tenía 21 años. Toda nostalgia de juventud tiene forma de mujer y aroma de jovencita.

    ResponderEliminar
  5. Vaya, se me acumulan los deberes.
    Estoy en el pais de la tecnología punta sin conexión propia a internet.
    Esto es de chiste.

    A mi de jovencita, me hubiera gustado ser un chico para tener sueños como éste.
    Pero era chica, así que soñaba con Gregory Peck...a pesar que por aquel entonces estaba de moda hacerlo con tom Cruise.

    ResponderEliminar
  6. Celia, te perdí de vista cuando abandonaste tu barrio surrealista. ¿Estás por Japón?

    ResponderEliminar
  7. France Gall: "Poupée de cire, poupée de son"
    Letra y música: Serge Gainsbourg (1965)

    Canción ganadora de Eurovisión 1965.


    Je suis une poupée de cire
    Une poupée de son
    Mon cœur est gravé dans mes chansons
    Poupée de cire poupée de son

    Suis-je meilleure suis-je pire
    Qu'une poupée de salon
    Je vois la vie en rose bonbon
    Poupée de cire poupée de son

    Mes disques sont un miroir
    Dans lequel chacun peut me voir
    Je suis partout à la fois
    Brisée en mille éclats de voix

    Autour de moi j'entends rire
    Les poupées de chiffon
    Celles qui dansent sur mes chansons
    Poupée de cire poupée de son

    Elles se laissent séduire
    Pour un oui pour un nom
    L'amour n'est pas que dans les chansons
    Poupée de cire poupée de son

    Mes disques ont un miroir
    Dans lequel chacun peut me voir
    Je suis partout à la fois
    Brisée en mille éclats de voix

    Seule parfois je soupire
    Je me dis à quoi bon
    Chanter ainsi l'amour sans raison
    Sans rien connaître des garçons

    Je n'suis qu'une poupée de cire
    Qu'une poupée de son
    Sous le soleil de mes cheveux blonds
    Poupée de cire poupée de son

    Mais un jour je vivrai mes chansons
    Poupée de cire poupée de son
    Sans craindre la chaleur des garçons
    Poupée de cire poupée de son.

    ResponderEliminar
  8. Amigo Luri: estas reiteraciones e insistencias conducen a nostalgias de tipo senil y de impredecible diagnóstico. Sugiero, como antídoto, recrear una imagen, por ejemplo, de Anouk Aimé, o de la mejor Romy Schneider trabajando para Visconti en Ludwig: belleza madura a salvo de desvaríos.

    ResponderEliminar
  9. Y para que esa nostalgia a la que aludo en mic omentario anterior alcance una dimensión total (en sentido no filosófico), sugiero dedicar una entrada a François Hardy y "Toutes les garçon et les filles de mon age..."

    ResponderEliminar
  10. Sea bienvenida esa entrada con FrançoisE (es una señora) Hardy. Y otra a Yves Montand y otra a Juliette Greco y, por supuesto, otra a la grandísima Edith Piaf.

    Gracias Sr. Luri por devolvernos a la memoria que hubo en su día una fantástica generación de cantantes franceses.

    Lo del Sr. Rivera no es más que envidia cochina, estoy segura :))

    ResponderEliminar
  11. Estimada Sra Liddell: teniendo en cuenta que la diferencia de edad entre el Sr. Luri y yo está a mi favor, al alza, más que envidia cochina (y esa palabra suena muy bien scrita por usted) es una mayor dosis de mayúscula. A cuantos usted nombre debo añadir de primera mano a becaud, Aznavour, Brel, Brassens, Ferré, Trenent e incluso a un inefable Distel que fué extraña pareja de la Bardot. Feliuces los tiempos en que nuestra referencia cultural, en todos los sentidos, era Francia. Pero ya que hablo de nostalgia, déjeme que cierre con una frase que me parece formidable (ahora se diría súper) de la que que fué esposa de Yves Montand, Simone Signoret: "la nostalgia ya no es lo que era". Tan inteligfente era esta mujer, a la que hay que recordar por ejemplo en "Las diabólicas" de Clouzot", que en cierta ocasión dijo con mucha seriedad: "yo interpretaría un papel de fascista en una película de izquierdas, pero nunca haría de comunista en una película de derechas".

    ResponderEliminar
  12. ...es la edad, he escrito mayúscula por nostalgia, pero pdoemos dejar mayúscula nostalgia, o a la inversa, que parece más propio.

    ResponderEliminar
  13. ¡...y Silvie Vartan, que me dejó tirado por el macarra de Johnny Halliday!

    ResponderEliminar
  14. es una de esas canciones cabronas que te desarman, una melodía infantil y el batería toca la caja como el tambor de un pelotón, y te hace polvo

    j., de cire

    ResponderEliminar
  15. y un caramelito con sabor a limón

    http://youtube.com/watch?v=Bg7-spXvjRI&mode=related&search=


    j.

    ResponderEliminar

De límites y afectos

 En El Subjetivo: Los límites en los tiempos del giro afectivo.