miércoles, 27 de septiembre de 2006

¿Qué significa Europa? En memoria de Jan Patocka (1907-1977).

I

Viena. Mayo de 1935. Edmund Husserl da unas conferencias convocando, en esta hora crítica, al heroísmo de la razón y lanza esta pregunta para quien la quiera hacer suya: “¿Qué representa Europa hoy?”.

II

Para Husserl la cultura europea es indisociable de la idea de Humanidad. De ahí su superioridad. El espíritu europeo, por racional, es al mismo tiempo universalmente humano. La historia sería en el fondo la expansión de la idea europea de Humanidad, es decir, del proyecto racional europeo.

III

Cuando Martin Heidegger publicó Ser y tiempo dedicó su ejemplar “A mi maestro, Edmund Husserl, con veneración y amistad”. Pero cuando ya no estuvo bien visto relacionarse con judíos, borró esta dedicatoria. Con este gesto probablemente quiso borrar también la decisiva contribución de la cultura judía a la cultura alemana.

IV

¿Qué representa Europa hoy?”. Ante todo, es –decía Husserl- una entidad espiritual, no territorial. “Percibo Europa –añadía- no como un país que podamos delimitar en un mapa. Desde el punto de vista espiritual, está claro que Gran Bretaña y los Estados Unidos de América pertenecen a Europa.”

V

Escuchando a Husserl estaba el filósofo checo Jan Patocka. Nunca olvidó sus palabras.Y cuando llegó el momento de recoger el testigo del heroísmo de la razón, encabezó la “Carta 77, junto a Vaclav Havel.

VI

Cuando las autoridades comunistas le impidieron seguir ejerciendo como profesor universitario comenzó a dar conferencias clandestinas en departamentos privados de Praga y Brno. Hablaba de Sócrates. En un sótano de Praga impartió su seminario titulado Platón y Europa.

VII

Fue detenido tras una entrevista con el ministro de asuntos exteriores de Holanda. Tras ser sometido a un durísimo interrogatorio durante once ininterrumpidas horas, fue conducido al hospital de Strahov. La causa inmediata de su muerte, definida oficialmente como “natural”, fue una hemorragia cerebral. Murió el 13 de marzo de 1977. Durante el funeral y el entierro agentes de policía estuvieron tomando fotos e identificando a los presentes. Un helicóptero sobrevolaba el cementerio, para perturbar las palabras del oficiante con su ruido y atemorizar a posibles asistentes. Las autoridades aconsejaron también a las floristerías que no vendieran flores aquel día.

VIII

Husserl había advertido en sus conferencias de Viena que no podía excluirse que Europa quisiera deshacerse de su propia historia. Por eso, para defender la idea de humanidad –indisociable de la idea de razón- era indispensable que hubiese europeos dispuestos a mantener vivo el heroísmo de la razón.

35 comentarios:

  1. Ojito, Goyo, que igual se te vuelve a colar la Mireia!

    Firmado: EL MISERABLE

    PS: Felicidades por el número de comentarios de ayer. A este paso los diálogos de Platón serán peccatta minuta al lado de los Diálogos Ocateros.

    ResponderEliminar
  2. Ahora pongámonos serios: "Humanidad", "Razón"... Qué bien suenan esos vocablos para los oídos escépticos, relativistas y hasta nihilistas del europeo actual.Están HUEROS. La postmodernidad los vació del poco contenido que les quedaba. Eran ideas platónicas tamizadas por el iluminismo. ¿Qué es Lo Humano? ¿Qué es Lo Racional? ¿Quieres que te responda Freud o Nietzsche?

    Europa es un geriátrico lleno de museos y catedrales vacías que tiene miedo a perder su bienestar burgués víctima de la invasión de unos nuevos bárbaros

    Europa és un vestigio artereoesclerótico del viejo Logos griego que a penas se mantiene en pie...

