jueves, 25 de noviembre de 2010

La Bounty como metáfora I

El 13 de abril de 1769 el capitán Cook llegó a Tahití, dirigiendo una expedición planeada por la Royal Society y la Royal Navy para estudiar el fenómeno astronómico conocido como el tránsito de Venus frente al sol. Lo acompañaba el naturalista Joseph Banks, que describió la isla como “la mejor imagen del paraíso que pueda uno imaginarse.”  Pero Cooks y Banks dedican mucho más espacio en sus diarios a describir con detalle sus encuentros con Tarroa, el rey de Tahití  que a los datos técnicos del tránsito de Venus. Tantas eran las maravillas descubiertas que Cook comenzó a temer que no solamente había descubierto el Paraíso, sino que había abierto la puerta a su decadencia.

El Capitán Cook murió en el Paraíso. Primero le hundieron un puñal en la espalda. Después se ensañaron con él hasta descuartizarlo. Algunos creen que los nativos lo confundieron con el dios hawaiano Akua Lono y que al asesinarlo estaban celebrando el rito de Makahiki. Otros, más escépticos, defienden que los hawaianos simplemente mataron a un inglés. Para los primeros Cook forma parte de un mito hawaiano; para los segundos de un mito europeo elaborado por la Ilustración, que quiso creer que para las mentes primitivas de los incivilizados, los cultos europeos eran, simple y llanamente, dioses. Tras el asesinato del capitán Cook William Bligh, que creyó haber aprendido lección de la necesidad de no bajar nunca la guardia , dirigió el HMS Resolution de vuelta a Inglaterra.

1 comentario:

  1. Hay un interesante diario original de otro viaje de retorno de Bligh, pero esta vez después de una desgracia distinta, el motín en su propio barco, desde que lo abandonaron en un bote con los que quisieron seguirlo hasta que llegó a un puerto conocido. El estilo de Bligh es tan serio (y aburrido, con perdón) como la persona, pero el documento es intersante como testimonio de este épico viaje en bote por miles de quilómetros de mares semidesconocidos. Su tenacidad ante los riesgos de lo desconocido convierten esos capitanes de la "Royal Navy" de la Ilustración en personajes para los que saben contar historias, para otras "Islas del Tesoro". Que Cook sea confundido con un Dios hawaiano es la parte anecdótica de la historia, pero que un inglés muriera en manos de un pueblo hasta entonces desconocido, como Magallanes o tantos otros, es lo que realmente convierte a Cook en mito para nosotros.

    ¿No es Cook un mártir de la religión ilustrada? La ventaja del mártir ilustrado es que la religión ilustrada no sólo es compasiva con los "paganos" que lo martirizaron sinó que ha acabado por estar dispuesta a pedir perdón a los "paganos" por haberles puesto en la necesidad de martirizar a su enviado. ¿No ha sido esta, a la larga, la aportación fundamental de la Ilustración, la intelección y la conservación del "otro" com parte del Credo?

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...