lunes, 15 de noviembre de 2010

Dialogar es la cosa más fácil

Vía

3 comentarios:

  1. Me recuerda una costumbre de otras èpocas: hubo un tiempo -o un tipo- que uno daba una tarjeta a una señorita desconocida en el autobús, por ejemplo, que rezaba :"Si le apetece pasear conmigo, sonríame por favor". Ideal para tímidos lanzados.

    ResponderEliminar

De límites y afectos

 En El Subjetivo: Los límites en los tiempos del giro afectivo.