    ResponderEliminar
  3. Hombre... tampoco hay que ser tan pesimista... Es el mundo de las (s)OPAS (bobas)

    ResponderEliminar
  4. Magnífica entrada, Gregorio.
    Sólo un pero de un iletrado a lo que citas: se hace uso aquí sólo de la cara amable/admirable de Europa, me temo; no sé hasta qué punto es justo quedarnos con lo que de indudablemente bueno tiene nuestra cultura, y obviar nuestros defectos.

    Y, enlazando con el texto anterior, en el que (tan "europeamente") discrepamos: esto que dices de la defensa de la razón es totalmente compatible con la postura que yo defiendo. Para mí lo que exige es actuar con inteligencia y comprensión, y exigir a cada uno en función de sus posibilidades; es muy distinto enfrentarse a un poder intolerante, que hacerlo a unas sociedades evidentemente atrasadas en muchos aspectos; en este caso lo que hay que hacer es educar (utópico, irrealista, pero en mi opinión indiscutible).

    Un abrazo (hay que ver qué rápida es esta tertulia).

    ResponderEliminar
  5. Portorosa:Europa -intento decir- es un proyecto que puede salir mal.

    Estuvo a punto de salir mal con el nazismo. Piensa que la persecución descarada contra los judíos en Alemania comienza cuando Husserl regresa de Viena. Y su discípulo, Heidegger, algo tuvo que ver con el nazismo. Husser se salvó por los pelos, refugiándose en un convento y, por cierto, convirtiéndose al catolicismo.

    Y de nuevo estuvo a punto de salir mal con el estalinismo, que le costó la vida a Patocka. Jan Patocka es un filósofo por el que siento una especial predilección. Me emociona pensar que hacía oposición al comunismo hablando de Sócrates y del "cuidado de sí" (¿recuerdas el famoso precepto délfico?) clandestinamente.

    Quiero creer que hay un hilo rojo que conduce de Sócrates (saltando innumerables puentes) a Husserl y de este a Patocka. Y sé que no hay ninguna garantía de que este hilo tenga continuidad. Somos, fatalmente, descendientes de Europa, pero hace falta que queramos ser los herederos de este hilo rojo.Es decir, hace falta que estemos dispuestos a pleitear, si hace falya, por los legítimos derechos sucesarios.

    ResponderEliminar
  6. Me preguntabas en mi casa virtual si habían censurado a Mozart. Pues ahora, mientras tomo un café en la tuya, te respondo: resulta curioso que precisamente sea Idomeneo la ópera que ocupa el centro de la polémica. Y es que se estrenó el mismo año, o muy cerca, que Kant publicaba la Crítica de la razón pura. (Agradecería a los filósofos que participan en este foro que ampliaran la información sobre esa coincidencia).

    Mozart responde a la perfección al concepto de belleza que nació a cobijo del racionalismo, en dos palabras: simetría y contención. Además, la ópera termina con una canto a la tolerancia escenificada a través de la reconciliación de griegos y troyanos. Por otra parte, los dioses al final no salen tan malparados, pues liberan a Idomeneo de la obligación de sacrificar a su hijo.

    En definitiva, se ha autocensurado una visión racional y ilustrada del mundo, escenificada al extremo con cabezas decapitadas de profetas inefables, (la idea de humanidad de la que hablas en tu post, en fin), uno de cuyos más valiosos representantes es Mozart. Conclusión, autocensurar esa visión es censurar a Mozart.

    En estos tiempos convulsos, para mantener viva esa idea hay que ser un héroe, y, desgraciadamente, en el mundo de la ópera sólo hay héroes en el escenario, y son de cuento. Y lo que es peor, casi todos acaban muriendo en los últimos acordes de la civilización. Estamos en la coda de la partitura de Europa y nadie quiere dar el do de pecho.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Tacet.

    Todo el proyecto de la autonomía moral kantiana está perfectamente esbozado en Mozart. Pienso en "La flauta mágica"; concretamente en la escena I del segundo acto -corrígeme si me equivoco-, cuando el el Orador, refiriéndose a Tamino, exclama: “¡Es un príncipe!”, a lo cual Sarastro contesta: “Y más aún... ¡Es un hombre!”

    Por eso me parece tan perturbadora, tan escandalosa, tan pornográfica, esta censura de Mozart.

    ResponderEliminar
  8. Claro que sí. Sin duda es algo por lo que vale la pena luchar.

    La discusión estriba en cómo creemos que debe plantearse esa lucha. Yo, en muchas actitudes que veo a mi alrededor, y que seguro que con buena intención prometen defender la civilización contra la barbarie, veo (insisto) bien incomprensión del mundo en que vivimos, bien hipocresía.

    Etc., etc., etc.

    ResponderEliminar
  9. claudio. disculpen, pues es el tema de ayer, pero es que el tío lo clava.

    http://www.opinionjournal.com/la/?id=110009005

    ResponderEliminar
  10. Claudio: yo pensaba que se entendería con claridad que "el tema" de hoy es continuación del de ayer. Tengo que re conocerte -y no salto de alegría al hacerlo- que en estos momentos la derecha conservadora clásica está siendo más firme en la defensa de la libertad de expresión que la izquierda post-sesentayochista. Animo a todos los tertulianos a leer el artículo.

    ResponderEliminar
  11. claudio.
    Gregorio (te sigo el tuteo):Tienes razón.si he de decirte la verdad, me ha gustado tanto el artículo que lo he colgado antes de leer el texto de hoy (lo llevaba en el copiar/pegar). Como conservador me siento halagado y te vuelvo a dar la razón.
    Este otro link sí que no tiene nada que ver con ayer (ni con ningún otro día), pero el que lo use me lo agradecerá (una forma de hablar)

    http://hubpages.com/hub/The_Best_of_GoogleVideo

    ResponderEliminar
  12. Claudio: Por cierto que en artículo al que haces referencia en primer lugar se dice que si censuramos a Mozart pronto tendremos que hacer lo mismo con Dante, que en el canto XXVIII de La Divina Comedia describe a Mahoma en una situación no precisamente honorable.

    Lo cierto es que Giovanni da Modena, pintó al Mahoma de Dante en una capilla de la basílica de San Petronio de Bolonia. Para que no hubiera dudas a la hora de identificar la figura, escrbrió en letra gótica el nombre “Mahomet”

    Pero la "La Unión de Musulmanes de Italia” ha dicho que basta, añadiendo que «este cuadro es, para TODOS los musulmanes de TODO el mundo [las mayúsculas pertenecen al texto original] absolutamente inaceptable, en cuanto representa una ofensa mucho más grave que los famosos Versículos satánicos de Salman Rushdie".

    Abdel Aziz El Mataani, profesor de la universidad islámica, la de Al Azhar de El Cairo, puso su grano de sal diciendo que «quien trate de destruir esa imagen será bendecido por Dios, porque lo hará para modificar una actitud nociva y rechazada por el Islam».

    Así que, ¿a quién puede extrañar que el ex ministro italiano de Interior, Giuseppe Pisanu, desvelara el pasado mes de abril que las fuerzas de seguridad italianas habían frustrado un posible atentado contra la iglesia de San Petronio?

    ResponderEliminar
  13. ¿Qué es Europa? Un lugar donde primos y hermanos se han venido matando durante siglos.

    Ludwig de Baviera en 'Ludwig', de Lucino Visconti.

    Un fuerte abrazo, Gregorio.

