viernes, 31 de agosto de 2012

Línea a línea

Tanto se habla de lo dionisíaco en Nietzsche que con frecuencia se olvida que fue él quien dijo que Dioniso no puede vivir sin Apolo. Si bien Nietzsche es capaz de llevar hasta el concepto lo que se da unido en la realidad, nunca olvida la parcialidad inherente al concepto. Por eso mismo el texto necesita algún tipo de ayuda adicional.

Uno de los conocidos como "fragmentos póstumos" trata de esta cuestión y me parece que tiene mucho que ver con lo que he escrito en los anteriores apuntes sobre la importancia del tono y la cadencia en la lectura. Es del verano de 1888: "Se es artista a condición de sentir como contenido, como la cosa misma, lo que todos los no artistas denominan forma. Con lo cual uno pertenece, ciertamente, a un mundo invertido".

Es decir: El artista ve en Apolo a Dioniso.

No hay duda de que Nietzsche se entiende a sí mismo como un artista. En otro fragmento, de octubre de este mismo año, hace esta singular confesión biográfica: "... mis libros: (...) son libros vividos a partir de una voluntad de vida y por ello representan como creación, un verdadero suplemento, un plus de esa vida misma".

Recordemos que la música es el arte cuya forma coincide exactamente con su contenido.

8 comentarios:

  1. Incluyendo en el abismo de sus silencios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluyendo el abismo de sus silencios, quería decir.

      (Alegaré atenuantes por ser viernes...)

      Eliminar
  2. Con qué delicadeza va usted eligiendo, Gregorio, los aspectos cruciales del Nietzsche músico y artista ( si es que pudiesen separarse de su condición de filósofo). En mi afán modesto, quizá inmoderado, de agradecerle estas perlas de varia lección, quisiera hoy traerle un apunte biográfico; una petición-confesión que en relación a su Himno a la Vida, le hizo a su asistente y músico Peter Gast:

    " Me gustaría haber hecho una canción que pueda ser cantada públicamente, para seducir a la gente con mi filosofía. Vea si esta oración a la Vida se presta a ello...¿Podría repasar mi composición y corregir las faltas de aficionado?"

    La cita de los fragmentos póstumos, impagable. Y, en efecto, la forma y el contenido, coinciden en esa evocación sin la que la vida sería un infierno y el tiempo su verdugo. Disculpe, como siempre, mi torpe vehemencia de aprendiz y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. No hay nada que disculpar y sí mucho que agradecer, sinceramente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Without music, life would be a mistake. Esta es preciosa.

      http://youtu.be/3DxMc2fQgO4

      Eliminar
  4. Toc, toc...Echele un vistazo a este fantástico mapa de la filosofia occidental.

    http://www.mindmeister.com/23290325/western-philosophy

    Nietzche queda encuadrado en la era de la ideología. Diviértase. Si lo ve divertido claro. Un saludo

    P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      El problema es que toda didáctica ejerce una distorsión, que en el caso de la filosofía siempre tiene algo de empobrecedor. Cuando la didáctica quiere ser sinóptica cae fácilmente en la parodia, que es el caso.

      Eliminar
  5. Entiendo. Aunque creo que no deja de ser necesario para construir el relato. Un saludo

    ResponderEliminar

En desazón

Son las 7:00 de la mañana. El despertar del día me pilla con un libro sorprendente entre las manos, El hombre en desazón (gracias, Karl Mi...