domingo, 13 de agosto de 2006

Últimos hallazgos de la arqueología búlgara

Encontrada una daga de oro del 3.000 a.C. en una tumba tracia

En el interior de una tumba de Dubovo, en la parte central de Bulgaria se ha hallado, junto a varios centenares de objetos de oro, una daga de oro de 16 cm, del 3.000 antes de Cristo. Según Bozhidar Dimitrov, del Museo Nacional de Bulgaria, se trata de “un descubrimiento realmente sensacional (…). La daga, que creemos que está hecha de oro y platino, perteneció probablemente a un gobernante o a un sacerdote de Tracia". Dimitrov ha añadido que ni tan siquiera en Troya han aparecido objetos semejantes.

Encontrado el pendiente de oro que posiblemente es el más antiguo del mundo

En una campaña arqueológica desarrollada en Hotnitsa, en la región de Veliko Turnovo, ha aparecido un pendiente de oro del séptimo milenio antes de Cristo, que puede considerarse 2.000 años más antiguo que el más antiguo conocido hasta el momento. Tiene forma de espiral, pesa cuatro gramos y es de oro macizo de 24 quilates.

En el mismo lugar fue hallada una estatuilla de una figura femenina de mármol (muy probablemente una diosa) que data de finales del quinto milenio antes de Cristo.

¿Un pictograma de hace 7.000 años?

El arqueólogo búlgaro Nikolai Ovcharov muestra una tablilla de barro con un pictograma que data de comienzos del quinto milenio antes de Cristo. Ovcharov sugiere la arriesgada tesis de que puede tratarse del prototipo de la escritura lineal A. La tablilla mide 7 centímetros de alto y 8 centímetros de ancho, tiene un grueso de 1,3 centímetros y está dividida en cinco campos con símbolos separados por líneas horizontales y verticales.

No voy a plantear aquí ninguna teoría sobre si el origen de la escritura puede datarse hace 7.000 años en tierras de la actual Bulgaria, pero para vuestra información os diré que anteriormente ya habían aparecido otras piezas con signos que parecen pictogramas. Una es la tablilla de Gradeshnitza (en el distrito de Vratsa), que es del mismo periodo que la anterior.

La otra, posiblemente un poco posterior, se encontró en Karanovo, cerca de Nova Zagora.

Más allá de las polémicas, lo realmente importante es que los hallazgos de los últimos años en Bulgaria (y los que sin duda nos esperan durante los próximos años) nos están obligando a reescribir las primeras páginas de la historia urbana europea.

Este post está dedicado a la historiadora búlgara Ruja Popova, entrañable amiga.

11 comentarios:

  1. Ostres, la primera foto és la que il·lustrava l'article de The Independent del 7 d'agost on vaig veure la notícia. Més o menys ve a dir el mateix que tu escrius, i que he mirat de trobar a la web del diari, però sense fortuna, i és que tinc l'escàner esconyat i no te la puc enviar encara. Però bé, veig que ja ho has trobat ...

    ResponderEliminar
  2. Como soy profano, cuanto más, aficionado, me pregunto si estos descubrimientos en la Europa continental no alterarán la idea de que la cultura basada en alfabetos, se remonta a las tablillas de arcilla de Sumer, sino a estos pictogramas. ¿O es un disparate? No quiero agobiarte pidiendo explicaciones pedagógicas, sino dos líneas a lo sumo? Gracias por anticipado.

    ResponderEliminar
  3. Josep: En qualsevol cal, moltes gràcies pel teu interés. Vas posar em marxa e meu interes.

    Luis: El tema, en contra de lo que pudiera parecer, es muy poco debatido y es que en la ciencia también hay intereses espúreos. Los que creen que la cultura occidental comenzó en Sumer simplemente están tan convencidos de ello que no pierden el tiempo considerando la hipótesis de una deuda con otras culturas. Lo mismo podemos decir con respecto a los egiptólogos. Sin embargo los hallazgos de los balcanes son extraordinariamene interesantes. A los de Bulgaria podríamos añadir algunas piezas halladas en Rumanía.

    Yo le he dado vueltas y vueltas al asunto y he discutido mucho sobre esta cuestión. Hoy (no sé mañana)me atrevería a decir lo siguiente:

    1. Lo inscrito en estas piezas no son adornos. Las peizas contemporáneas con cenefas decorativas muestran con claridad que quienes hicieron estas, sabían muy bien cómo decorar una cerámica.

    2. Las inscripciones de estas piezas no parecen hechas al azar. Todo parece indicar un orden, como si se agrupasen diferentes símbolos con la intención de formar unidades significativas compleas (frases u oraciones).

    3) A pesar de los intentos por descrifrar estas inscripciones (la mayoría, a mi modo de ver, completamente desquiciados) no tenemos ni idea de si aquí hay un texto (con ideogramas)o un mapa (estelar o terrestre). En cualquier caso, no hay duda de que si podemos considerar estas piezas como ejemplos de protoescritura, serían los más antiguos documentos (proto)escritos de la humanidad. Mil años más antiguos que los de Egipto o Mesopotamia. Y esto son ya palabras mayores.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Gregorio; es justamente lo que nimaginaba al leer este post y algunos más anteriores tuyos. Ya sabes, no te irás a dormir sin saber algo nuevo... o intuirlo.

    ResponderEliminar
  5. Reconozco que hasta ahora no me he interesado por los tracios (los considero unos extraños). La documentación en 'tracomanía' de este blog puede ser un pretexto.

    Una opinión de Herodoto no tiene desperdicio: "El pueblo de los tracios es el mayor entre todos los hombres, descontando, naturalmente, el de los indios. Si lo rigiera una sola persona o bien pensaran todos de la misma manera, en mi opinión sería irreducible y, con mucho, el más potente. Pero es impensable que eso ocurra. Y son débiles por este motivo. Tienen muchos nombres, que dependen de cada una de las tribus", se lee en su Historia (Libro V, El logos tracio)."

    Divide y vencerás.

    ResponderEliminar
  6. Joaquín, te animo a que sigas leyendo el libro V de Heródoto: las referencias a los getas y a otras tribus tracias y sobre todo la información sobre Zalmoxis.

    ResponderEliminar
  7. Costumbres tracias (Heródoto, Historiae, V):

    "Los Trausos, si bien imitan en todo las costumbres de los demás tracios, practican no obstante sus usos particulares en el nacimiento y en la muerte de los suyos; porque al nacer alguno, puestos todos los parientes alrededor del recién nacido, empiezan a dar grandes lamentos, contando los muchos males que lo esperan en el discurso de la vida, y siguiendo una por una las desventuras y miserias humanas; pero al morir uno de ellos, con muchas muestras de contento y saltando de placer y alegría, le dan sepultura, ponderando las miserias de que acaba de librarse y los bienes de que empieza a verse colmado en su bienaventuranza."

    "Los pueblos situados más arriba de los Crestoneos practican lo siguiente: Cuando muere un marido, sus mujeres, que son muchas para cada uno, entran en gran contienda, sostenidas con empeño por las personas que les son más amigas y allegadas, sobre cuál entre ellas fue la más querida del difunto. La que sale victoriosa y honrada con una sentencia en su favor, es la que, llena de elogios y aplausos de hombres y mujeres, va a ser degollada por mano del pariente más cercano sobre el sepulcro de su marido, y es a su lado enterrada, mientras las demás, perdido el pleito, que es para ellas la mayor infamia, quédanse doliendo y lamentando mucho su desventura."

    ResponderEliminar
  8. Encuentro aquí una fuente extraordinaria de conocimientos a los que nunca había recurrido. Sólo intuí.
    LA Historia habrá de reescribirse si se confirman las hipótesis vertidas en los comentarios.
    Impresiona sabernos tan antiguos y que aún halla misterios para develar.

    ResponderEliminar
  9. Me vais a permitir que agradezca especialmente el comentario de Dilaca", y es que e gusta pronunciar su nombre: Diana Laura Caffaratti.

    ResponderEliminar
  10. Estuve viendo la exposición en Valencia sobre los Tracios: me entusiasmó.
    Como Joaquín, releí a Heródoto en cuanto volví a casa y busqué información sobre Orfeo y el orfismo (las informaciones sobre las paredes me supieron a poco)
    Le oí comentar que la historia urbana de Europa no se puede escribir igual sin la aportación de la cultura tracia.

    ResponderEliminar
  11. Lia, tu entusiasmo es el mío.

    Efectivamente los textos que acompañaban a la exposición eran muy parcos, pero existe la teoría (que no sé quién ha inventado) de que a los visitantes de las exposiciones no les interesan los textos. Es una completa estupidez, porque el que no quiere leerlos puede pasar de ellos, pero el interesado se queda sin información relevante. Tienes -repito- toda la razón.

    Yo estoy comletamente convencido de que el neolítico europeo nace en los Balcanes y lo hace de una manera magnífica. Ocurre que desde nuestra prespectiva los Balcanes vienen a ser un rincón de Europa, cuando en realidad son el lugar de encuentro entre el Mediterráneo, el Mar Negro, Las Estepas (a través de los grandes ríos que desembocan en el Mar Negro), Europa Central (el Danubio) y la península anatólica. La densidad de hallazgos, su originalidad y su riqueza es enorme.

    En fin: como puede verse soy un entusiasta del mundo tracio. Y estoy a vuestra disposición para proporcionaros la información que esté a mi alcance.

    Un día de estos escribiré un post tratando del goticismo, teoría que les permitía a los reyes godos hispanos considerarse herederos legítimos de los tracios.

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...