    ResponderEliminar
  14. Un día caí en la cuenta de que mi visión de Europa, y creo que no solamente la mía, era una mirada que abarcaba a la cultura de la parte occidental, en lo que a inteligencia del siglo XX y XXI se refería. Percibí que, en el conjunto de intelectuales de cabecera no había ni uno solo que viniera del Este, de la otra parte del telón de acero.
    Había otra visión de Europa, que no era la de la comunidad y que por vez primera comprendí al escuchar en algunas ocasiones al Papa anterior, polaco.
    Añado: Vaclav Havel, Giorgy Konrad, Jan Patocka,Walter Janka, Karel Kosic, Adam Michnik e incluso citaría a Milan Kundera. Visiones al margen del cine que si habíamos visto, pero visiones intelectuales de una Europa, producidas desde y enfrentadas al mundo estalinista y posteriormente comunista a secas.
    No se si con este comentario enriquezco o complico este día de hoy y su debate, pero me gusta pensar en una Europa inteligente en un sentido global, capaz de aprender de las experiencias totalitarias como de las democráticas.
    No debemos olvidar que los totalitarismo ideológicos son un un invento europeo, excluyendo el islam y su concepto de colectividad. Tampoco debemos olvidar que todos los totalitarismos aspiran a crear una umma (comunidad de fieles, o de súbditos fieles). Los totalitarismos tienen vocaciones y destinos comunes.
    Cito al, para ,i ,uiy admirado Konrad en un fragmento en el que se refiere a su concepto de "Antipolítica" y que aparece en su ensayo "Antipolítica de un novelista":
    "La antipolítica es la oposición espiritual de un autor contra el exagerado poder de las clases políticas, de las estructuras políticas.La antiolítica es la defensa que el propio ciudadano ejerce contra el estado armado que lo gobierna".

    ResponderEliminar
  15. Gabriela: ¿Crees realmente que esa es la diferencia específica de Europa con respecto al resto de las culturas? Cuando Husserl plantea su pregunta no niega las brutalidades europeas. ¿Quién sensato puede negarlas? Pero junto a todas ellas está la idea de Humanidad que es una idea exclusivamente europea.

    Tengo que dedicar otro post a Prometeo como padre de la cultura europea.

    Luis, a mi me han enseñado los países del Este europeo a entender a Europa. Y muy especialmente, Patocka.

    ResponderEliminar
  16. claudio.
    Si a alguien le apetece ir al link de google video que he colgado, hay una entrevista con Fukuyama que va muy bien con todo ésto. Como es de esperar él defiende la existencia de valores universales. Y dice (resumo mal): ¿qué preferimos pensar: que unos valores nacidos en el norte de Europa tuvieron "éxito" en buena parte del mundo, impuestos o no, o bien que la evolución de la humanidad lleva a ciertos valores que son los que se adaptan mejor a la naturaleza humana?
    Lo decía Luri hace unos días con el tema canibalismo, citando a Strauss. Y es que si somos relativistas y aceptamos que nuestros valores son sólo nuestros, ¿cómo nos opondremos entonces a, por ejemplo, la ejecución de homosexuales en Irán?

    ResponderEliminar
  17. Siguiendo a Claudio, tal vez lo paradigmático del momento en que vivimos es que esa supuesta universalidad de ciertos derechos, ya sea descubiertos evolutivamente a través de la práctica (para mi, la mejor explicación) ya sea a través de la razón, está poniendose en duda por muchas personas (y no sólo de izquierdas) que supuestamente las tenían como pendón y orgullo. Los que reían a mandibula batiente con los chistes del desgraciado Bush ahora callan. Esa actitud es preocupante porque se permea en la sociedad socabando nuestros principios constituyentes. De poco sirve votar si no me garantizan el derecho a expresarme libremente (lección que parece los americanos no han terminado de aprender en Irak o Afganistán. Las votaciones son la guinda del pastel, no la masa). Sin embargo, aunque sea preocupante, no es nada nuevo. El antioccidentalismo dentro de Europa (y los USA) no es ninguna enfermedad nueva. Ha tenido largo predicamento en la segunda mitad del siglo XX, en la que jóvenes estudiantes de democracias conservadoras arremetían a adoquinazos clamando por una dictadura sufirda unos kilómetros al este que llevaba decenas de millones de muertos a la espalda. El problema que veo es que el contrapeso natural, la antítesis a tanto "first blame" occidente, se está dejando llevar también. O peor, hacen que se indignan como Angela Merkel, para luego no hacer nada (en este sentido, y perdón Luri por la publicidad, va el último post de mi blog). Y lo peor de todo es que la mayoría no se deja llevar por convencimiento intelectual, sino por miedo. Pavor. Cada vez más se me antojan como el apaciguador que describía Churchill "da de comer al cocodrilo pensando que con suerte se salvará de ser el último plato"
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Yo tengo perfectamente asumido que esto de bloguear es una salida elegante para una cierta pulsión narcisista. Por lo tanto, no os cortéis ni un pelo a la hora de publicitar vuestros blogs. ¡Faltaría más!

