jueves, 14 de septiembre de 2006

Un buen día

I

El coloquio internacional sobre Arquitecturas Celestiales funciona perfectamente. El nivel académico es realmente excelente y hemos conseguido eliminar completamente el estéril y formulario academicismo. Estamos en la plata superior del CCCB, en una sala con vistas a los cuatro puntos cardinales sobre los tejados de Barcelona. La lluvia está cayendo con fuerza, cosa que no es de extrañar, ya que estamos convocando a todos los dioses malignos del panteón egipcio y mesopotámico. ¡Pero qué maravilla poder hablar del dios Seth envueltos por el fragor de la tormenta!

Representación de "Las aves" de Aristófanes. Hoy he hablado de esta comedia en el coloquio. Y además ante mi hija Alba, que ha venido a escucharme.

II

Por la tarde hemos estado visitando el Colegio de las Teresianas de la Calle Ganduxer, una obra del Gaudí más severo y, me atrevería a decir, más puro. A veces les doy las gracias a los japoneses por habernos descubierto a este arquitecto. ¡Hay que recordar cómo estaba el Parque Güell hace veinte años! Ya he dicho en otro post que Gaudí intentó representar en este edificio -el de las Teresianas, claro está- el "castillo interior" de Santa teresa, una magnífica arquitectura celestial.

III

Ha llovido intermitente e intensamente durante todo el día. Los extranjeros que asisten al coloquio están entusiasmados con este clima. Y más entusiasmados aún con las noticias de la prensa barcelonesa, como la de ese caimán que una familia se encontró antes de ayer en una charca del Parc de Collserola. Alguien me ha recordado que hace unos años aparecieron escorpiones africanos en una riera del Maresme y una piraña en el Ebro. A los franceses les cuento que la cantidad de agua que llueve anualmente en Barcelona es similar a la de París y se ríen diciéndome que estos días ha caído más agua sobre nuestra ciudad que en un lustro en París. ¡Menuda época de sequía nos espera!

IV

Al llegar a casa me he encontrado con un paquete de la Escuela Superior de Diseño de Sabadell que contenía en su interior otro sobre. ¡Menuda sorpresa! En el interior de este último me he encontrado con la “Memoria de poetas risueños” de Joaquín Alegre Herrera. ¿Lo conocéis? ¡Efectivamente, nuestro Joaquín! Muchas gracias. La dedicatoria me ha emocionado.

V

Wittgenstein, el dandy del espíritu

Se dice que cuando Loos conoció a Wittgenstein no pudo por menos de exclamar: “¡Usted es yo!

VI

Y la adivinanza filosófica. Hoy he estado comentando con Ilai Alon esta imagen que ahora es presento. ¿Sabéis quién es el filósofo que está sentado sobre la roca aleccionando a dos discípulos?

12 comentarios:

  1. Sobre la adivinanza: se puede deducir del nombre de la imagen (soc2.jpg) aunque no haremos trampa. Sorprendente.

    ResponderEliminar
  2. Le voy a tener que prohibir a usted participar en este juego, que se las "sabe" todas. Añadiré que se encentra en el alacio de Topkapi.

    ResponderEliminar
  3. Empieza con la misma letra que termina el nombre del filósofo?Tiene una o, una a y una e?
    Tengo mis dudas.

    Al ahblar de los casos extraños de animales en lugares insólitos, recuerdas el cetáceo aparecido en el Támesis?

    ResponderEliminar
  4. Preciosa esta imagen. Además el maestro parece apabullado y con un dolor de cabeza intenso; se diría que por el entusiasmo de los alumnos. Claro, tanto empeño en enseñar a dialogar...
    Para seguir suponiendo, ese bajón lo aprovecharía Nietzsche (que pasaba por allí) para hablarle del Gran Error.

    Felicidades por los éxitos, Gregorio y Joaquín.

    Ah, yo he desistido de comprender a Wittgenstein.
    Y, ah de nuevo, el libro, Joaquín, ¿es una novela, un ensayo...?

    Lola

    ResponderEliminar
  5. Joaquín: te toca. ¡Háblanos de tu libro!

    ResponderEliminar
  6. jo, que envidia, y yo aquí...
    bueno, siempre me quedará el Cuento de Guengi.

    ResponderEliminar
  7. En mi vida me he visto en tal aprieto... Memoria de poetas risueños, es eso, algunos recuerdos de la vida literaria reciente en Sevilla, enfocada en los poetas que me cayeron más simpáticos. Aunque tiene ISBN, es de tirada muy corta, editado a propia costa y para difusión casi privada. A estas alturas no hace falta decir que, por lo general, uno edita un libro por gusto, no para hacer negocio.

    Si tenéis interés en el libro, podéis dirigiros al editor, “Padilla Libros”, calle Feria, 4, local 1, 41003-Sevilla (tfno. 954224663). Mis amigos José Manuel y Pilar Padilla se alegrarán de vuestro interés.

    También, si queréis hacer un intercambio o trueque con libros o publicaciones vuestras, podéis dejarme un mensaje en mi blog, www.majaopublico.blogspot.com, con vuestros datos. Pero no atiendo pedidos, ruego lo tengáis en cuenta.

    Gracias, Gregorio, por la difusión. Que los dioses clementes te lo paguen.

    ResponderEliminar
  8. Cel.lia: en el coloquio había bastantes estudiantes de arquitectura, algunos de ellos colaboradores de Pedro Azara en la organización del evento. A todos les preguntaba por tí. ¿Conocéis a la Celia, la que está en Japón? Así que, de una manera u otra, también te has estado paseando entre nosotros.

    ResponderEliminar
  9. Te confesaré un secreto, Joaquín: yo con los dioses me llevo bastante bien. De hecho he llegado a un pacto con ellos: Yo no les echo en cara los fallos de diseño que tuvieron conmigo (ya sabes aquello que el monstruo de Frankenstein le lanza a su creadfor: "Dame la felicidad y seré virtuoso") y ellos en cambio hacen la vista gorda cuando, momentánea y cada vez más esporádicamente, me salgo un poco de la vía recta.

    En cuanto a los dioses clementes, estos días he estado envuelto de los inclementes. Y no han sido mala compañía. Si los clementes aún son mejoroes, espero, en efecto, que tengan en cuenta tu caritativo deseo.

    ResponderEliminar
  10. De buena gana que hubiera asistido a las conferencias, Luri, pero mi trabajo me lo ha impedido. Imagino que nos pondrás al tanto sobre próximos eventos y a ver entonces... Y te felicito por el éxito.

    Joaquín, me apunto los datos sobre tu libro:)

    ResponderEliminar
  11. Jeje, Joaquín es un pequeño Holmes de la blogosfera...

    ResponderEliminar
  12. Me hubiera gustado mucho ir, porque el tema me fascina y me hubiera gustado saludarte, pero era la primera semana de clases y había tantas cosas que ajustar, tantas tensiones... que no me fue posible. Ya será en otra ocasión.
    En cambio, he visto que hay un curso de cine y literatura interesante, por la tarde. A éste sí podré asistir. Creo que puede ser muy enriquecedor.
    Ya veremos cómo se presenta el trabajo y si puedo asumirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola