lunes, 6 de agosto de 2012

Basquiat

Jean-Michel Basquiat, Poison oasia

Uno está dominado por sus manías. Me imagino que el saberlo es lo que nos permite llamarnos racionales. Lo cual no deja de ser un consuelo de pobres. ¿A qué se debe mi seducción por Basquiat y mi completo desinterés por Hopper, por poner sólo dos ejemplos? Sé que Basquiat siempre me trae algo nuevo mientras que a Hopper siempre le veo repitiendo las mismas estrategias de la melancolía (posiblemente el sentimiento más comercial de nuestro tiempo). En el caso de Hopper y en general, en el caso de los rechazos, entiendo a qué se debe mi rechazo. No me gusta la sensación de estar siempre viendo lo mismo. Pienso en rechazados e inmediatamente se me impone la imagen de la estéticamente insípida Frida Kahlo, a mi parecer la pintora más aburrida del siglo XX. ¿Pero la sensación de novedad, por qué se mantiene intacta?

9 comentarios:

  1. Me quedo con "La bella Ferroniere" de Leonardo o, si ya nos venimos para arriba, "La dama que descubre el pecho" de Tintoretto; esto otro reconozco que en mi simplicidad se me escapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos están hechos los colores, don Rafael. Quizás en mi caso Basquiat tiene el valor añadido de una visita inolvidable a un exposición suya en Nueva York acompañado de mi hijo. Los dos hemos coincidido en la admiración a Basquiat y a Lou Reed. Dicho esto, frente a los gigantes (Leonardo, etc.), la mayor parte del arte contemporáneo tiene algo de arte decorativa... incluyendo a Basquiat.

      Eliminar
  2. Porque todo lo que presuponga estrategia es por fundamente lo exactamente contrario a la expresión artística, que siempre, porque su fundamento es justo el contrario, el ser verdadero, supondrá "novedad".
    El "para", usted y yo y algunos más lo sabemos, don Gregorio, no cabe en el Arte.
    Debo transmitirle que cada día le contemplo como más digno de mi respeto y admiración (permítame esta expresión tan obscena); es usted la primera persona en diez años, que ya son muchos, que en este medio le observo calificar a Frida Kahlo como la pintora más aburrida del siglo XX, y no imagina (o sí) lo que me he sonreido al leerle. Abundaría en el porqué, pero, por incidir ya en cosas particulares, no me parece adecuado hacerlo en su "site".
    Me hace usted feliz intelectualmente hablando, don Gregorio. Buena noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Frida siempre pinta lo mismo, no porque esté dominada por alguna obsesión estética, sino por pobreza expresiva.

      Eliminar
  3. A pesar de discrepar en lo que a su opinión sobre Frida y Hopper se refiere, a mí Basquiat inevitablemente me remite a (coja aire) Fra Angelico y Piero della Francesca. Creo que la novedad se acabó con Lascaux y Altamira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha dejado usted con un ataque de hipo.

      Eliminar
    2. Esto lo subsanamos rapidito con esto: http://www.we-make-money-not-art.com/wow/5.%20Maurizio%20Cattelan%20-%20Denuncia,%201991.jpg que es de lo más novedoso que he visto últimamente. Se titula "Denuncia" y el artista es Maurizio Cattelan. Se trata efectivamente del informe que la policía de una comisaría italiana elaboró como denuncia de la desaparición de una obra de arte del propio Cattelan que de hecho... no existe. Del ataque de hipo ni rastro, supongo.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por este gesto piadoso. A mi edad y con estos calores, un ataque de hipo me puede echar a perder mi mojito de las ocho de la tarde.

      Eliminar
  4. Parece que el divismo de los pintores del siglo pasado, como gurús con Picasso y Dalí a la cabeza, le ha dado a Frida Kahlo ese carácter comercial de artista de culto tan en boga, que tiene. Qué kahló hace.

    ResponderEliminar

En desazón

Son las 7:00 de la mañana. El despertar del día me pilla con un libro sorprendente entre las manos, El hombre en desazón (gracias, Karl Mi...