    Oakeshott: me gustaría pensar, con Churchill, que lo que nos ocurre se llama cinismo. Entonces estaría más tranquilo, ya que el cinismo requiere una considerable dosis de inteligencia. Pero sospecho que no es así, y que lo que ocurre es que somos engreidos sin saberlo. El silencio no pone tanto de manifiesto el miedo de los que callan como su convicción de que callando son mejores, superiores, supremos. Y a esta actitud es a la que yo tenmgo miedo, más que al islamismo radical. Desengañémonos, el relativismo no se asume porque sí. No es una actitud elegida al azar, sino que es la expresión de una mnaera de entender el mundo que se considera moralmente suerior a la de cualquier dogmatismo. Si, paradójicamente, la ausencia de convicciones es una convicción fuerte, de eso no tengo que dar cuenta yo, sino quien lo asume.

    ResponderEliminar
  19. "Yo tengo perfectamente asumido que esto de bloguear es una salida elegante para una cierta pulsión narcisista"
    Para enmarcarlo. Así que ya saben, quedan invitados a coger la taza de café en la mano y pasear hasta mi blog. Es nuevo y parece que promete...

    En efecto el islamismo radical es peligroso, pero no tanto. La URSS sin ir más lejos era bastante más peligrosa a pesar de lo difuso y confuso del terrorista.
    A mi no me dan tanto miedo esos que callan en la convicción de que su actitud los convierte en bastiones morales y ejemplo de superioridad. ¡Abundan tanto! Han poblado nuestras universidades, periodicos e instituciones durante años y años. Son el arquetipo del intelectual que con tanta finura describe Tom Wolfe, que o calla con el mentón elevado o se indigna. Lo que me preocupa es el pueblo, y no el español que apenas ha estado expuesto. Me preocupa la resignación que día si día también muestra el pueblo en Alemania, en Francia o en Inglaterra, cediendo ante preceptos tardomedievales (me voy a arrepentir de repetir lo de tardomedieval. Sin ir más lejor porque la exacerbación de la misoginia es hija de la modernidad...) en el seno de sus propias sociedades. En el comedor de sus hijos, en sus escuelas, en sus piscinas públicas... Seguir la serie de desmanes a los que se pliegan los ciudadanos de a pie da escalofríos. Pondría enlaces si no fuera porque esos mismos blogs que se preocupan de reseñarlo, no pocas veces muestran una xenofobia oprobiosa. Al final son organizaciones rayanas a lo cómico (ultraproteccionistas, no pocas veces creacionistas, antilaicistas..) las que tienen que remangarse y ponerse a trabajar mientras los lideres que supuestamente deberían defender nuestro modo de convivencia hacen declaraciones grandilocuentes y afectadas para luego no hacer nada. En la mano de Merkel está que se ponga en escena o no la ópera. Ella controla los ministerios encargados de proteger el ejercicio de la libre expresión. No se que suerte de miedo la paraliza, porque quiero creer que no es hipocresía escénica.
    Hay una última línea que no parece haber salido mucho a colación pero que vengo escuchando bastante en mis ambientes, a saber, la del dudoso gusto estético de la ópera y lo bizarro y provocador que es mostrar cabezas decapitadas de célebres, lo que debiera indignar a cualquiera sea o no mahometano. Me horroriza tan sólo considerar la posibilidad. Vaya por delante que detesto buena parte de las óperas con puesta en escena contemporánea. Me parece que ganan mucho más con el barroquismo que con ese minimalismo que "inspira conceptos universales". Ahora bien, replico ¿hay algo más al alcance del público, más bizarro y de gusto estético mas que dudoso que la pornografía? ¿cuál será la excusa de los mahometanos para arremeter contra esta institución de la libertad de expresión?, y lo que es mejor ¿volveremos a los tiempos oscuros de la censura en aras de la globalidad, la multiculturalidad y el entendimiento?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Creo, Luri, que este relativismo de que hablas es el territorio al que conduce la idea de una democracia amplia y en progreso, donde los derechos a la libertad absoluta (no se si es correcto, pero creo que se entiende) son ilimitados. Todo es subjetivo, los conceptos son además de subjetivos ambiguos y cada individuo interpreta la realidad de manera personal y generalmente "antipolítica". Vivimos en la era de la conspiración, de la manipulación y de una cierta malignidad de los poderes, en un tiempo en que la transparencia es mayor que nunca. Esto genera hostilidad al sistema y siompatía por los enemigos del mismo. Nuestra sociedad no defiende la democracia. No olvidemos que los jóvenes izquierdistas de mi generación defendíamos un ixquierdismo semi revolucionario a semejanza de las revoluciones tercermundista. El modelo del PT (Partido del Trabajo) era Albania. Conozco algunos veteranos de Convergencia y Unió que proceden de allí.

    ResponderEliminar
  21. Oakeshott: posiblemente te interese y seguramente no, puestos a hacer publicidad, asomarte a mi blog y al último post, en el que me refiuero a la medievalización del islam. Hoy toca acabar la serie con nuestra incapacidad para comprender que nos las vemos con fantasmas del pasado. No sabemos como hablar con, por ejemplo, Don Pelayo.

    ResponderEliminar
  22. claudio.

    Del mismo modo en que hemos comprobado que modernización, en contra de lo que muchos esperaban, no equivale a secularización, tampoco debe equivaler a relativismo. ¿Cómo vehicular valores en la sociedad liberal? Habría que entender bien la función de la religión hasta hoy y ver que alternativas hay (si las hay). También con ésto tiene que ver la reflexión neocon, muchos de cuyos miembros poseen un CV de lo más ateo.

    ResponderEliminar
  23. Al estilo judío, religión y ateismo son compatibles. El cristianismo es una ideología que no precisa de Dios.

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  25. Sobre la supuesta universalidad de los "derechos humanos" y el relativismo inherente al hecho de ser juez y parte: la Humanidad. Arendt (of course, sigo con ella):

    "Porque resulta completamente concebible, y se halla incluso dentro del terreno de las posibilidades políticas prácticas, que un buen día una Humanidad muy organizada y mecanizada llegue a la conclusión totalmente democrática -es decir, por una decisión mayoritaria- de que para la Humanidad en conjunto sería mejor proceder a la liquidación de algunas de sus partes. Aquí, en el problema de la realidad de hecho, nos enfrentamos con una de las más antiguas perplejidades de la filosofía política, que pudo permanecer inadvertida sólo mientras una teología cristiana estable proporcionó el marco de todos los problemas políticos y filosóficos, pero que hace largo tiempo obligó a decir a Platón:No es el hombre, sino Dios, quien debe ser la medida de todas las cosas."
    Y añado que obligó a preguntar a Dostoievski si todo estaba permitido sin Dios.
    Y por aquí, en esta antigua perplejidad y en ese horrible peligro constante de nuestra actual sociedad occidental (el siglo XX es nuestro, efectivamente, y en mis días más negros sospecho que fue el final de Europa), llega el absolutismo islámico y -me perdonaréis- nos tiene bien cogidos por los mismísimos. No veo una salida clara, puede pasar de todo.

    Lola

    ResponderEliminar
  26. Queridos amigos: debemos comenzar a hablar, sin complejos del sentido de la deuda.

    Cuando la magnífica conquista de los derechos humanos pierde esta conciencia de la deuda por hipertrofia reivindicativa de "mi" derecho individual, se pierde de vista algo elemental: que los derechos humanos no son leyes naturales y, por lo tanto, que para que se respeten deben de tener el soporte de una comunidad que se respeta a ella misma como tal. Es este sentimiento de orgullo y de respeto comunitario lo que permite arrancar la conquista del derecho a la naturaleza, tan darwinista ella (con permiso de todo el iusnaturalismo). La ciudad es una creación basada en la naturaleza humana sí, pero específicamente en lo que esta naturaleza tiene de humano.

    Quiero decir -como de costumbre ya me estoy enrollando- que hay sociedad allá donde existe un sentido de copertenencia y, por lo tanto, de solidaridad, de deuda. Algo le debemos a nuestra comunidad precisamente porque es ella la que nos permtie ejercer nuestros derechos (¿cómo olvidar a Burke?). Sin la cocniencia de la deuda todo esto que llamamos Europa se nos desmorona.

    ResponderEliminar
  27. Ostras, Gregorio, inmediatamente después de la cita que he copiado, Arendt empieza a recordar a Burke. Mira, mira, te lo copio:
    "Según Burke, los derechos de los que disfutamos proceden "de dentro de la nación", de forma tal que no se necesitan como fuente de la ley ni la ley natural, ni los mandamientos divinos, ni ningún concepto de la Humanidad".

    Sigue alabando su solidez pragmática porque:

    "la pérdida de los derechos nacionales entrañó siempre la pérdida de los derechos humanos".

    La deuda de la que hablas sólo puede gestarse en una comunidad nacional, así como el sentimiento de culpa (perdón por ir a Freud) sólo se gesta en el triángulo de la Sagrada Familia.
    Bueno me voy a cenar.

    Lola

    ResponderEliminar
  28. La verdad, es una delicia estar tomando un café y leeros...Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Buenas noches a todos, queridos contertulios.

    ResponderEliminar
  30. Este café también desvela.
    Bueno, que me voy al sobre.

    ResponderEliminar
  31. Buenas noches.
    Estoy en desacuerdo con muchas de las cosas que se han dicho hoy aquí (pero acabo de llegar y no he podido intervenir).

    Europa se rasga las vestiduras por la sinrazón de una masa de ignorantes que trata de acabar con este reducto de libertad: ja.

    Una afirmación que no gustará: sólo hay que ver quién pone más empeño en España, desde que este tipo de asuntos ha surgido, en defender la libertad de expresión, para darse cuenta de que no van por ahí los tiros.
    Pero naturalmente sé que los malos compañeros de viaje no convierten automáticamente el destino en un error.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Que no, Portorosa, que aquí lo que gusta es que haya afirmaciones. Otra cosa es que se compartan o no. A mi tus aportacioens me parecen bien estimulantes.

    ResponderEliminar
  33. Pues gracias, Gregorio. Comprende que durante un tiempo uno anda por un blog nuevo sin saber muy bien a quién tiene enfrente (aunque se vaya intuyendo).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. No veo a Europa como un europeo y no creo que aquí haya nacido exclusivamente el concepto de Humanismo, Gregorio.
    Creo que definir la Europa humanística y culta no está reñido con definirla como colonialista, genocida, depredadora y bárbara.
    Hoy estaba leyendo a Blas de Otero y en uno se sus sonetos ('Hombre', de 'Ángel fieramente humano'), dice 'Ser y no ser'. Somos contradicción. Si admitimos que Europa es humanista o cuna del humanismo, admitamos también que Europa es colonialista y cuna del genocidio. Si salimos de Europa y estudiamos la historia de América o la historia de África, otras definiciones de Europa emergerán.
    La historia del mundo nos muestra cómo Europa ha cometido una masacre concienzuda, no accidental, allá por donde ha pasado.
    No, no hay una sola cara de Europa: la del humanismo y la cultura. No mostremos sólo una. Parafraseando a Blas de Otero, Europa 'es y no es' eso, seamos serios.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Ya?? Todos estos cerebros se apagaron en el 2006, o es que agarré un link antiguo??

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...